Una sombra gris a la espalda

Llevo un par de semanas con el blog desatendido pero esto no se va a convertir en una pauta. Tengo temas, tengo ganas y ahora, tras dos semanas en un trabajo nuevo, empiezo a tener algo de tiempo.
Hoy tocaba hablar de mi querida Lisbeth Salander. Me acaba de llegar un correo en el que mis libreros favoritos me cuentan que ya tengo reservado el tercer tomo de la trilogía Millenium y bueno, toca otro par de noches sin dormir.
Pero Lisbeth que es paciente,  racional y calculadora,  sabrá perdonar la digresión. Porque hoy han  matado una persona y siempre que alguien es asesinado algo muere en mi  interior.
Ese hombre quemado y con las extremidades rotas es una persona, con padres, hermanos y amigos. Que se ha levantado muy de mañana. Y también es un ¿hombre? el que  ha dejado una bomba en los bajos de un  automóvil para matar a otra persona con padres, hermanos y amigos. También se ha tomado la  molestia de madrugar, la precaución de esperar, el cuajo de manipular un explosivo que se ha cobrado una vida.
Pero lo que me fascina, en el sentido perverso de la expresión, no es ese ejecutor,  sino sus cooperadores necesarios. Aquellos que durante meses han recogido información, que han cruzado datos, que han acudido al colegio donde esa persona dejaba a sus hijos y le han observado meticulosamente. Aquellos con los que se ha cruzado cada día y han apuntado meticulosamente las entradas y salidas, los horarios, las pequeñas manías y costumbres del asesinado.
Espalda contra espalda, tomándose un zurito mientras los respectivos niños juegan en la calle. La leal tropa del terror, los que no se manchan las manos. Los héroes de latón que posibilitan que un vecino deje sus tripas esparcidas en la calle de su barrio. Una sombra gris a la espalda. Un chivato, o una chivata. Y lo más terrible: cuando dentro de quince años salga de la cárcel a  algunos les seguirá pareciendo un héroe.

Llevo un par de semanas con el blog desatendido pero esto no se va a convertir en una pauta. Tengo temas, tengo ganas y ahora, tras dos semanas en un trabajo nuevo, empiezo a tener algo de tiempo.

Hoy tocaba hablar de mi querida Lisbeth Salander. Me acaba de llegar un correo en el que mis libreros favoritos me cuentan que ya tengo reservado el tercer tomo de la trilogía Millenium y bueno, me tocan  otro par de noches sin dormir. Los libros de Stieg Larsson no se leen, devoran.

Pero Lisbeth que es paciente,  racional y calculadora,  sabrá perdonar la digresión. Porque hoy han  matado una persona y siempre que alguien es asesinado algo muere en mi  interior.

Ese hombre quemado y con las extremidades rotas es una persona, con padres, hermanos y amigos. Que se ha levantado muy de mañana. Y también es un ¿hombre? el que  ha dejado una bomba en los bajos de un  automóvil para matar a otra persona con padres, hermanos y amigos. También se ha tomado la  molestia de madrugar, la precaución de esperar, el cuajo de manipular un explosivo que se ha cobrado una vida.

Pero lo que me fascina, en el sentido perverso de la expresión, no es ese ejecutor,  sino sus cooperadores necesarios. Aquellos que durante meses han recogido información, que han cruzado datos, que han acudido al colegio donde esa persona dejaba a sus hijos y le han observado meticulosamente. Aquellos con los que se ha cruzado cada día y han apuntado meticulosamente las entradas y salidas, los horarios, las pequeñas manías y costumbres del asesinado.

Espalda contra espalda, tomándose un zurito mientras los respectivos niños juegan en la calle. La leal tropa del terror, los que no se manchan las manos. Los héroes de latón que posibilitan que un vecino deje sus tripas esparcidas en la calle de su barrio. Una sombra gris a la espalda. Un chivato, o una chivata. Y lo más terrible: cuando dentro de quince años salga de la cárcel,  a  algunos en este país, todavia les  seguirá pareciendo un héroe.

