No es un indulto, es un insulto

Hechos probados:

Un señor muy, muy, muy borracho decide conducir su automóvil: Los expertos dicen que con su  nivel de 2,49 gramos de alcohol en sangre (el límite es de 0,5) lo extraño es que no caiga desplomado inconsciente.

Es una lástima pero no se desmaya. Su pequeño cerebro reptil, ajeno a la razón, la lógica y a la humanidad hace que tome la peor de las decisiones: decide conducir su Nissan Almera.

Este individuo circula a 140 kilómetros por hora en una carretera comarcal con límite de 70. Hace eses, derrapa, se salta señales;  es la una menos diez de la madrugada. Y de  improviso en una curva de izquierdas y con cambio de rasante invade el carril contrario y embiste de manera brutal a un vehículo de una familia que, respetando las normas, circula hacia su hogar tras una reunión familiar.

Consecuencias (habla Josetxo, una de las víctimas):

“Tras la colisión mi suegro falleció poco después, nuestra hija de cuatro años, sufrió un traumatismo craneoencefálico muy grave que hizo temer por su vida, pasando 8 días inconsciente en la UVI, otros 12 días consciente, recuperando poco a poco el habla, motricidad y 7 días en planta; mi suegra ingresó grave en la UVI, con politraumatismos, fémur roto, brazos rotos, ha teniendo dos estancias en la UVI, y dos intervenciones quirúrgicas; mi mujer  sufrió  fractura de cabeza de fémur y fémur; yo, por mi  parte, tengo polialtralgia ósea y muscular…”

Hechos probados:

En el asfalto queda un cadáver y una familia rota. Los que han sobrevivido quieren lo imposible: que los muertos vivan, que los heridos curen sus secuelas físicas y síquicas. Pero eso no puede ocurrir.  Ya que no se puede lo imposible, la familia pide, como poco, lo justo. La Justicia y la reparación. Una petición sincera de disculpas del homicida, cierta empatía con los que sufren por parte del criminal que tanto daño les ha hecho. Cuando creen que nada puede ser más malo, sucede lo peor. 

Humillación de las víctimas: 

El criminal y sus abogados deciden que en este país, matar borracho en la carretera puede (y suele) salir gratis o casi. Así que se aplican a conseguir que así sea. Dilaciones, trampas legales, mentiras y ocultación de pruebas. Desprecio a las víctimas. Un Horror. Un calvario.

Lo inmoral, lo amoral y lo criminal todo unido en un cóctel siniestro. Cuando llega el juicio, muy tarde, la familia tiene que oír como el sujeto dice a la jueza que “no entiendo porque tengo  que estar aquí ya que lo paga todo el seguro”.

Eso es lo que ese tipo entiende por reparación y perdón, por culpa y por castigo. Pagar las costas y los daños y ya está todo arreglado. Puede seguir con su vida.

Y no es eso. No ha roto una cafetera ni ha estropeado un grifo. Ha matado personas y destrozado vidas. Y no lo ha hecho por accidente sino por negligencia criminal. Y no entera, ni quiere enterarse, ni se enterará, salvo que la pena sea ejemplar y tenga tiempo para pensar en un sitio tranquilo. Para que no se vaya de rositas y a otra cosa. Debe saber lo que ha hecho y sus consecuencias. Es un criminal, un delincuente que no ha mostrado una pizca de empatía con las personas cuyas vidas ha tirado por el desagüe.

 Hechos:

Joaquín B. es condenado a tres años, en sentencia firme. La familia suspira con alivio. Tres años no son nada comparados con sus vidas, pero al menos entienden que, ya que no les ha pedido perdón, ni ha entendido nada de lo que ha hecho, ni les ha puesto fácil conseguir la reparación,lo justo es que lo pague. Confían en las virtudes pedagógicas de esa, muy limitada, estancia en prisión. Lo repiten, no quieren venganza, sólo reparación.

La última broma macabra:

Joaquín B. ahora ha pedido el indulto. No quiere pisar ni un solo día la cárcel. Y la familia herida llora de impotencia. Quieren impedir que ese indulto se materialice. Es la última broma macabra, la última herida, la última muerte para el fallecido. Piden tu apoyo, porque ahora  parece que los indultos a los homicidas viales se han puesto de moda. Porque parafraseando a Budd, “esa familia se merece justicia y el criminal se merece pasar una temporada en la cárcel”.

Que así sea.

SI CREES QUE ESTE INDULTO ES INJUSTO TE ESTAREMOS MUY AGRADECIDOS SI FIRMAS LA PETICIÓN EN CHANGE.ORG

Al Excmo Ministro de Justicia del Gobierno De España: No al Indulto en la causa 375/2012 de la APG

http://www.change.org/es/peticiones/al-excmo-ministro-de-justicia-del-gobierno-de-espa%C3%B1a-no-al-indulto-en-la-causa-375-2012-de-la-apg?

ps

 

Y si quieres más información sobre este asunto mándame un correo a dicky@delhoyo.com

Leonor

Se presenta Leonor. Ojos limpios. Una cadena de oro en el cuello con una alianza colgada. Era un encuentro esperado.  Un  abrazo. Y no se encuentran  las palabras. Torpemente cuento el asombro, la conmoción de ver  a su marido desvanecerse en una nube, en un fogonazo, en un ruido insoportable.  “No sufrió”  le aseguro convencido.  “Cuando la bomba explotó ellos ya estaban tranquilos, relajados, pensaban que todo había acabado y empezaron a sacar las bolsas llenas de explosivos del maletero  con tranquilidad, sin miedo”.

