Bobos, muy bobos y bobos al volante

Esto va sobre  la estupidez, sobre la arrogancia, sobre las desgracias que no ocurren porque sí. Del efecto perverso y destructivo de los mal llamados “accidentes de tráfico”. He conocido demasiadas personas a los que sujetos  sin corazón ni cerebro,  al volante de vehículos,  han privado de sus seres queridos. A estas alturas creo  que “accidentes de trafico” hay muy pocos. Para que algo ocurra como accidente, es decir,  que sea un suceso eventual del que involuntariamente resulta un daño  tienen que darse muchas   circunstancias. Pero la estadística y la piel me han hecho observar que la suma de automóvil más  soberbia da como resultado  la desgracia. Y eso es debido a la causalidad no a la casualidad.

Odio al moralina y espero que no les parezca mal a los que lo sufren que lo diga en alto,   pero a Enaitz no lo mató un accidente. Su madre Rosa lleva años empeñada, con suerte desigual, en tratar de que el que la hizo la pague.  O Flor, la madre de Helena, que ha hecho  del recuerdo de su hija un motivo para levantarse cada día. O el terrible caso que me contaba la gente de Stop Accidentes, una tragedia  que padecieron en su carne y en su sangre Josetxo y su familia. Y otros, algunos tan cercanos en el tiempo, tan absurdos, tan crueles que duelen y seguirán en nuestra memoria aunque pasen los años.

Y decía que esto va sobre la estupidez. Y estos días vemos un anuncio del Gobierno Vasco que incide en eso. En tono humorístico habla de esos hombres (porque, qué curioso, son hombres casi todos) que sacan de la carretera a los demás conductores. Que te dicen “yo controlo” aunque hayan bebidos dos patxaranes. Que van a 90 km por hora donde marca a 50 y se indignan porque el  coche que les precede respeta los límites y además se lo toman como algo personal.  De aquellos a los que el automóvil  saca lo peor de si mismos. De esos a los que un psicólogo debiera prohibir por su bien y por el del resto de la humanidad que se subieran a un automóvil.

Me parece muy bien este anuncio. Son bobos y punto. Pero conozco a esa gente y de algo estoy seguro. No sólo no les importa que se piense que son bobos. Se ufanan de su estupidez y hacen gala de ello. Machos alfa o, todo lo contrario, individuos apocados a los que la chatarra que les rodea les da la potencia testicular de la que carecen. El anuncio,   bueno y pertinente, podría  acabar con esta frase: “si en la carretera eres un bobo la gente pierde la vida por tu culpa” y además acabarás en la cárcel. Eso es algo tan claro que hasta los bobos lo entienden. Seguir leyendo “Bobos, muy bobos y bobos al volante”

Tony Soprano, piensa lo que quieras

Como todos los años, y ya va por la tercera edición, “Cartel, ingenio y fotografia” ha celebrado su concurso “Piensa lo que quieras”.  Este año el marco incomparable de la celebración, copa, pintxo, abrazos y saludos, fue el increíble palacete San Joseren en Neguri. Un lugar que, de ser sede de una familia de la rancia aristocracia vizcaína,  ha pasado a servir bodas, comuniones y fiestas canallas como la que nos regalan todos los años Chito, Vita y la compañía.

El ganador de este año, Julián Vallejo,  pensó lo que quiso (es norma de la casa) y se embolsó el jugoso premio de 2500 eurakos de vellón , con un Tony Soprano, con careta de luchador mexicano  de fiesta por Tijuana. No sabemos muy bien cuáles fueron las intenciones del autor, pero eso sí,  aseguró en su descargo que en la realización de su cartel ganador la única técnica empleada fue el dibujo a  mano y para su realización no utilizó productos tóxicos ni maltrató ningún tipo de animal, incluyendo la raza humana. Inquietante trabajo que no dejo indiferente a nadie y que nos hace reflexionar sobre dos asuntos: Seguir leyendo “Tony Soprano, piensa lo que quieras”

Super héroes del Barrio: una historia de Cártel

La empresa se llama Cartel y les conozco desde que estaban en una pequeña lonja detrás de Zabalburu. Vita, Chito, Fran y los chicos y chicas, son de esa gente que se hace querer y que además hace muy bien su trabajo. Han pasado de la categoría difusa de proveedores a convertirse en mis amigos. Además son mecenas y patrocinadores de la publicidad vasca con un Concursoh! que ya se ha hecho hueco en el calendario de los grandes eventos vascos y que este año cumple su tercera edición.

Pero además de hacer super-fiestas como esta que ilustra la foto y en la que salgo bien acompañado y situado en el corner izquierdo, son gente buena y brava. De los que no se quedan parados ante la injusticia . En Cartel existen los héroes de barrio… esos que sin alardes actúan cuando se les necesita.