Seguir leyendo “Una sombra gris a la espalda”

Viva la novia!!

En días como hoy, con la que está cayendo en el lugar que me ha tocado vivir, con un poco de asco y con ganas de bronca, lo mejor será permanecer callado.

Que luego te arrepientes de escribir en caliente. Por eso haré un canto a la libertad, a la alegría de vivir, a la chufla, al no preocuparse por lo que digan los demás

Porque todo vale, en la política y en la vida,  si no se daña al otro.

Por eso, desde aquí grito ¡Viva la novia! y ¡viva el modisto que hizo el traje a esta novia!

ps

esta foto no es montaje. Es una fotografía tomada con teléfono móvil apresuradamente en una ciudad muy conocida. Los rotros están velados para defender la intimidad de los que participan en ella.

A-normal

Hoy me apetecería hablar sobre el precio del petróleo, que el año pasado estaba a 70 dólares el barril y que hoy cotiza a más de 130$. De cómo se prevé un horizonte con el crudo a 200 dólares el barril. Un futuro en el que deberemos, por pelotas, cambiar nuestros hábitos de consumo y en que miles de puestos de trabajo estarán en el aire.

También me gustaría hablar de los transportistas que se han echado a las carreteras porque, con los precios del gasóleo, no les da ni para llenar el depósito de sus camiones.

También querría hablar de la fantástica entrevista que Vicente Romero hizo a Jean Ziegler, que además de ser filósofo y escritor, ocupa un cargo importante en la ONU, el de Relator para el Derecho a la Alimentación. Este funcionario, calificaba como “crimen contra la humanidad” que miles de toneladas de alimentos se estén convirtiendo en agrocombustibles y cómo, ocho grandes multinacionales alimentarias, (de las que no dijo el nombre) especulan con el precio de los alimentos, provocando una escasez INTENCIONADA de alimentos para influir en los precios, en los mercados . El resultado de estas prácticas criminales es que, cada cinco segundos muera un niño en nuestro planeta por culpa de la falta de alimentos.

para ver el vídeo desde la página de RTVE pulsar AQUÍ

También me hubiera gustado hablar del Día del Medio Ambiente. Este año centrado en un asunto cotidiano que deja una pesada herencia a los que nos sucedan: las bolsas de plástico. El residuo que más años tardará en degradarse.

Pero este fin de semana han puesto una bomba de cinco kilos de explosivo a un periódico en el trabajan amigos y ex-compañeros de carrera. En el que cada día publican su visión de las noticias colegas de profesión. Un diario que se edita en la ciudad en la que vivo. Una ciudad, en la que al haber un grupo mafioso que intenta acabar con los testigos de la noticia, se equipara a las peores zonas de conflicto (Irak, Chechenia, Palestina, Darfur, los estados en los que campa el narcotráfico en México). Esos lugares en los que el periodista es un estorbo, una pieza a cazar. Y ante eso, hoy no puedo hablar de otra cosa. Es que para mi eso es terriblemente incomprensible y a-normal.

La sentencia del 11-m y la comunicación

Juez Gomez Bermudezposts relacionados:
La intimidad de Laura Vega
El infierno de la Prensa y el 11-M

Hoy por fin se han conocido las sentencias del 11-M. Fuertes penas de prisión para los principales acusados y duras críticas del juez Gómez Bermúdez a los abogados que defendieron la “teoría de conspiración”. Respecto a este tema, conviene recuperar algunas reflexiones que hiciera el sociólogo Luis Arroyo el pasado mes de junio en un artículo publicado en EL PAÍS. Para este profesional, autor del libro “Los cien errores de la comunicación de las organizaciones” algunas de las estrategias de comunicación que el gobierno de Aznar promovió en los días siguientes al atentado fueron las causantes de la perdida de poder y de mucha de la crispación que luego se produjo.

