Rumores, Blogs, Política y Virus

 

la_sombra_del_poder_-_500_-_04

 

 

 

 

 

 

 

El problema o la virtud es que, pese a que seguimos siendo una profesión denostada y con un prestigio inferior al de pianista de burdel, ahora todo el mundo trata (creo que de manera inconsciente) ser periodista.  No me parece mal;  pero frente a los prudentes,  hay quienes se agarran a su juguete informativo como los chavales que conducen el coche de sus padres sin carnet.

Así, en dos días, la gripe porcina se convierte en un noticia viral por los twitters y los blogs. Así, entre los rumores políticos de esta semana  escucho pasmado uno que me incumbe y que desconozco quien lo ha propagado  y a quién beneficia (a mi no, desde luego).

Y recuperando la expresión de que “el medio es el mensaje” empiezo a destacar que el determinados Medios, por su uso, pasan a no ser demasiado creíbles. Y me refiero al mundo de los blogs que empiezan a ser mirados de soslayo por los periodistas de prestigio. En la película “La Sombra del Poder” se establece ese recelo entre  los periodistas 2.0 y los plumillas analógicos de toda la vida.

En definitiva, frente a quienes propugnan por establecer rígidas leyes para quienes publican en blogs, y otras iniciativas como las de crear carnets de bloggers,  yo creo que sobraría para esta actividad el marco de normas legales que controlan el uso de la libertad de expresión y también las leyes que penalmente castigan la difamación, las opiniones racistas o injuriosas. Es mucho pedir que todos los que escriben un blog sepan de deontología del periodismo   cuando una importante cantidad de aquellos que han conseguido un título de periodista  ejercen su oficio sin tener la menor idea de ética periodística. Apliquemos entonces el menos común de los sentidos a la cosa: el sentido común.

Periodismo en internet: riesgos y posibilidades

Sigo repasando, como estudiante aplicado, las enseñanzas que he recibido en el curso de verano de este año. Por la parte que me  toca, como periodista y blogger,  me ha resultado de especial interés la conferencia dictada por Javier Díaz Noci, profesor de la UPV y estudioso de la aplicación de las Nuevas tecnologías en el ámbito de la comunicación.

Si deseáis acceder a la presentación completa lo podéis hacer desde esta dirección del sitio web de la Fundación Fernando Buesa.

Y este es el resumen de los puntos más destacados:

“Las nuevas generaciones no acceden a la información de la misma forma que las antiguas. Los jóvenes consiguen    informarse    con    interfaces    tipo    juego,    con apoyo de elementos multimedia.

Nuevos enfoques del periodismo en Internet:

Es un periodismo con más humor, más útil, más sensible y más centrado en la audiencia.

El fenónemo de la expansión de los blogs:

Los diarios tradicionales se han resistido a la implantación de los blogs pero al final han tenido que claudicar. Internet permite, gracias al hipertexto, personalizar la información y participar en ella. También es una vía de acceso a mercados globales y transfronterizos para las culturas pequeñas. Lo local, gracias a la red, se convierte en global.

El periodismo ha dejado de ser patrimonio del emisor para serlo del receptor. Noci cita como ejemplo de esta afirmación el caso del periódico local Goiena un medio on line creado con el material generado por pequeñas revistas y televisiones y radios locales. Este medio radicado en el Alto Deba está constituido en forma de cooperativa.

Y si hablamos de las nuevas vías de la información, de los blogs, los podcast y de las innovaciones tecnológicas que vengan habrá que recordar que el trabajo del periodista es independiente de la plataforma que emplee. Recordando una frase afortunada de la época de los grandes diarios tradicionales habrá que subrayar que “el papel es el negocio de las papeleras; el negocio de los periodistas es la información”.

En cuanto a la regulación de los nuevos medios y plataformas el autor es partidario de recordar el dicho latino de “ubi societas, ubi ius”. La sociedad será la que autorregule el mundo de la información, de los medios y el periodismo en Internet.

El valor del Periodismo como Cuarto Poder consiste en el modo de ejercer la profesión, con ética y deontología,  para conseguir el fin último de su ejercicio que es crear ciudadanos con conciencia cívica.

El ejemplo contrario a esos valores serían medios digitales como aporrea.org, un boletín que es el portavoz oficioso del regimen chavista. Este es un ejemplo de hasta que punto se pueden instrumentalizar y utilizar para la demagogia estos canales. Internet no es democrático o no, son los usos que se hacen de la Red los que lo son.

Y finaliza la conferencia con una declaración oficial que se realizó sobre el periodismo: “No puede haber Libertad de Prensa si los periodistas ejercen su profesión en un ámbito de corrupción, pobreza y terror”.