Ellos mismos cuentan lo que les pasó el 11 de noviembre de 2007:

“Acabábamos de entrar en Cartel, fuera se oyeron unos gritos, y salimos. Un energúmeno estaba acuchillando en el suelo a su exnovia. Uno de nosotros, y sólo uno, agarró al tipo y le lanzó contra un coche, advirtiéndole de que todo había terminado. Una de nosotras introdujo a la víctima en Cartel, sacándola por el muelle de carga y escondiéndola en un taller cercano. Vino la policía, la ambulancia, los reporteros… para hacerles una entrevista, pero ellos no quisieron salir, lo que había que hacer ya estaba hecho, de nada iba a servir a la chica comentarios y fotos…”

¿Son o no son super héroes del barrio? Se llaman Cartel y lo mismo te plotean un póster que salvan una vida y al hacerlo salvan el mundo.

El mensaje: cuándo, cómo y cuánto.

Campaña de PublicidaTodo el mundo necesita un control de volumen.
Cuando GRITAS cada día
y haces de todo una catástrofe,
NADIE te oirá
cuando necesites decir
algo realmente IMPORTANTE

Campaña de publicidad de The Guardian

Visto en la broma blog para activistas y ONGs, periodismo social y lesbianismo. Un saludo, Olga, y ¡enhorabuena por tu trabajo!

“everyone needs a volume control. when you shout everyday and make everything a catastrophe no one will hears you when you need to say something really important”

Un mensaje que, sería bueno, que se aplicaran los Medios que cada día agitan antes sus espeluznados lectores, catástrofes, conspiraciones, desmembramientos del país y otros terribles etcéteras.

La publicidad que viene

Ayer estuve en la jornada “La publicidad que viene” que se celebró en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. El acto fue organizado por EL CORREO Grupo Multimedia para presentar ante las agencias de publicidad, comunicación y grandes anunciantes las reflexiones del grupo ante los desafíos de la publicidad en los medios de comunicación. El presentador del acto fue Íñigo Barreneche y José Luis Hazas, director general de CM Vocento, habló de la nueva realidad del mercado publicitario. Hizo mención a productos tecnológicos como TIVO, o a la aparición de los nuevos periódicos digitales, nuevas televisiones, TDT o el cable, y las estrategias a emplear ante la fragmentación de audiencia que se va a producir. No habló de otros asuntos que, como gran soporte, no le resultarán interesantes, pero que también están cambiado el mercado publicitario al hacer accesible a los individuos el mismo. Me refiero, por ejemplo a productos como AdSense. En cuanto a la prensa escrita se habló de la estrategia del Grupo Vocento de generar contenidos cercanos y locales que diferencian las diversas cabeceras de este grupo. El segundo orador fue Alfredo Sánchez, nuevo gerente de CM Norte que, aprovechando que la cosa iba de publicidad, nos “colocó” un anuncio de diez minutos sobre las bondades de su Grupo como soporte publicitario. Y luego tuvimos ocasión de ver una “short list” de los anuncios premiados con los Leones de Cannes. Como anécdota citar que tras muchos saraos compartidos creo que ha sido la primera vez que el amigo Txema Soria me cita en una crónica social. ¡¡Gracias Txema!!

El marco fue “incomparable” y los pintxos y la compañía y la charla muy agradable. Y estos son los anuncios que más me gustaron: Seguir leyendo “La publicidad que viene”

Gasesosa la Crus del Gorbea "Dios, que gaseosa"

La Gaseosa “Crus del Gorbea” o el efecto mariposa en Internet

Gasesosa la Crus del Gorbea "Dios, que gaseosa"
Gasesosa la Crus del Gorbea “Dios, que gaseosa”

Internet es una probeta perfecta para probar la teoría del caos

Es más que probable que, en alguna ocasión, a tu correo electrónico haya llegado una cuña de “Gaseosa Crus del Gorbea”. Este producto, inexistente en el mercado, es una feliz ocurrencia de un señor desconocido para la mayoría.

El inventor de esta campaña de cuñas radiofónicas es Txemi del Olmo. El autor, en la actualidad reconocido actor de doblaje, fue hace ya unos años animoso locutor de los “40 principales de Bilbao”. Esa vertiente creativa dejó huella en su carrera y por eso inventó la campaña de la gaseosa.

Supongamos que seas el único internauta que aún no conoce las cuñas. Le explicaremos lo que son. La “Gaseosa Crus del Gorbea” es un producto vasco, vasco, de esos que llevan chapela y todo. Como producto racial y con RH negativo, los responsables de la marca “encargaron” a Txemi una campaña pegada a la tierra. Tan pegada que suponemos que parece surgida de un bar en los que los contertulios, al estilo nuestro, dicen esa frase tan peculiar “gaseosa “Crus del Gorbea” ¡Diosss, que gaseosa”.

Lo mejor es oirlo

Y esta es la cuña de Marlboronos, el cigarrillo que  fuma el hombre más sexi de Euskadi en las laderas de Gernika

Porque al fin y al cabo de eso habla este comentario. De un éxito inesperado en Internet. Y lo que es más importante: de un éxito no buscado. Recordando el efecto mariposa, que dice que el movimiento de las alas de un lepidóptero en Vietnam provoca un tornado en Kansas, la teoría del caos y todo eso, podremos decir que Internet es una probeta perfecta para probar empíricamente este fenómeno