El artículo se titula “¿Quién les dijo que si era ETA ganaban?” y en el se habla de la comunicación de crisis, un aspecto insoslayable en las organizaciones publicas y en las empresas, pero que por nuestro carácter latino siempre es desplazado en el escalafón de prioridades. Hay que recordar que siempre la peor de las estrategias, cuando existe una crisis, es negar la mayor o, como en este caso, desplazar las culpas y/o mentir. Los atentados más brutales de España, fueron tumba política para algunos y, con una mejor comunicación, algunos acontecimientos probablemente hubiesen dado un giro radical en nuestra historia.
Seguir leyendo “La sentencia del 11-m y la comunicación”

Memes y más memes y mas memes y mas memes (∞)

Solado abandona CheckpointEn el anterior post hablaba de Godwin, propaganda y memes. Enlazaba con la descripción que hacía wikipedia de meme, pero creo que quedó la cosa un poco académica. Para los que sigáis sin saber que es un meme, (o al menos qué es lo que la gente de la blogosfera entiende por meme en estos momentos) rescato la mejor definición que conozco de este tema.

Jose Luis Orihuela los describe como ” ideas originales, útiles o divertidas, cuyo atractivo hace que la gente las adopte y comparta con otros … y que han encontrado en la blogosfera su medio ambiente natural.

Un meme puede ser desde un broma hasta un negocio, pasando por una aplicación útil, un proyecto comunitario, una leyenda urbana, un concurso o un juego.”

Se cita entre otros memes de éxito el de las diez películas favoritas o el de las cinco manías. Me interesa este tema por su relación directa con la propagación de información, por lo tiene que de fenómeno comunicativo y social.

Como hago un blog que habla, sobre todo de nuevas formas de comunicación y periodismo, aunque a veces se me vaya el tarrete a otros jardines, os dejo un meme relacionado con la cosa.

La cinco noticias (que más me han impactado)

La caída del Muro de Berlín
El 11-S
La explosión del Challenger
El comienzo de la Operación Tormenta del Desierto
La explosión de un coche Bomba que mato a tres policías en Bilbao
¿Te animas a contarme tus cinco noticias? Gracias!!

Atentado en Zorroza

 

Narración del atentado Radio Euskadi

El 24 de mayo de 1989 murió el ertzaina Luis Hortelano García mientras desactivaba un artefacto encontrado en el maletero de un taxi, en el barrio bilbaino de Zorroza. También murieron dos artificieros de la Policía Nacional. ( fuente EL MUNDO)

MANUEL JÓDAR CABALLERO
Manuel Jódar Caballero, policía nacional nacido en Rubite, muere destrozado en el bilbaíno barrio de Zorroza al estallar una bomba-trampa. Manuel era experto en desactivación de explosivos, tenía 35 años, estaba casado y tenía dos hijos. En el atentado falleció otro policía y el jefe de los artificieros de la Ertzaintza (policía vasca). (fuente IDEAL)
– 24/05/1989 (Bilbao). Cuando los TEDAX concluían la desactivación de un coche bomba de ETA, situado en la calle Fray Juan de Bilbao para hacerlo explosionar al paso de un convoy de las F.C.S.E., tras eliminar el sistema principal de activación del artefacto y dos trampas añadidas al mismo, se produjo la explosión de parte de dicho artefacto, resultando muertos los TEDAX D. José María Sánchez García y D. Manuel Jodar Cabrera, así como el TEDAX de la Policía Autónoma Vasca D. Luis Hortelano García. (fuente SECURITECNIA)
Tras localizar el coche bomba, en el barrio bilbaino de Zorroza, los especialistas del Cuerpo Nacional de Policía Manuel Jodar Cabrero y José María Sánchez García y el de la Ertzaintza Luís Hortelano García, lograron neutralizar varias trampas. Pero cuando creyeron que ya había quedado completamente desactivado, comenzaron a sacar el material explosivo del maletero del taxi. Al realizar esta operación se activó un sistema que había permanecido oculto y que provocó la explosión de 20 kilos de amonal y 50 de metralla. La trampa fue entonces mortal para los tres agentes.