Pepinos, puerros, naranjas y limones

Limonero de TuranzasLa vida del jardinero amateur es una sucesión de accidentes. Cuando piensas que lo has hecho todo bien llega el “factor x” que arruina la cosecha. Algunas veces es un pedrisco tardío que acaba con las flores de abril de los manzanos. Otras veces son las malditas babosas mutantes que, teniendo todo un mundo verde a su disposición, se ceban con tus pobres lechugas. Y otras veces es el Misterio, algo que sabes que ocurre y que no acabas de encontrar el motivo.

Hace dos años planté un hermoso limonero. Cada vez que regresaba al “prau” me lo encontraba florido y hermoso pero, cada cierto tiempo una extraña enfermedad lo atacaba y me lo encontraba triste y sin hojas. Un día la solución acudió a mi en forma de algodonosa oveja. Chicos y chicas, que lo sepáis, a las ovejas les encantan las hojas del limonero, las del manzano ni las miran. Son muy sibaritas. Así que este mes de marzo, frío, lluvioso y atemporalado he recogido mi primera cosecha. (Las ovejas tendrán que aguantarse, desde hace un año el limonero está más vallado que Guantánamo celebrando el Ramadán).

¿Y toda esta digresión a qué viene?. Pues, para deciros que mi “pen friend”, Monica me acaba de conceder el Premio Naranja. Y reflexiono y me digo que, pese a que mucha gente sólo le ve a esto de Internet el lado comercial e interesado, yo digo que tener un blog es como tener un huerto. Hay que trabajarlo, hay que cuidarlo, hay que ponerle amor y los resultados son espectaculares. Este año ha sido un año emocionante para el escribidor de esto y los resultados son esas pequeñas cosas como el Premio Naranja y el conocer a gente inteligente y con la que es un placer intercambiar opiniones y cotidianidades.

Y dicho esto, y como el Premio Naranja lleva aparejada unas responsabilidades aquí mismo las asumo. Como premiado debo enumerar tres propósitos y ahí los lanzo:

– acariciar más (si cabe) al personal (y que nadie se sienta amenazad@, son tocamientos castos y puros)
– Llamar a esos amig@s que están sepultados en el fondo de la agenda
– Organizar la, siempre pospuesta, reunión asturiana de damnificados por el “GP” (siento ser tan críptico, pero ell@s ya saben de qué se trata.

Y la segunda obligación de todo Premio Naranja es otorgar el premio a otros tres “naranjitos” así que ahí va la cosa: a Amagoia para que no sea perezosa y escriba más cositas en el blog, a Pernan porque estoy ansioso de seguir con las aventuras de Txakurboy y a Alicia porque sus posts me hacen pensar y sonreír.

A disfrutar del Premio, Hoygan!!

Siete razones por las que no me gustan los blogs

Gorka Bravo y Ursula AndressNo me gusta el blog porque para seguir el mainstream bloguero tengo que acortar mis artículos y mi cuerpo de periodista me pide poner más información, videos, apabullar con detalles y bibliografía. Es como cuando me pedían en la redacción  400 palabras para contar una noticia, pero en cotidiano.

No me gusta la sensación de que, cuando me ocurren cosas, tengo que ponerlas en el blog. Uno también tiene vida y no sólo hay que vivir en el ciberespacio. El blog puede ser, como decía Heinlein, una cruel amante.

No me gusta el que  a veces, en  las charlas con mis amigos hable de mis otros amigos, los que conozco a través del éter, pensando que forman parte de la cuadrilla y me miren como a un marciano.

No me gusta tener que guardarme información porque no sería conveniente para mis  interereses profesionales, o para mi trayectoria, etc. Os aseguro que a veces me encantaría abrir otro blog sólo para contar los confidenciales que me llegan (y quizás ya lo haya hecho…)

No me gusta hacer un blog porque todo lo que se hace en esta vida con pasión requiere compromiso y, en ocasiones el tiempo es limitado.

No me gusta hacer un blog porque soy un perfeccionista hasta la manía  y sufro cuando no puedo hacerlo todo lo bien que quisiera.

No me gustan los blogs cuando me sale la vena pesimista y pienso que la mayor parte de lo que escribimos es sólo ruido en el sentido que MacLuhan describió al exceso de información.

Por cierto, hoy este blog, cumple un año exactamente  en este formato.

Antes, mucho tiempo,  fue otra cosa, diferente, que se metamorfoseó en una bitácora y así vamos pasando los días. Gracias a todos los que habéis visitado esta casa virtual.

Añadido posterior: como las casualidades a veces ocurren, he recordado que hoy también es el cumpleaños de mi compañero y, sin embargo, amigo, Gorka Bravo. En ocasiones anteriores ya le he elogiado por su trabajo así que hoy me limito a felicitarle y a poner una foto suya corriendo raudo para enfrentarse, en buena compañía, al próximo “Día sin Coches”