Walter Mitty y los opinatrices

Lo dije en twitter pero como allí hay poco espacio lo repito aquí. Me ha gustado mucho “La La Vida Secreta de Walter Mitty“.

Es una película optimista que habla del periodismo, de la pasión por el trabajo bien hecho y de las carreras profesionales largas, construidas con esfuerzo y tesón,  frente a los arribistas tiempos actuales en los que cualquiera puede presumir de experto en algo con sólo un cursillo.

Es un film sobre tomar riesgos y cómo esos riesgos afectan a nuestra vida.

Su factura es impecable, las interpretaciones competentes.

Su banda sonora con temas de Jose Gonzalez y el fantástico “Dirty Paws” del Grupo Of Monster and Men ya están instalados en mi cabeza.

Con una versión del Space Oddity de Bowie interpretada por una de las mejores actrices de su generación: Kristen Wiig. Si no la conocen recuperen algunas de sus interpretaciones en Saturday Night Live.

La versión que interpretó Danny Kaye fue una de las películas favoritas de mi infancia y fui al cine pensado que la nueva versión  me iba a defraudar.

No ha ido así. Todo contrario.

Y no entiendo, por mucho que lo intento,  la crítica que hace un tal Eguren escribe para  los medios de Vocento,  la llama película “anodina y rutinaria” y luego se despacha a gusto. Eso me lleva a pensar en la famosa frase de “las opiniones son como el culo, todo el mundo tiene una”. Pero me lo pienso un poco más y veo en su estilo mucho “boyerismo”, es decir un intento de  epatar sin argumentar y sin profundidad intelectual en lo escrito. En la ecuación del trabajo crítico creo que además de ser buen profesional, de ser buen periodista también debiera estar incluido, de propina,  ser buena persona. Pero en los tiempos que corren eso es, en muchos casos, pedir demasiado.

anton_ego_motivation_by_keep_me_posted-d4t0y6v

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A algunos críticos, y sobre todo a algunos de los tertulianos que rellenan espacio de radio y televisión  les llamo opinatrices, una mezcla de opinadores y meretrices. Y creo que sería oportuno que los críticos (porque, en determinada medida, yo también lo soy) fuéramos criticados, pero eso sí, fabricando con rigor la opinión y explicando las razones.

Y ahora, si le apetece,  critique usted. 

Discurso de Elizabeth I en Tillbury. Comunicación en tiempo de Crisis

¿Qué le pide un pueblo a sus gobernantes?  Básicamente dos cosas. Buena gestión y capacidad de liderazgo. En los momentos de Crisis y de Urgencia, es necesario que exista  liderazgo y acompañamiento.

Recuperamos uno de los grandes momentos discursivos de la historia y lo analizamos.   #yatal.

Es el día 19 de Agosto de 1588. La Armada Española, anunciada por la propaganda política del adversario como “la Invencible” está a la vista de las costas inglesas. Es un momento decisivo en la Historia. Un cruce de caminos. La reina Isabel I sabe que de este reto saldrá, en caso de victoria, reforzada como reina. La otra posibilidad, la de la derrota es inimaginable. Si pierde lo perderá todo: su reinado, y hasta el futuro de su Dinastía y de su Religión. Ella, pese a las peticiones de su “Privy Council” decide dejar la seguridad de Londres y acudir a donde se espera la batalla. Allí dará a sus tropas un discurso potente y simbólico. Son unas palabras que en su día sirvieron para firmar un pacto entre ella y su pueblo. La “Reina Virgen” estará casada en adelante con su pueblo, será sólo para ellos y para nadie más. Después de ese día dará cominezo la que es conocida como la Edad de Oro.

Ella, sabe en ese discurso que se lo juega todo. Ese discurso a sus tropas reunidas en las colinas de Tillbury, con las agitadas aguas del canal a la vista es, por un lado un intento de subir la moral de unos soldados asustados por un enimigo que creen superior y por otro lado un mensaje a la oposición interna para reforzar su autoridad. Una autoridad que, no olvidemos,  sufrió ataques a lo largo de reinado.

