La desgracia de la Mujer Guapa

Lo reconozco, me intimidan las mujeres guapas. A los hombres guapos directamente los odio o trato de ignorarlos. Pero esto es un complejo  del que hablaré con el sicoterapeuta y que no viene al caso de este post. Una mujer guapa es muy difícil de gestionar. Te hacen sentir invisible, transparente o, directamente, con todas tus vergüenzas al aire. Me refiero, naturalmente,  a las vergüenzas psicológicas. Me veo en el pasado, en el presente y en el futuro intentando normalizar el contacto con las mujeres guapas y fracasando, que es gerundio.

El caso extremo, verbi gratia, tuvo su cima en el festival de cine de San Sebastián,  cuando al quedarme a solas en un salón del Maria Cristina con Lauren Bacall directamente perdí palabra y casi me desmayo intentando farfullar tres frases en inglés.  La mirada de sorna que me dedicó la protagonista de “Tener o no tener” la llevaré grabada a fuego durante el resto de mi vida.  Los hombres no sabemos como comportarnos con ese tipo de mujeres y así nos va. Nuestro limitado repertorio va desde el gruñido gutural, al servilismo o al ridículo. La peor de las enfermedades en las que se puede caer un hombre en una relación con la mujer guapa  es el pagafantismo.

Por eso creo, hay  muchos que se van  al extremo opuesto y directamente ignoran a esas mujeres. Porque parten de la base de que nunca estarán a la altura. Y eso es una desgracia para la mujer guapa.

Ellas piensan en su belleza como ventaja pero, amigas, siempre será una desgracia. Están  condenadas a un desolador mundo de hombres patéticos, balbuceantes, sobreactuados o directamente gilipollas.   No se preocupen, hay esperanza. Las mujeres  con la edad maduran y se hacen más sabias y sensatas.  Los hombres con los años se infantilizan y cada vez se compran juguetes más caros.  El cambio social y de roles permitirá a la mujer descartar a esos hombres y directamente acudir al género no manoseado. Si usted es una mujer guapa no lo dude, rompa la brecha generacional  y busque a los jovencitos.  A los hombres  les lleva toda la vida funcionando esa  misma táctica.

ps

hoy es 2 de marzo, pues eso, zorionak

Missing Link – Eslabón perdido y encontrado

Hola, soy el eslabón perdido.

Bueno, rectifiquemos,  soy el eslabón perdido y ahora encontrado.

Soy la prueba de que antes de ser hombre eramos muy poca cosa. En realidad como especie seguís, si me perdonáis el atrevimiento, siendo muy poca cosa. ¡vaya carrerón que lleváis amigos!.  Peleándoos por las mismas chorradas que hace diez millones de años, y ahora además creyendo que tenéis la Razón, la Ciencia y la Religión de vuestra parte.  Pero yo os digo, que hace 47 millones de años, cuando yo y mis colegas  trepábamos por la ladera del volcán eramos básicamente iguales a vosotros.  Casi iguales, porque, como podéis ver, yo tenía un rabo mucho más grande que el vuestro. ¡Ah! Se siente…

Missing link

Eramos unas sabandijas de lo más divertidas. Robábamos los huevos de las proto-aves, comíamos carroñas, dejábamos las plantas sin semillas. Eramos unos super predadores carroñeros. Ahora en vuestra época sois más finos y os cargáis de títulos, titulaciones y cargos para hacer exactamente lo mismo.

Evolucionad. Os lo dice uno que sabe de que va la cosa. Si no evolucionáis  os quedaréis en las capas freáticas de la historia. No os creáis el ombligo del Universo. Saltad más lejos, más alto,  más fuerte.  Sed más compasivos y aplicaros en lo mejor de vosotros mismos.  Sois una especie curiosa llena de pequeñas miserias pero capaces de lo Mejor (y también de lo Peor).

Con cariño vuestro abuelito, el eslabón perdido.

Decepción

Votes a quien votes acabará decepcionándote. Pero es necesario votar. La alternativa es la jungla, la muerte o el exilio.