Ella cuenta que Manuel   salió de casa contento. Era el 89, un año de plomo con víctimas y bombas cada semana. Habían hablado de como encarar una muerte probable porque, cada día,  los pocos desactivadores debían enfrentarse a desafíos mortales. Pero estaba contento. Pensaba -dice Leonor- que su trabajo era importante y que lo estaban haciendo muy bien. Esa bomba, la que mato a Manuel, Jose María y Luis, fue un prodigio de maldad sofisticada. Estaba pensada para matar al  máximo número de personas y sólo el arrojo y la valentía y el sacrificio de tres artificieros logró que no muriese más gente.

El profesional que consigue que una bomba no explote lucha contra la entropía. Una bomba es el caos absoluto. La destrucción total y la muerte. Cada día explotan bombas dejando personas mutiladas, muerte y destrucción. Cuando un explosivo te muestra lo que puede romper en un segundo,  la vida no vuelve a ser lo que era.  Es como una graduación siniestra.

Es una vida sin el otro. La vida que lleva Leonor, con su anillo en el cuello.  Añorando lo que perdió pero dando un ejemplo de dignidad, sin odio, sin revancha.  Con esperanza de que lo mucho que nos ha dado  sirva para construir una sociedad en paz. Así sea.

United we stand

No quiero hablar de los programas de cotilleos, ni de los presuntos “expertos” que salpican las tertulias televisivas y radiofónicas. Me hago de cruces cuando en programas de sobremesa se deja de hablar de Andreita y se pasa a comentar temas tan especializados como el dividendo neto o el hawala. Hoy por hoy, los periódicos (afortunadamente) todavía se  libran de esa plaga y cuando alguien firma un artículo sobre (por ejemplo) economía, se supone que, al  menos se sabe la tabla de multiplicar.

De lo que quiero hablar es de los eufemismos en los medios. Y en especial de uno que me molesta especialmente . Me imagino que os  habréis fijado que, de un tiempo a esta parte, cuando alguien muere de cáncer, la necrológica siempre pone “Fulanito falleció de una larga enfermedad..”. No lo entiendo. Unos medios de comunicación que en muchos de sus espacios rozan la obscenidad, incluso en horarios infantiles,  nos castigan con la la ñoñez insportable de denominar “larga enfermedad” a algo que tiene nombre y que todos conocemos. Pienso que hacerlo de esa manera estigmatiza al cáncer y a sus enfermos. Que mantiene el mito de que cáncer equivale a muerte.  Algo que médicamente y con nuestra Sanidad  del Primer Mundo ya no ocurre en un alto porcentaje de casos.  Y sobre todo me duele por las personas que luchan y han luchado contra esta enfermedad dando ejemplo de superación y de coraje. Hoy me acuerdo de mi padre Carlos  que jamás tiró la toalla y de mi tío Julián que, hasta el último día mantuvo alto el espíritu y su indomable rebeldía contra lo establecido. Cierto, tener cáncer es una gran putada, pero os lo aseguro, al ser una enfermedad de larga evolución he visto que a  quienes la han padecido (y superado o no)  les ha moldeado  el espíritu haciéndolos fuertes y nos ha unido a los que les rodeábamos. Larga enfermedad, sí, pero me niego a que sea un mal invisible o un estigma.

Pues eso, que como  cantó John Dickinson en “The liberty Song“. “United we Stand”. Y a seguir con la vida, que no es poco.

Cuentos para gente impaciente

gente-impacienteHay libros que te encuentras y libros que te buscan. Hay que libros que recomiendas y otros que casi  no merece la pena ni hablar de ellos. En ocasiones,  ni tan siquiera finalizar su lectura. Hoy hablo de un libro que recomiendo, que me ha buscado y que recomiendo su lectura. Hablo de “Cuentos para gente impaciente”, una colección de relatos cortos editada en Bubok.es y que debe su existencia a Javier de Ríos Briz, conocido por su blog http://www.guiadeconcursos.com/, un sitio en Internet para mantenerse informado de lo que sucede en el mundillo de los certámenes literarios.

Javier nos cuenta en la introducción a sus relatos que “no son excesivamente buenos, ni están pulidos, pero creo sinceramente que son relatos que merecen la pena…”. Empezaré discrepando en el primer punto. Son relatos de juventud, que duda cabe, pero si algo se les puede reprochar a estos relatos es que leyédolos puedes atisbar demasiados retazos de la vida de su autor. En ocasiones, hay  tanto detalle que el lector pudoroso no deja de sentirse un poco incómodo al atisbar las  partes más íntimas de una personalidad.

En cuentos como “Capitán” o “La momia” la anécdota pequeña se tranforma en una mirada inclemente a nuestras debilidades como seres humanos. En muchos de los relatos, los que fuimos niños pequeños asilvestrados en un pueblo, recuperamos ese espacio rural como lugar en la memoria.

Son relatos en los que los niños se muestran como los proyectos de hombres que serán y como el proyecto acabado de seres humanos para el resto de sus vidas. Esos momentos de la infancia, la magdalena proustiana, son importantes en la narrtiva de Javier. Una narrativa trabajada, elegante y llena de compasión. En “la vida sigue, papá” nadie que haya perdido a un ser querido puede permanecer indiferente. Ese relato me trae ecos de otro gran libro sobre la pérdida de la identidad. Somos lo que recordamos, somos la memoria, la angustia y los retazos de nuestra vida que se alejan.