Uno de los planes asociados por sus enemigos al plan de conquista era propiciar un levantamiento interno que se uniera a la invasión . Los españoles contaban con que los católicos ingleses se unieran al ejercito invasor y derrocaran a los Tudor. Un deseo futil. El pueblo inglés odiaba a todo lo extranjero. Un profundo sentimiento nacionalista que ha perdurado en el tiempo y que provocó el comentario de Petruccio Ubaldini, un protestante italiano que vive en la Inglaterra de la época y que afirma: “it is easier to find flocks of white crows than one Englishman (and let him believe what he will about religion) who loves a foreigner.” Seguir leyendo “Discurso de Elizabeth I en Tillbury. Comunicación en tiempo de Crisis”

La desgracia de la Mujer Guapa

Lo reconozco, me intimidan las mujeres guapas. A los hombres guapos directamente los odio o trato de ignorarlos. Pero esto es un complejo  del que hablaré con el sicoterapeuta y que no viene al caso de este post. Una mujer guapa es muy difícil de gestionar. Te hacen sentir invisible, transparente o, directamente, con todas tus vergüenzas al aire. Me refiero, naturalmente,  a las vergüenzas psicológicas. Me veo en el pasado, en el presente y en el futuro intentando normalizar el contacto con las mujeres guapas y fracasando, que es gerundio.

El caso extremo, verbi gratia, tuvo su cima en el festival de cine de San Sebastián,  cuando al quedarme a solas en un salón del Maria Cristina con Lauren Bacall directamente perdí palabra y casi me desmayo intentando farfullar tres frases en inglés.  La mirada de sorna que me dedicó la protagonista de “Tener o no tener” la llevaré grabada a fuego durante el resto de mi vida.  Los hombres no sabemos como comportarnos con ese tipo de mujeres y así nos va. Nuestro limitado repertorio va desde el gruñido gutural, al servilismo o al ridículo. La peor de las enfermedades en las que se puede caer un hombre en una relación con la mujer guapa  es el pagafantismo.

Por eso creo, hay  muchos que se van  al extremo opuesto y directamente ignoran a esas mujeres. Porque parten de la base de que nunca estarán a la altura. Y eso es una desgracia para la mujer guapa.

Ellas piensan en su belleza como ventaja pero, amigas, siempre será una desgracia. Están  condenadas a un desolador mundo de hombres patéticos, balbuceantes, sobreactuados o directamente gilipollas.   No se preocupen, hay esperanza. Las mujeres  con la edad maduran y se hacen más sabias y sensatas.  Los hombres con los años se infantilizan y cada vez se compran juguetes más caros.  El cambio social y de roles permitirá a la mujer descartar a esos hombres y directamente acudir al género no manoseado. Si usted es una mujer guapa no lo dude, rompa la brecha generacional  y busque a los jovencitos.  A los hombres  les lleva toda la vida funcionando esa  misma táctica.

ps

hoy es 2 de marzo, pues eso, zorionak

Hacia Rutas Salvajes, Into the Wild

Si buscáis en Google críticas sobre la película “Hacia rutas salvajes” Into the Wild probablemente hallaréis decenas de ellas que la califican de pestiño, película fallida o aburrida. La dirigió Sean Penn en 2007 y está basada en en el libro que escribiera John Krauker sobre   Christopher McCandless un chaval recién licenciado que, decepcionando los  planes que sus absorbentes padres tenían sobre él, decidió  abandonar su vida en la civilización . Chris  se cambió de nombre por el de Alexander Supertramp, dejó sus posesiones y  regaló  sus 24.000 dólares de ahorros a la caridad para poner rumbo a la salvaje Alaska.

