Escribir blogs es bueno para la salud

Norman RockwellLa automedicación puede ser una de las razones de que la blogosfera haya triunfado. Los científicos (y los escritores) conocen , desde hace mucho tiempo, los beneficios terapéuticos de escribir sobre experiencias personales, pensamientos y sentimientos.

Pero además de servir como un calmante del estrés, la escritura expresiva produce muchos beneficios fisiológicos. Las investigaciones demuestran que mejora la memoria y el sueño, estimula la actividad celular inmune y reduce la carga viral en pacientes con SIDA. También incrementa la velocidad de curación del cuerpo después de una cirugía. Un estudio realizado en el campo de la Oncología muestra informes sobre pacientes con cáncer que realizaron ejercicios de escritura expresiva justo antes del tratamiento contra el cáncer, y que se sentían notablemente mejor, mental y físicamente, en comparación con los pacientes que no lo hicieron.

Los científicos esperan explorar las bases neurológicas que están en juego, sobre todo teniendo en cuenta la explosión de los blogs. Según Alice Flaherty, una neurocientífica de la Universidad de Harvard y del Massachusetts General Hospital, la teoría del placebo para el dolor es una ventana a través de la cual ver a los blogs. Como criaturas sociales, los seres humanos tienen una gama comportamientos relacionados con el dolor, como es la queja, que actúan como un “placebo para obtener satisfaccion”, dice Flaherty. Bloguear acerca de las experiencias estresantes pueden funcionar de manera similar.Flaherty, que ha estudiado sindromes como el de la hipergrafía (un incontrolable deseo de escribir) y el bloqueo del escritor (esa falta de inspiración momentanea que inhabilta a un escritor para continuar su tarea), también observa modelos de ciertas enfermedades para explicar el sistema mental que implica a los blogueros. Por ejemplo, las personas con manías suelen hablar demasiado. “Creemos que hay algo en el sistema límbico que está impulsando su deseo de comunicarse”, explica Flaherty. Ubicado principalmente en el cerebro medio, el sistema límbico controla nuestros procesos, ya sean relacionados con la alimentación, el sexo, el apetito, o la resolución de problemas. “Se sabe qé mecanismos están involucrados [en el proceso de hacer blogs], porque una gran cantidad de personas los escriben de una forma compulsiva”, dice Flaherty . Además, los blogs podrían dar lugar a la liberación de dopamina, en un proceso similar al que procan los estimulantes como la música, correr o disfrutar de obras de arte. Seguir leyendo “Escribir blogs es bueno para la salud”

Siete razones por las que no me gustan los blogs

Gorka Bravo y Ursula AndressNo me gusta el blog porque para seguir el mainstream bloguero tengo que acortar mis artículos y mi cuerpo de periodista me pide poner más información, videos, apabullar con detalles y bibliografía. Es como cuando me pedían en la redacción  400 palabras para contar una noticia, pero en cotidiano.

No me gusta la sensación de que, cuando me ocurren cosas, tengo que ponerlas en el blog. Uno también tiene vida y no sólo hay que vivir en el ciberespacio. El blog puede ser, como decía Heinlein, una cruel amante.

No me gusta el que  a veces, en  las charlas con mis amigos hable de mis otros amigos, los que conozco a través del éter, pensando que forman parte de la cuadrilla y me miren como a un marciano.

No me gusta tener que guardarme información porque no sería conveniente para mis  interereses profesionales, o para mi trayectoria, etc. Os aseguro que a veces me encantaría abrir otro blog sólo para contar los confidenciales que me llegan (y quizás ya lo haya hecho…)

No me gusta hacer un blog porque todo lo que se hace en esta vida con pasión requiere compromiso y, en ocasiones el tiempo es limitado.

No me gusta hacer un blog porque soy un perfeccionista hasta la manía  y sufro cuando no puedo hacerlo todo lo bien que quisiera.

No me gustan los blogs cuando me sale la vena pesimista y pienso que la mayor parte de lo que escribimos es sólo ruido en el sentido que MacLuhan describió al exceso de información.

Por cierto, hoy este blog, cumple un año exactamente  en este formato.

Antes, mucho tiempo,  fue otra cosa, diferente, que se metamorfoseó en una bitácora y así vamos pasando los días. Gracias a todos los que habéis visitado esta casa virtual.

Añadido posterior: como las casualidades a veces ocurren, he recordado que hoy también es el cumpleaños de mi compañero y, sin embargo, amigo, Gorka Bravo. En ocasiones anteriores ya le he elogiado por su trabajo así que hoy me limito a felicitarle y a poner una foto suya corriendo raudo para enfrentarse, en buena compañía, al próximo “Día sin Coches”

Tres consejos para ser buen blogger

san pedro regaladoMe pone en un aprieto Galder al pedirme que le cuente cuáles son mis tres consejos para ser buen blogger.

Primero debiera hacer una reflexión: ¿qué es ser buen blogger?. Para mi un buen blogger y, ya que tengo el ejemplo a mano, es gente como el propio Galder, o cómo Marta Sepúlveda, o cómo Bocadorada. (Los no citados ya sabéis que también estáis en mi blogroll, pero el espacio es limitado). Estos brillantes seres humanos escriben sobre lo que saben, comparten generosamente sus conocimientos y, además, comunican sus ideas de manera atractiva y amena. El éxito, la fama, los ingresos de Adsense o el salir en el ciberp@is no creo que sean indicadores de que seas bueno. Dicho esto, y admitiendo que yo no estoy dentro de el selecto grupo, daré unos consejos. Si me los aplico quizás algún día llegue a ser un buen blogger.

Escribir bien ¿Qué considero escribir bien? No hay que ser un profesional del periodismo o escritura para escribir bien. De hecho, conozco a decenas de periodistas y escritores que escriben fatal. ¡A algunos hasta les pagan por hacerlo! Escribir bien es lograr que tu mensaje sea comprendido pero que también consiga sus objetivos. Puede que comuniques algo correctamente pero, a la vez, puede ser un ladrillo que aburra a las ovejas. Siempre hago hincapié en los cursos de comunicación que he impartido en las tres reglas: sencillez, claridad, concisión. Si quieres contar algo y no sabes cómo hacerlo y necesitas que se te entienda hazlo como Hemingway. Este señor ganó un premio NObel utilizando construcciones sujeto-verbo-predicado:

” Paul Smith comía macarrones. La noche era oscura. Un ruido se escuchó. Un hombre abrió la puerta. Un disparo sonó. Paul se desplomó sobre el plato. Su sangre se mezcló con el rojo del tomate”.

Lo que nunca, inoiz, never, rian se debe hacer es utilizar recursos estilísticos o expresiones que no estén a nuestro alcance. Eso que se llama registro idiomático y que evitará que seamos incluidos en HOYGAN la academia del español ofuscado.

Pasión. Como todos los aspectos de la vida pon pasión en tu actividad como blogger. No hagas de la misma una rutina. Habla de lo que te importa y cuando lo hagas, transmite que te gusta lo que haces. Una precisión; ser apasionado no significa ser un troll. Evita eso, que está muy feo.

Originalidad. Trata de encontrar nuevos temas de los que hablar o intenta buscar para los temas de los que todo el mundo habla un nuevo punto de vista. Aporta soluciones, contribuye al conocimiento común y hazlo de tal manera que la gente que te ha leído se marche de tu bitácora con la sensación de no haber perdido el tiempo.

Pues eso.