Antes de que llegue “el colchonero lanero” neoliberal y nos cambie nuestras creencias y nuestros valores por unos nuevos, más acordes a estos tiempos fenicios y olvidadizos, no estaría mal acercarse a Bubok y leer estos cuentos pacientes para gente impaciente. Yo al menos, he disfrutado, me he emocionado y en cierta manera me he estremecido. Algo más de lo que este fin de semana ha conseguido hacer el ultimo escritor de moda Stieg Larsson con sus fuegos de artificio literarios.

El peor viaje del Mundo

sotresHace casi cien años tres individuos hicieron a pie, arrastrando trineos cargados de pertrechos, un viaje que, con el tiempo se catalogó como “el peor viaje del mundo”. Fueron 96 kilómetros que se hicieron en medio de las condiciones climatológicas mas adversas que nadie pudiera imaginar, en la más completa oscuridad. Fue el viaje que realizaron tres miembros de la expedición Terranova que organizó Scott en su intento de llegar a Polo Sur. Una empresa que finalmente le costó la vida a él y cuatro de sus hombres y que es trágicamente recordado porque Amundsen se les adelantó por unos pocos días en la llegada.

Los tres eran Cherry-Garrard, Bowers y Wilson. De los tres el que me provoca una especial admiración es Cherry-Garrard. Cuando Scott anunció que se disponía a conquistar el Polo Sur se presentron más de 1500 voluntarios a una empresa que se presumía cuando menos, arriesgada cuando no posiblemente mortal. El empeño de esos hombres no era conquistar la gloria o territorios para su país, Gran Bretaña. Los ojetivos eran científicos. Simplemente querían saber más sobre unos territorios vírgenes para la Humanidad y compartir lo que investigaran con el resto de los países. Cherry-Garrard se valió de todas sus influencias para ser elegido para esa expedición pero fue sistemáticamente rechazado. Era muy joven, no tenía experiencia científica ni de exploración y era, terriblemte miope. El uso de las gafas estaba completamente decartado en un lugar en el que iba a soportar temparturas de hasta cincuenta grados bajo cero. Finalmente cuando Scott le descartó, Cherry-Garrard ofreció de manera altruista una alta cantidad de dinero para patrocinar la aventura. Ese gesto le supuso ser elegido en última instancia.

Cuando se prepraró el que iba a ser un viaje secundario dentro de los ambiciosos objetivos de Scott, Cherry-Garrard ya había demostrado sobre el terreno polar sus magnifica actitud frente a las dificultades. Su incapacidad para el desaliento, su carácter aglutinador y positivo sobre el resto de los miembros del grupo. Así que Scott decidió que acompañaria a sus dos mejores hombres en el viaje que le les llevó desde el cabo Evans al cabo Crozier. Sobre esa experiencia y sobre el destino de la desgraciada empresa de Scott , Cherry-Garrad escribió el que se   considera unánimente el mejor libre de viajes jamás escrito. Un libro que lleva el título de este post.

La primera expedición estaba destinada a conseguir unos huevos de pingüino emperador, un pájaro que en esa época era un total misterio para la ciencia. El pingüino sólo tiene huevos en el terrible invierno austral, una época en la que temperatura más “calida” es de 36 grados bajo cero. El viaje fue efectivamente terrible, en ese invierno de ventiscas, de oscuridad y de enormes grietas en las que cayeron en más de una ocasión. Unas caídas a las que sobrevivieron, porque iban atados por arneses a sus trineos que les servían de ancla frente a los abismos. Esos hombres anduvieron en sus jornadas peores un kilometro y medio al día y cuando llegaron, agotados al cabo Crozier se enfrentaron a lo peor. Tras conseguir tres huevos de pingüino, de los que dos se le rompieron a Cherry-Garrard porque se tropezó, se prepararón a pasar la noche en una improvisada cabaña creada con sus lonas y con nieve.

Esa terrible noche se abatió sobre ellos un temporal de fuerza descomunal que destrozó su refugio y se llevó por los aires su tienda. Hay que entender lo que eso suponía. Sin tienda, simplemente no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir al viaje de vuelta. Esa noche con el el viento aullando sobre sus cabezas, sepultados por la nieve, metidos en sus sacos de dormir, la pasaron cantando himnos y canciones de taberna hasta que quedaron dormidos por el cansancio y la angustia.

Quiso la fortuna que al día siguiente encontraran la tienda incomprensiblemente cerca y emprendieron el viaje de vuelta. El frío, las privaciones, el cansancio les hizo en ocasiones desear la muerte como una alternativa dulce. El sudor que producían sus cuerpos se congelaba y hacía que sus ropas y sus sacos de dormir estuvieran congelados y duros como piedras. Cherry-Garrard contaba que una noche tiritó tan fuerte que pensó que su columna vertebral estaba a punto de romperse. Hicieron turnos en el viaje para que alguién no se durmiera andando porque el cansancio era tan extremo que se dormían durante la marcha mientras tiraban de sus trineos. Frente a todo, frente a las condiciones infames, frente a unas equipaciones que hoy no llevaríamos ni a una excursión de media montaña,  fente a una dieta inadecuada y escasa, esos hombres lo lograron. Fue un triunfo de la voluntad y al final no importó que el objetivo fuera un huevo de pingüino. Simplemente ellos dieron un paso más en su viaje hacia la meta.