En el viaje encontró  aventuras, experiencia,  gente,  amor, el cariño que no tuvo de sus padres y finalmente la muerte.

chris mccandless, su última foto en ela autobús mágico
chris mccandless, su última foto en el autobús mágico

Los que han visto la película no entienden ese afán de irse hacia lo salvaje,  de abandonar la civilización. Es opinión unánime de que su  aventura no es mas que una locura. Que,   quien se enfrenta a la naturaleza en solitario y sin las armas de la civilización,  corre el peligro de no regresar.

Veo,  en esa decisión el acto supremo de  autonomía. En su vagar, en sus errores y en la dicha que encuentra en los amaneceres y el frío veo un reflejo del mejor libro sobre acercamiento a la naturaleza, el que  escribiera Henry David Thoreau, “Walden”, en el que se recogen frases tan bellas como  esta:  “La mayor parte de los hombres, incluso en este país relativamente libre, se afanan tanto  en innecesarios artificios y labores absurdamente mediocres, que no les queda tiempo para recoger los mejores frutos de la vida.”

En Euskadi hay una afición montañera pero alineada muy en nuestra linea de  lo gregario. Como los coros o las sociedades gastronómicas.  En cualquier club de montaña se nos   avisa de lo  peligroso que es entrar en la montaña sin  compañía pero, pese al riesgo asumido,  no pienso prescindir de ese placer solitario, quizás egoísta.  Plantar la tienda bajo un  risco, caminar en una senda embarrada, crestear un pico y simplemente oír el silencio.

Le entiendo a Thoreau, no me parece absurdo  el destino de Alex Supertramp. En ocasiones es necesario caminar hacia rutas salvajes. Allá vamos…

Destacado

Julian del Hoyo, “niño de la Guerra”. Una historia de refugiados.

Julián del Hoyo Martínez fue uno de los muchos niños que perdieron la Guerra Civil española.

Siendo un niño murió su padre, miliciano en el 24 batallón de la UGT, el “Indalecio Prieto”, en la ofensiva de Villareal. Luego, junto su hermano, Carlos, mi padre,  y otros miles de niños vascos emprendió la azarosa aventura del exilio, convirtiéndose, para siempre en un refugiado en Francia, en un “niño de la Guerra”. Los aires de libertad y la ilustración y cultura  que respiró en París le acompañaron el resto de su existencia. A su regreso nunca pudo entender a la España triste y gris de la posguerra. Ni a sus autoridades que le impidieron continuar sus estudios, en los que era brillante,  al ser etiquetado, por ser huérfano de miliciano, como “desafecto  al régimen”.

No obstante las personas valiosas destacan allá donde la fortuna les coloca. Y Julián fue un extraordinario mecánico y una mejor persona. Nos consta que allá donde pasó, por toda la geografía española, reparando complejas maquinarias de obra civil, fue valorado y respetado como profesional e hizo decenas de amigos. La formación  que se le negó,  la consiguió de manera autodidacta y jamás renuncio a sus convicciones laicas y progresistas. Fue un espíritu libre. Con sus amigos de la Sociedad Aranzadi, recorrió la geografía vasca en busca de la Memoria de los desaparecidos en la Guerra Civil. A todos nos hubiera gustado que su última batalla no hubiera sido tan larga y dolorosa. Afrontó el cáncer con dignidad,  pero nunca entendió que esa lucha y ese tránsito fueran tan implacables en  una sociedad que cuenta con los medios para hacerlos más breves, más humanos.

Julián murió como vivió, entero, sin miedo y  lleno de amor a los suyos.

Nos dejó como herencia sus ideales, la decencia, la honradez, la compasión y el cariño.

Chuck Palahniuk, Rant. Un intento de entrevista

Acabamos de leer el último libro de Chuck Palahniuk, Rant (arcada). Como casi siempre que leo algo que me inquieta, que no comprendo o que me sorprende, me quedan más dudas que certezas.

Acudo a la fuente, el propio Chuck. Después de marear a la editorial consigo que me den el teléfono de su casa de Portland . Llamo calculando que, por la diferencia horaria en Oregón serán las doce del mediodía. Una buena hora para molestar a un escritor.