Si amas el amor se acabará. No es una hipótesis de trabajo, es una certeza. Puede que en este momento seas la persona más enamorada del mundo. El más feliz con tu relación, que pienses que el amor es una sintonía que ha sido compuesta en exclusiva para los dos amados. Wrong! error! Es incorrecta la respuesta! Se acabará seguro y lo que amaste perderá el brillo para, con suerte, ser reemplazado por otro resplandor más maduro, más cínico. Pero es imposible intentar la vida sin intentar amar. Para mi al menos esa vida no es vida.

Si te das a los demás se aprovecharán. Como dice el refrán ofrecerás contento una mano y el brazo acabará no siendo tuyo. Si piensas que las miserias de los demás van a desanimarte, mejor es encerrarse en una habitación, no salir y pedir la comida a telepizza. Te equivocarás con las personas una y otra vez, y pensarás que sigue mereciendo la pena equivocarte. Porque no querrás verte reflejado en el ser humano que es imperfecto y que, como consecuencia, tú también lo eres.

Date, ama, vota (idiota). Hazlo a corazón roto, a pecho partido… No pienses en las consecuencias, Sufrirás sí, pero vivirás.

Pollo con ciruelas

Me encanta Marjane Strapi. Tuve ocasión de conocerla cuando estuvo en Vitoria para recoger el premio a la Paz que le concedió la Fundación Fernando Buesa. Marjane no dejaba de fumar. En persona era tímida, la ví abrumada por el reconocimiento (hay que tener en cuenta que en esa época todavía no se había llevado su cómic Persépolis a la gran pantalla) pero cuando comenzó a hablar se mostró como lo que es. Una mujer fuerte, con fuertes convicciones, que las ha pasado de todos los colores en la vida, que tuvo que hacer de todo para sobrevivir en una Austria racista y xenófoba, que fue punk (en realidad casi nadie, si ha sido punk, lo deja de ser) y que ha creado una obra poderosa, llena de amor, de ironía, de mordacidad y de cariño.

Pollo con ciruelas es uno de sus últimos trabajos y aquí la autora iraní cuenta el extraño caso de la muerte anunciada de su tío abuelo. Reflejo en este post una de sus páginas y hago una refelxión.

El amor, como todo en la vida llega y se va. Pienso que ser monógamo es el estado natural del ser humano aunque hay veces que algunos deciden ser monógamos sucesivos y a tiempo parcial.

Lo que esta claro es que el amor y sobre todo su falta son los motores que mueven el mundo. La gente hace cosas realmente extrañas por falta de cariño y si no, para prueba tenemos casos como el de la corrupción en el Museo Balenciaga Getaria motivada, supuestamente, por el chantaje emocional que un “presunto arquitecto”  realizó sobre el responsable político de la Fundacion. También es reciente el caso de la heredera de BMW que fue patateramente chantajeada por un gigolo de tres al cuarto que, para más inri, estab dirigido por el gurú de una secta.

Todos hemos hecho alguna vez una tonteria por amor, o hemos sufrido por el mismo. Pero, aunque no alivie, coincido que el amor (o su falta) es uno de los motores que mueven el Universo. El otro sería la ambición, pero de eso, ya estamos hablando mucho últimamente. Quedémonos ¡qué demonios! con esa espina  que te hace sufrir, te hace llorar e incluso (o sobre todo) te hace convertirte en un perfecto gilipollas.

Al menos hay un consuelo. El ser tonto por amor se pasa, el ser tonto a tiempo completo, no.

pollo-con-ciruelas1
post relacionado:
Marjane Satrapi, Persépolis: el sueño irani

Bloody St. Ballantine’s Day

Lo contrario del amor no el odio. Ni siquiera el desamor. Lo contrario del amor son esas pequeñas cosas que todos los días consiguen que el mundo sea un lugar más difícil, menos amable.

BallantineNo ceder el asiento en el autobús o en el metro. Los relucientes cascos blancos del ipod hacen que, curiosamente, el anciano, la embarazada, la persona con movilidad reducida que, a duras penas se mantiene de pie, sea invisible. Es debido al muy estudiado “efecto de ceguera histérica del mp3”.