Estos días he andado por la nieve, por las montañas,he seguido rutas, he pasado frío. ¿Por qué he elegido hacer eso y no me he quedado a gusto en el calor de mi casa? No lo se. Mientras caminaba pensaba en Apsley Cherry-Garrard, en Robert Falcon Scott y en un huevo de pingüino emperador.

Una sentencia para recordar a Helena Castillo Zapata

Helena Castillo ZapataMe escribe Flor. La Madre de Helena Castillo Zapata. Me cuenta que ya hay sentencia. Leo la sentencia que será recurrida por las dos partes y le contesto unas líneas. Las comparto con vosotros:

Querida Flor

Espero y deseo que la sentencia sea efectiva. Que tenga un carácter ejemplarizante.

Que haga reflexionar al homicida y evite que provoque más muertes y que otros como el, escarmentando en cabeza ajena, no comentan las mismas irresponsabilidades criminales.

Espero y deseo que para vosotros sea el comienzo de una reparación moral que, a mi, se me antoja imposible.

Espero y deseo que en un mundo mejor no exista el lugar para muertes tan injustas como la de Helena.

Pero sobre todo, lo que más deseo es que Helena pudiera estar, con vosotros, disfrutando de este bello día de primavera.

Eso ninguna sentencia jamás podrá reparar, ni ningún juez podrá juzgar.

Con todo mi afecto

dicky del hoyo

Sentencia para un conductor ebrio

Sentencia 71/08

“El juzgado de lo penal nº 9 ha dictado sentencia el pasado 21 de Febrero de 2008, contra el implicado en la muerte de HELENA CASTILLO ZAPATA, acusado de un delito de HOMICIDIO IMPRUDENTE, en concurso ideal con otro delito de LESIONES IMPRUDENTES al acompañante de la misma, ALVARO MARTÍN HERNÁNDEZ, a la pena de 2 años y 9 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, privación de derecho de conducir vehículos a motor y ciclomotores por 4 años y al pago de las costas procesales, incluídas las causadas por la acusación particular.

Se consideran hechos probados que el acusado C.T.R., conducía el 17 de abril de 2005, por la carretera M-607, sentido Madrid, bajo la influencia de bebidas alcohólicas, debido a lo cual, tenía sus facultades físicas y psíquicas de percepción y concentración disminuidas para la conducción de vehículos a motor, circulando a gran velocidad y realizando cambios continuos de carril…

En el punto Kilométrico 31,750 de la citada carretera, pretendió hacer un nuevo adelantamiento, no calculando debidamente las distancias real de separación con el vehículo que le precedía, vehículo que conducía Helena Castillo. Golpeó fuertemente la parte trasera del mismo haciendo que se saliera de la vía…

Requerido el acusado para la práctica de la prueba de alcoholemia con un etilómetro debidamente homologados marca DRAGER 7110 ARJK-0043, arrojó en la primera prueba, el resultado positivo de 1,07 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y la segunda, 1,08.

Como consecuencia de la colisión, Helena Castillo Zapata, conductora del Renaul Clío, de 20 años de edad, sufrió un intenso politraumatismo que le causó la muerte.

Asimismo, Álvaro Martín Hernández, de 21 años de edad, el cual viajaba como ocupante sufrió traumatismo craneoencefálico, fractura esternón, fractura abierta peroné izquierdo, fractura dedos del pie izquierdo y policontusiones …

El ilustrísimo juez D. Ignacio Bigeriego González Camino ha tenido en cuenta para la determinación de la pena, el elevado índice de alcoholemia que presentaba el acusado, unido a la velocidad excesiva a que circulaba (superior a 120 Km/h) Así como las continuas maniobras de adelantamiento, lo que provocó el accidente y el fatal desenlace”.

—————————————-

Esta condena ha sido recurrida por el condenado, argumentando la no homologación de los etilómetros utilizados por la Guardia Civil de tráfico, las declaraciones parciales de los Agentes de tráfico y testigo (persona que le acompañaba) y por considerar excesiva la pena impuesta. Dicha persona no ha tenido durante estos 3 años, prisión preventiva, ni le ha sido retirado, aún, el carnet de conducir.

Los padres de Helena Castillo Zapata, han recurrido la misma por considerar que los hechos son suficientemente graves como para reafirmarse en su petición inicial. El Ministerio Fiscal junto con la acusación particular (padres de Helena) han coincidido durante todo el proceso, en la acusación y en la petición máxima de 4 años de privación de libertad y 6 años de privación de derecho a conducir.

La comunidad de Internet se vuelca con los padres de Enaitz

Varios medios de comunicación se han hecho eco de la reacción de los amigos de Internet, de todos vosotros, ante el juicio injusto que van a sufrir el próximo 30 de enero los padres de Enaitz. Os doy las gracias por vuestro apoyo.