Ring, ring, ring

– ¿Hola? (voz femenina, en castellano en el original, con un acento de Centroamérica).

_ Hola – digo yo- Quería hablar con Chuck, soy Dicky (esa seguridad al soltar el nombre, casualmente, me suele funcionar). ¡Que se ponga!

– Ayayay. ¡Como lo siento! El señorito Chuck está dirigiendo un taller de escritura creativa en la Universidad de Puerto Rico, campus de Mayaguez. ¿le puedo ayudar? Soy Rita, la señora de la limpieza.

Pienso rápido. En ocasiones las personas que rodean a un escritor saben más de su trabajo que el propio escrito. Me arriesgo.
Seguir leyendo “Chuck Palahniuk, Rant. Un intento de entrevista”

Héctor Alterio: “La poesía es una ventana”

Un poco de poesía siempre es un buen remedio para compensar tanta insensatez y estulticia.  La poesía es una ventana pero “que no se entere la policía porque podrían cerrarme la ventana”.

Este es un fragmento del recital “Como hace 3.000 años…” que ofreció Hector Alterio en la Biblioteca bilbaina de Bidebarrieta el pasado jueves, 18 de octubre, enmarcado dentro de los actos programados en Semana de la Poesía de Bilbao, Alterio interpretó poemas de León Felipe, Antonio Esteban Agüero y Pablo Neruda acompañado a la guitarra por José Luis Merlín. También, y en reconocimiento a la Semana de la Poesía, interpretó  poemas de Blas de Otero y Gabriel Aresti. Seguir leyendo “Héctor Alterio: “La poesía es una ventana””

Francesco Tonucci, La Ciudad de los Niños

Francesco TonucciLa semana que viene estaré en Roma preparando la intervención de Francesco Tonucci en un Congreso sobre educación vial en el que vamos a colaborar. La verdad es que no conozco a Francesco pero me he documentado en Internet y todo lo que dice este hombre tiene una coherencia extraordinaria.

Francesco Tonucci nació en Fano, Italia, en 1941. Se diplomó como profesor en 1958 y, en 1963, se graduó en Pedagogía, en la Universidad Católica de Milan. A los 28 años recibió su primera distinción en ese campo y comenzó a satirizar la realidad de la escuela a través del seudónimo “Frato”. Como Frato dibuja unas preciosas historietas en las que el niño y la educación suelen ser los protagonistas.

posts relacionados:

“Somos la generación que está gastando la herencia de sus hijos”

el vídeo completo de la entrevista

Francesco comenzo su andadura profesional maestro de escuela primaria y, en 1966, se convirtió en investigador en el Instituto Psicológico del Consejo Nacional de Investigación, del que -en 1982- presidió el Departamento de Psicopedagogía, que lleva adelante el programa de educación ambiental, cuyo objetivo es crear una base de datos para y por los niños.

En 1991 desarrolló en su pueblo natal el proyecto de Ciudad de los Niños, considerado una nueva forma de concebir la ciudad, con los niños como punto de referencia. El proyecto fue más que exitoso, extendiéndose a diversos puntos del mundo. Es ese proyecto el que nos interesa documentar y para eso le visito. La ciudad de los niños tiene entre sus objetivos calmar el tráfico en las ciudades y hacer posible lo que ahora es una utopía: que los niños vayan solos a la escuela o que puedan jugar en las calles libremente sin miedo a ser atropellados.