Ser un/a cabestro con el automóvil. Imitar a Fernando Alonso en las rotondas de tu barrio. Pitar al conductor de adelante una micronésima de segundo antes de que se ponga el semáforo en verde. Ponerte a diez centímetros del parachoques del automóvil que te precede y dar las largas sin pensar que ese conductor que tarda en reaccionar puede ser tu anciano padre, o el padre de cualquiera y que necesita más tiempo para maniobrar.

Odiar al extranjero y pensar que te va a quitar tu puesto de trabajo. Para empezar; en la gran mayoría de los casos, ese extranjero viene aquí a hacer la tarea que ni en tus peores pesadillas quisieras hacer. En segundo lugar, tu padre, tu abuelo, el abuelo de tu abuelo también fueron (de eso hay una seguridad antropológica del cien por ciento) inmigrantes.

Practicar discriminaciones en base a la orientación sexual adoptada por la persona, por la raza, por el sexo. Esas discriminaciones casi imperceptibles pero que se refuerzan con esos desagradables chistes y comentarios machistas, homofobos o racistas. No hace falta ser del Ku klux Klan para, con la acción o con la dejación mantener el casposo estatus.

Pretender que la sanidad pública no ponga la sedación a un enfermo terminal basándote en unas creencias religiosas. Cualquiera que haya pasado con un enfermo de cáncer sus últimos seis meses de vida sabrá que, si le quieres, robarías, mentirías o darías un brazo por aliviar su dolor. Lo perverso, lo hipócrita, es que aquellas personas que tratan de evitar que nuestra sanidad pública cumpla su función en casos como el que he aludido o en embarazos que ponen en riego la salud física o sicológica de la gestante, serían los primeros que llevarían a sus familiares a lujosas clínicas privadas donde les sedarían si padecen dolores, o donde, si es preciso, y por el buen nombre de la familia, le practicarían una interrupción del embarazo a la niña (pero, que no se enteren en el colegio de pago, ni en el club de campo).

No amar, es evitar ver la cara del otro. No reconocerle como ser humano. Pensar que una ideología merece derramar una sola gota de sangre. No amar es vivir en una isla en la que el yo es el único territorio rodeado de un océano de indiferencia hacia el resto de los seres humanos.

Inessa Fedorovna Armand

(categoría wordpress: Grandes Mujeres eclipsadas y definitivamente anuladas  por Hombres con un Destino)

Inessa Fedorovna contempla arroba a su LeninQuizás resulte menos inhumana la imagen de Lenin si se sabe que entre sus amistades femeninas había una por la que sentía especial atracción; casi se podría decir que estuvo enamorado de ella.

Inessa Fedorovna Armand era hija de una escocesa y de un cantante francés de cabaret.Su abuela la había llevado a Rusia donde se colocó como institutriz de un rico industrial franco-ruso, con cuyo hijo se casó cuando tenía 18 años. Con el tiempo se unió al bolchevismo y se convirtió en una discipula devota de Lenin. Abandonó a su marido, llevándose a sus dos hijos menores, aunque siguio aceptando su ayuda material hasta que la revolución bolchevique expropió su negocio. Llegó a hacerse indispensable para Lenin, interpretaba a Beethoven para él; asistía a las reuniones del partido en las que por dominar cinco idiomas resultaba útil a su mentor, ya que este sólo tenía conocimientos pobres de alemán.

Lenin, según cuenta un socialista francés que les observó en un café “avec ses petites yeux mongols épiait toujours cette petite française”. Formaba parte del pequeño grupo de bolcheviques que le acompañó en 1917 a Petrogrado en un tren sellado. estuvo en prisión tres veces y en una ocasión fue deportada a la provincia Arkangel; en sus últimos años y a pesar de haber sido, según opinión general una mujer atractiva, se la describe como desnutrida sufriendo frío y hambre.. “su rostro había comenzado a mostrar los ultrajes del exceso de trabajo y del abandono de si misma”. Hizo un incomodo viaje en tren  de mercancías al Cáucaso y allí murió de tifus en 1920. Betram D. Wolfe decribe que Lenin quedó “completamente desecho” a la muerte de Inessa. “Había perdido a alguien muy cercano a él y no hizo el menor esfuerzo en disimularlo”.

fuente: “Hacia la estación Finlandia” de  Edmund Wilson