Ayer me cuenta Galder que el tema se trató en la tertulia de Bloguers de RADIO EUSKADI. Fernan ha puesto el mp3 en fernan.com.es

En EL PAÍS este es el suelto que dentro de un artículo en el que parecen los padres de Enaitz se dedica al tema de la fuerza de Internet:


Internet se moviliza en favor de la familia

Internet se ha volcado en defensa de la familia del joven Enaitz Iriondo. Cientos de internautas han dejado sus mensajes en diversos foros, apoyando a sus padres y mostrando su incomprensión por la demanda del conductor. “Todo empezó con un vídeo que colgó nuestra hija en Internet”, relatan a EL PAÍS los padres de Enaitz. Un reportaje elaborado por Canal Sur puso rostro a todos los protagonistas del drama. Superó las 11.000 visitas en Youtube.En el documental se puede ver al conductor explicar por qué presentaba una tasa de alcohol en sangre (0,15) cuando la Guardia Civil le realizó el correspondiente control tras el accidente: “Estaba nervioso y le dije a alguien que me trajera un whisky con coca cola”.En la página meneame.net, una web construida por los propios usuarios, que votan las noticias, la información sobre la causa y el próximo juicio contra los padres del joven colgada en un blog alcanzó ayer la inusual cifra de 1.700 votos y superó los 123 comentarios. Casi todos iban en el mismo sentido: “No me lo puedo creer. Hay jueces que no tienen el más mínimo juicio”, se quejaba uno de ellos.”Recibimos 40 mensajes de gente de toda España desde que salió la noticia en el meneame”, cuenta la madre de Eraintz Iriondo. “Nos escribe gente que nos manda mensajes de ánimo, abogados que piden que luchemos por cambiar las leyes; incluso jueces nos escriben a veces. Todos están indignados”, detalla Rosa Trinidad, quien recibe la mayoría de los mensajes a través de la web stopaccidentes.com de la asociación homónima. Varios blogsblogosfera.En un foro sobre actuaciones policiales, la conversación se convirtió en un debate tipo CSI sobre las diligencias: “Tardaron más de hora y media en hacer la prueba de alcoholemia”.Los informes de tres peritos encargados por la familia concluyen que el conductor circulaba a más de 160 km/h en lugar de los 113 que indica el atestado del instituto armado. En el tramo en que se produjo el accidente la velocidad está limitada a 90 km/h. Estos peritos concluyen también que si la prueba de alcoholemia se le hubiera realizado a Tomás Delgado en el acto hubiese superado el límite.También se han hecho eco de la noticia y la difundieron en en el sitio web de Telecinco Esta es la información completa.

Los internautas se vuelcan con unos padres demandados por el conductor que atropelló a su hijo

Enaitz Iriondo tenía 17 años cuando murió atropellado por un coche en la localidad riojana de Haro en 2004. Iba en bicicleta cuando un Audi que circulaba a 173,90 kilómetros por hora en una carretera con límite de velocidad en 90 se lo llevó por delante. Enaitz murió, y el conductor pide ahora a sus padres 20.000 euros por los daños sufridos en su vehículo. El juicio será el 30 de enero. Los internautas se han volcado con la familia del joven a partir de la noticia publicada en http://www.turanzas.wordpress.com y recogida en Menéname.net.
Enaitz y su familia estaban de vacaciones en un camping en Haro en el verano de 2004. Según su madre, Enaitz solía ir en bicicleta. El 26 de agosto el joven regresaba al camping en bici cuando Tomás Delgado, al volante de su coche y circulando a gran velocidad, lo arrolló y lo mató.En un documental realizado por Canal Sur, el conductor explica por qué tenía una tasa de alcohol de 0,15 cuando la Guardia Civil le realizó el control de alcoholemia. Según él, tras el accidente, estaba tan nervioso que le pidió a alguien que le llevara un whisky con coca cola.El juzgado de instrucción que llevó el caso desestimó la denuncia penal, al valorar que no hubo “infracción criminal” en el comportamiento del conductor. “Nos dieron tres días de plazo para recurrir”, explicó la madre. Los padres estaban destrozados y el abogado les aconsejó que fueran por la vía civil y se olvidaran de la penal. Recibieron una indemnización de 33.000 euros de la aseguradora del coche, Winterthur Seguros, que reconoció “la existencia de un exceso de velocidad en la conducción del Sr. Delgado”, según la documentación del Tribunal.Años después del accidente, el conductor, que asegura ser un empresario industrial, ha interpuesto una demanda civil por el que solicita el pago de los desperfectos producidos en su coche por el atropello (valorados en 14.000 euros) y además pide otros 6.000 por el tiempo que ha tenido que utilizar otro coche sustituto para trabajar.Según han relatado los padres de Enaitz a http://www.turanzas.wordpress.com, al conductor le ha resultado difícil encontrar abogado para interponer la demanda y consideran “indignante que no se le haya impuesto ninguna multa, ni sanción, ni ningún tipo de castigo por lo ocurrido”. Ellos luchan por reabrir la causa penal.