Os dejo una entrevista que a Francesco le hicieron en EL PAIS y que ilustra su punto de vista sobre el problema del tráfico y los niños y tambien con una viñeta en la que su alter ego, Frato, ironiza sobre los educadores… Seguir leyendo “Francesco Tonucci, La Ciudad de los Niños”

Seis secretos para sobrevivir a los ataques atómicos

la BombaLeo que cerca de cien submarinos de la flota nuclear rusa se están oxidando en diques descuidados. Son las consecuencias de la decadencia de un Imperio que sólo lo fue para intentar mantener una imagen de poder frente a su enemigo americano. Los riesgos de radiación, se afirma, desde la UE, son cada vez más reales. Es el signo de los tiempos: amenazas difusas, que estratégicamente son difundidas desde los medios cuando es necesario desviar la atención de otros asuntos. Ahora, mientras escribo este post, un grupo de combate de la Armada norteamericana se haya situado frente a las costas iraníes en un claro gesto de amenaza a la, poco disimulada, intención del régimen de los ayatolás de conseguir la Bomba. Ayer, el inefable zar de todas las Rusias, amenazaba también con poner a las capitales europeas en el punto de mira de sus misiles. Al final acabaremos, como en los años 50, dando clases en las escuelas de protección ante los ataques nucleares. Eran tiempos de la guerra fría e incluso en guías médicas aparecían consejos para sobrevivir a un ataque nuclear (sic).

1.- Búsquese refugio y protección
S hay tiempo bájese a un subsuelo. En caso de verse sorprendido fuera de casa, búsquese refugio al lado de un edificio, o dentro de una zanja o cuneta.

2.- Acuéstese en el suelo o piso
Para no ser derribado y para correr menos riesgo de se alcanzado por los objetos proyectados o derribados, acuéstese al pie de una pared o un  terraplén.

3.- Ocúltese la cara en los brazos
Al arrojarse al, hunda sus ojos en el hueco del codo. Así protegerá su cara de las quemaduras y evitará la ceguera pasajera y las lesiones en los ojos.

4.- No se precipite afuera enseguida
Después de una explosión en el aire, aguarde unos minutos, luego salga para ayudar a combatir los incendios. Después de otras clases de explosiones, aguárdese una hora para dar tiempo a que la radiación se disipe.

5.- Cuidado con el agua y la comida
Los alimentos y el agua que están en los recipientes abiertos pueden estar contaminados por radiaciones. Si es posible, limítese a consumir solamente conservas envasadas.

6.- No se difundan rumores
En la confusión engendrada por un  bombardeo, un solo rumor podría iniciar el pánico y éste costar la vida a muchas personas.

Y un séptimo consejo, de mi propia cosecha, en un mundo apocalíptico post-nuclear, evite a toda costa a los mutantes. No son de fiar, en especial los que tiene una tercera hilera de ojos.

 

guia-nuclear (pdf)

Y de mis labios sólo saldrá un Aleluya. Pasión y muerte de Jeff Buckley – Hallelujah

¿Hay algo mejor para las relaciones públicas de un músico joven y con talento que la muerte? Probablemente no. Me dice una amiga, desde la osadía de su juventud y la arrogancia de su insultante inteligencia, que, de no haber muerto hace ahora diez años, Jeff Buckley, sería uno de los Grandes.

Jeff, mientras vivió, sólo publicó un disco de estudio: “Grace”. Tenía 30 años cuando, en el típico gesto excesivo, se baño en un afluente del Mississippi con botas y vestido, entonando el “Whole Lotta Love” de Led Zeppelín. Fue lo último que cantó, las aguas del río se llevaron su cuerpo. Probablemente no quiso matarse, pero ni el mejor PR hubiese imaginado una “muy mejor muerte misteriosa” para un prometedor músico. Es innegable su influencia, es tangible el mito que crece. Nadie duda de su talento, pero ¿qué hubiera ocurrido si Jeff hubiera vivido?

Un primer escenario, el más querido para los conversos subyugados, muestra a Jeff con cuarenta años, con tres discos. Tras “Grace” ha vuelto a la carretera. Su segundo disco de estudio ha funcionado, pero las ideas y la edad hacen que su música, más madura, y su voz más castigada hayan encontrado una menor respuesta del público. Los críticos, al ser un habitual de las listas, ya han dejado de tener la complacencia de la que hacen gala con todo lo nuevo/raro/brillante. Su tercer disco ha sido también un éxito de ventas, pero Jeff está empezando a repetirse peligrosamente. Cuarenta años y sigue anclado en el verano del 97, su última ruptura sentiental le ha dejado sin dinero y no tiene demasiadas ideas. No obstante , de esa crisis personal saldrá, os lo anuncio en exclusiva, el año que viene, el mejor disco de la década.