El conductor asegura que “también soy una víctima en todo esto, lo del chaval no se puede arreglar, pero lo mío, sí”. Y añade que “no es que los 20.000 euros me hagan falta, pero no tengo por qué renunciar a ellos”, explica Tomás Delgado en El País, antes de culpar a “las aseguradoras” de lo ocurrido. KOD

posts relacionados:

Juicio a los padres de Enaitz

Ante la muerte de Enaitz Iriondo: carretera, inhumanidad y asco

Más sobre el caso Enaitz (actualización lunes 28 de enero de 2008)

ENGLISH: The story of Enaitz Iriondo

Seguir leyendo “La comunidad de Internet se vuelca con los padres de Enaitz”

Más Crónicas sobre la maldad y lo repugnante, Juicio a los padres de Enaitz Iriondo

Enaitz IriondoEsta semana leíamos en prensa el caso de dos conductores que, realizando una carrera ilegal mataron a un matrimonio ajeno a su absurda competición, también nos espeluznaba el suceso ocurrido en Bizkaia en el que el conductor de una hormigonera, que circulaba por la autopista drogado y dando bandazos, acabó con la vida de un trabajador, o la tragedia de una mujer de 57 años que murió, mientras esperaba el autobús, tras ser embestida por un Golf GTI conducido por un niñato bravucón.

Pero hoy me acuerdo de Enaitz Iriondo, porque los padres de este chaval de 17 años que en 2004 falleció en Haro atropellado cuando iba en bicicleta por un turismo, que según unos informes periciales, circulaba a 173,90 kilómetros por hora en una carretera donde la velocidad máxima permitida es de 90 Km/h y que, si el atestado se hubiera realizado de forma correcta hubiera dado una tasa de alcohol superior a la establecida, van a ser juzgados el próximo miércoles día 30 en Haro.

Habéis leído bien, van a ser juzgados sus padres. Y en la vista se verá la reclamación del conductor implicado en ese siniestro que pide a la familia de Enaitz nada menos que 20.000 euros por los daños sufridos en su vehículo siniestrado y por la sustitución del citado vehículo durante el tiempo que ha trascurrido desde la fecha del accidente. Me resulta imposible encontrar algo más inhumano y los calificativos que se me vienen a la cabeza para describir al individuo que reclama los daños que provocó en su AUDI 8 el cuerpo roto de Enaitz serían probablemente merecedores de una denuncia por injurias.

Ayer hablaba con Rosa, la madre de Enaitz, y me contaba lo mucho que están sufriendo y lo mucho que le han reconfortado las muestras de cariño que está recibiendo de personas anónimas que escriben en Internet sobre Enaitz. Ante este juicio que va contra el sentido común y la Humanidad os pido que difundáis en la medida de vuestras posibilidades esta información, También, que si os es posible, acompañéis en Haro a estas personas vencidas por la injusticia y la Inhumanidad pero nunca derrotadas. Enaitz no se merece esto.

EL DIA 30 DE ENERO A LAS 9:30 HORAS EN EL JUZGADO DE HARO TIENE LUGAR EL JUICIO POR LA DENUNCIA INTERPUESTA POR EL RESPONSABLE DE LA MUERTE DE ENAITZ.

OS PEDIMOS AYUDA A QUIENES PUEDAN ACOMPAÑAR A LA FAMILIA
TAMBIÉN AYUDARÁ QUE ESTA INFORMACIÓN SE DIFUNDA POR INTERNET

GRACIAS POR VUESTRO APOYO

actualización jueves 31 de enero de 2008:

El conductor que atropelló, causándole la muerte, a Enaitz Iriondo no se presentó a la vista celebrada ayer en el Juzgado de Haro por la demanda que interpuso contra los padres del joven de Durango. La jueza le obligo al pago de las costas del juicio lo que se interpreta como una inequívoca victoria moral para Rosa y Antonio.

Ahora el caso puede que se reabra por la vía penal pero con el condcutor en el banquillo. Seguiré informando.


GRACIAS A TOD@S

Si queréis saber más sobre este tema:

Ante la muerte de Enaitz Iriondo: carretera, inhumanidad y asco

Todo Internet se vuelca con los padres de Enaitz

Más sobre el caso Enaitz (actualización lunes 28 de enero de 2008)

La familia de Enaitz se prepara para afrontar el juicio (lunes 28 de nero de 2008)

ENGLISH: The story of Enaitz Iriondo

FRANÇAIS: Il réclame 20.000 euros aux parents du garçon qu’il a tué

Homicidas con volante y ruedas

Hoy es el Día Contra La Violencia Vial. El tráfico ya se ha convertido en la principal causa de muerte violenta en Europa. En lo que llevamos de año, y a pesar del descenso provocado por medidas como el carnet por puntos, en España han muerto en la carretera más de 3000 personas. La perdida de vidas humanas que se produce en la circulación es equiparable a una pandemia y en este día yo recuerdo a Enaitz Iriondo y a Helena Castillo Zapata. También mando un abrazo a esas mujeres, sus madres, que han tomado la decisión de luchar para que no vuelva a ocurrir lo que les pasó a sus hijos. Mi cariño para Rosa María Trinidad y Flor Zapata y para todos aquellos que han perdido a seres queridos por la Violencia Vial.

Porque, dejemos las cosas claras. No debiera tener la misma valoración penal para el infractor causar un accidente (y recalco la palabra accidente) que matar por una conducción temeraria, agresiva o simple y llanamente homicida. Me comentaba un amigo jurista que, en España, matar con la ayuda de un automóvil sale prácticamente gratis a efectos penales. Las leyes deben cambiar y deben ser más duras para aquellos que ponen en peligro y matan a otros con sus vehículos.


“Ese día yo circulaba bastante rápido
Y el otro rodaba sólo un poco rápido
Respetemos siempre las limitaciones de velocidad”
Seguir leyendo “Homicidas con volante y ruedas”

Transito, Connie Willis y el Titanic se hunde

Ya que estamos de escritura en este día de recuerdo os recomiendo un libro. “Tránsito” de la escritora Connie Willis.

TitanicMuerte, experiencias cercanas a la muerte, el problema de construir un relato objetivo partiendo de experiencias subjetivas, el funcionamiento del cerebro y la memoria, la investigación y las dos últimas horas del Titánic antes de su hundimiento, son temas que unidos construyen el conjunto de esta novela.

Vivimos en una sociedad que no tiene presente a la muerte hasta que inevitablemente ha de enfrentarse con ella. Y, aún así, cuando la muerte sucede en nuestro círculo cercano se trata de no hablar de lo que ha pasado, de buscar el tópico reconfortante, de arrinconar la experiencia en una habitación del tanatorio; todo para hacer que “el tránsito” sea lo más rápido para volver a la ‘normalidad’ de la que disfrutábamos antes que ocurriera el fallecimiento. Vivimos de espaldas a la muerte y, aunque suene políticamente poco correcto, no somos conscientes de que, como individuos y como especie, la muerte es el acto más importante de nuestra vida.

Sorprende el tema del libro, y aunque en ocasiones sea desasosegante, en más de página consigue arrancar una sonrisa. El estudio del ECM (las famosas experiencias cercanas a la muerte que muchas personas han descrito en situaciones, por ejemplo, de parada cardíaca ) sirve para construir una metáfora muy bella de lo que es nuestra vida. De cómo los recuerdos y las impresiones construyen un corpus vital y nos hacen individuos. Y cómo la ausencia de ellos (en enfermedades degenerativas como el alzheimer) son el proceso que conduce a nuestra desaparición.

Esta es una novela salpicada de cientos de datos sobre todo tipo de catástrofes reales y, principalmente, sobre las últimas horas del Titánic. Un instante histórico del que, la autora, casi realiza un tesis doctoral. “Tránsito” es una reflexión sobre lo complicado que nos resulta comunicar lo que nos sucede o lo que nuestros falibles sentidos nos hacen creer que nos está sucediendo. Todo en un tono de thriller, rápido, brillante, irónico y lleno de compasión. Os  recomiendo este libro.

El día de Todos los Santos

quién cabalgará esos caballos salvajes
quién cabalgará esos caballos salvajes

Reivindico el placer de hacer el tonto, de no tomarme demasiado en serio ni a mi ni a lo que me rodea. Soy consciente de que, que por mucha trascendencia que le des a lo que haces o a lo que dices, al final, sólo serás el eco de lo que hablaste, el recuerdo borroso en las cabezas de quienes te recuerdan. En el mejor de los casos, tu huella del paso por el mundo será un archivo digital, con copia seguridad de tus documentos, que se borrará con el pulso electromagnético de la bomba nuclear que arrojará el ayatolá sobre las cabezas de quienes te sobrevivan.

Reivindico la broma, la risa y el querer.
Me manifiesto por el placer de amar y por el gustazo de simplemente no hacer nada. Me burlo de la gente solemne, de aquellos con un Destino Manifiesto, y de quienes se ven abocados a la inmortalidad. Allá ellos; seguro que se les hace muy largo eso de estar tanto tiempo instalados en el Infinito.

Soy militante de mis amigos, me dejaría matar por los que amo y soy fan acérrimo de aquellos que me dejaron. Se que nunca podré volver a ver a esos seres humanos que, como yo, tuvieron más defectos que virtudes, pero que llenaron mi vida, la hicieron más fácil y simplemente me ayudaron a crecer. Aquellos con los que discutí, me pelee, que ignoré en ocasiones, pero a los que echo de menos con una intensidad que al escribir esto se me saltan las costuras de eso que se llama alma.

Hoy es su día. En México estaría comiendo dulces y bebiendo tequila a su salud. Como no estoy al otro lado del charco me burlo de mi sombra y les recuerdo diciendo aquello que en su dia contó Roy Batti en Blade Runner “… Todos estos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia…

post relacionado: “Yo he visto cosas”

(ningún animal fue dañado en la realización de esta fotografía)

Miguel de Unamuno poeta. El día que Bilbao dedica a su recuerdo

Unamuno poeta del almaTodos los 28 de septiembre. en Bilbao. se conmemora el día de Miguel Unamuno. Este pensador, filósofo, novelista y poeta fue una de las referencias intelectuales de su época y, todavía hoy, sigue siendo uno de los pensadores más citados y con mayor influencia. Dotado de una personalidad contradictoria hizo de la constante duda el motor de su vida y de su obra. Cuando estalló la Guerra Civil española era rector de la Universidad de Salamanca, rodeado de los campos castellanos que tanto bien hicieron a su espíritu. En los primeros tiempos de la revuelta fascista Miguel saludó esa insurrección porque creyó que iba a suponer una regeneración de la República a la que, consideraba corrupta y agotada. Más adelante, y tras ser utilizado propagandísticamente por los insurrectos a nivel internacional, se convirtió en un paria a los ojos de los intelectuales españoles y extranjeros que habían confiado en su pensamiento. Horrorizado, Miguel descubrió como aquellos a los que había apoyado se convirtieron en unos monstruos carniceros que ejecutaban incluso a sus buenos amigos por los que intercedió sin descanso.

Su última aparición pública, derrotado físicamente y síquicamente fue en la Universidad en el día de la Raza. Allí, uno de los profesores intervinientes, lanzó un discurso sobre las antiespañas. Miguel antes del acto expresó su intención de no hablar “porque me conozco”y resignado se hallaba al borde del agotamiento. No obstante, las palabras  le indignaron, durante la intervención había tomado notas en el dorso de una carte en la que la mujer de un pastor protestante  le pedía que intercediera antes las autoridades para evitar el fusilamiento de ese amigo,   y  ya no pudo evitar estallar y a voz en grito decir a la audiencia: “Se ha hablado aquí de guerra internacional en defensa de la civilización cristiana; yo mismo lo hice otras veces, Pero, no, la nuestra es solo una guerra incivil (…) Vencer no es convencer, y hay que convencer, sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compasión (…) Se ha hablado también de catalanes y vascos, llamándolos anti-España; pues bien, con la misma razón pueden ellos decir otro tanto. Y aquí esta el señor obispo, catalán, para enseñaros la doctrina cristiana que no queréis conocer, y yo, que soy vasco, llevo toda mi vida enseñándoos la lengua española, que no sabéis…

En ese punto, el general de la Legión Millan Astray empezó a gritar: “¿Puedo hablar? ¿Puedo hablar?” Su escolta presentó armas y alguien del público gritó: “¡Viva la muerte!” Entonces Millán gritó: “¡Cataluña y el País Vasco, el País Vasco y Cataluña, son dos cánceres en el cuerpo de la nación! ¡El fascismo, remedio de España, viene a exterminarlos, cortando en la carne viva y sana como un frío bisturí!” en ese momento el militar perdió el aliento y no pudo seguir hablando. En la sala se oían gritos de “¡Viva España!”.En la sala hubo un silencio sepulcral, parecía que aquello no podía seguir, pero el anciano Unamuno, sacando fuerzas de donde no había exclamó: “Acabo de oír el grito necrófilo de “¡Viva la muerte!”. Esto me suena lo mismo que “¡Muera la vida!”. Y yo, que he pasado toda la vida creando paradojas que provocaron el enojo de quienes no las comprendieron, he de deciros, con autoridad en la materia, que esta ridícula paradoja que me parece repelente. Puesto que fue proclamada en homenaje al último orador, entiendo que fue dirigida a él, si bien de una forma excesiva y tortuosa, como testimonio de que el mismo es un símbolo de la muerte. ¡Y otra cosa! El general Millán Astray es un inválido. No es preciso decirlo en un tono mas bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero los extremos no sirven como norma. Desgraciadamente hay hoy en día demasiados inválidos, Y pronto habrá más si Dios no nos ayuda. Me duele pensar que el general Millán Astray pueda dictar las normas de psicología de las masas. Un inválido que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, que era un hombre, no un superhombre, viril y completo a pesar de sus mutilaciones, un inválido, como dije, que carezca de esa superioridad de espíritu, suele sentirse aliviado viendo como aumenta el numero de mutilados alrededor de él (…) El general Millán Astray quisiera crear una España nueva, creación negativa sin duda, según su propia imagen. Y por ello desearía una España mutilada…”

Furioso, Millán grito: “¡Muera la inteligencia!” A lo que el poeta José Maria Pemán, afecto al régimen faccioso, intercedió diciendo: “¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!” Unamuno ya era ingobernable, todo le daba igual, contemplaba su final físico con un desprecio rayano en la temeridad y, para acabar dijo: “¡Éste es el templo de la inteligencia! ¡Y yo soy su supremo sacerdote! Vosotros estáis profanando su sagrado recinto. Yo siempre he sido , diga lo que diga el proverbio, un profeta en mi propio país. Venceréis, pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir, y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil pediros que penséis en España”. Millán estaba rojo de furia pero, pensando en las consecuencias, se contuvo y, señalando a Carmen Polo, la esposa de Franco, ordenarle: “¡Coja el brazo de la señora!”, cosa que Unamuno hizo, evitando así que fuera linchado en su misma Universidad. Días después, Unamuno moría. Su canto del cisne le redimió frente a todos aquellos intelectuales progresistas que en los meses anteriores habían dudado de su integridad.

Hoy, al Unamuno que celebramos en esta fecha es al Miguel poeta, y se conmemora su figura poética con una conferencia, en la biblioteca de Bidebarrieta a las 19:30, de Ricardo Senabre, Catedrático de literatura de la Universidad de Salamanca. La presentación la realiza Jose Antonio Ereño Altuna, Catedrático de Historia de la Universidad de Deusto, escritor y estudioso de la figura de Miguel de Unamuno. Como os decía Unamuno siempre dudó, pero esa duda era también un anhelo profundo de creer. En esta pequeña poesía está condensada toda su figura contradictoria.

La oración del ateo

Oye mi ruego Tú, Dios que no existes,
y en tu nada recoge estas mis quejas,
Tú que a los pobres hombres nunca dejas
sin consuelo de engaño. No resistes

a nuestro ruego y nuestro anhelo vistes.
Cuando Tú de mi mente más te alejas,
más recuerdo las plácidas consejas
con que mi ama endulzóme noches tristes.

¡Qué grande eres, mi Dios! Eres tan grande
que no eres sino Idea; es muy angosta
la realidad por mucho que se expande

para abarcarte. Sufro yo a tu costa,
Dios no existente, pues si Tú existieras
existiría yo también de veras.