En el segundo escenario, el habitual, Jeff sigue con su carrera, es un músico de culto, adorado. No sólo canta sino que es un pope de la cultura. Su última iniciativa es la lucha contra el Cambio Climático. Su quinto álbum ha pasado, como los demás, al número uno de las listas. Es habitualmente invitado a la Casa Blanca donde el nuevo presidente, Al Gore, le tiene como músico de cabecera.

Desafortunadamente, esas vidas hipotéticas se fueron con la corriente del río que ahogó a Jeff, pero una carrera llena de experimentos e inseguridades, lastrada por la sombra de su padre, Tim, ha sido convenientemente absorbida por la máquina de generar iconos. ¿Qué hubiese sido de su carrera?, nadie lo sabe. Sólo sé que, a veces, la vida trata mucho peor al arte que una muerte temprana. Allá donde estés, Jeff, sólo una palabra:

Aleluya!

Actualización 2008. Los publicistas son (somos) unos insaciables devoradores y trituradores de talento ajeno. Da igual que la canción utilizada en el spot de televisión hable sobre el desamor o la tristeza o el vacío que deja la soledad. La filial madrileña de la agencia Young&Rubicam acaba de diseñar una nueva campaña con motivo del 50°aniversario de la petrolera REPSOL. Con un texto ñoño y cursi en el que nos recuerdan que la bombona de butano da nombre a un color, utilizan imágenes nueva era y nos destrozan el Hallelujah. Francamente prefiero mil veces escuchar en contexto esa canción cuando habla de la soledad del Dr. House en,  Acceptance, el episodio uno de la segunda temporada. Seguir leyendo “Y de mis labios sólo saldrá un Aleluya. Pasión y muerte de Jeff Buckley – Hallelujah”

Todo el mundo es libre (de usar protector solar)

He traducido y reeditado un vídeo (Everybody’s Free (to wear sunscreen) .- Todo el mundo es libre (de usar protector solar).- que, realizó el director australiano Baz Luhrmann (Moulin Rouge, Romeo y Julieta), en 1997. Me gusta la estética de sus trabajos, me encanta sobre todo su maestría en el montaje. Este tema apareció en un álbum de EMI Music Australia. El disco se llama “Something for Everybody”. También forma parte de la banda sonora de “Romeo y Julieta”. El vídeo se ha convertido en un éxito viral de Internet, gracias a youtube. Creo que hasta ahora nadie había hecho la traducción al castellano y, para los que no entiendan inglés, es una oportunidad de conocer el texto. La letra de la canción se tomó de un ensayo “Advice, like youth, probably just wasted on the young” que tiene la forma de discurso de graduación escrito por la periodista Mary Schmich del Chicago Tribune.

Este texto se convirtió pronto en una leyenda urbana que decía que el texto había sido escrito por el autor de CF Kurt Vonnegut , para la graduación de 1997 del MIT (lo que es, naturalmente, falso).

El texto, con apariencia de poema, es frecuentemente comparado con el poema de Max Ehrmann, “Desiderata, que también fue objeto de otra leyenda urbana que contaba que era un anónimo encontrado entre los legajos de una catedral.

Me siento identificado con todos los consejos que se escuchan en esta canción…

para saber de más de la historia:
Seguir leyendo “Todo el mundo es libre (de usar protector solar)”

Gasesosa la Crus del Gorbea "Dios, que gaseosa"

La Gaseosa “Crus del Gorbea” o el efecto mariposa en Internet

Gasesosa la Crus del Gorbea "Dios, que gaseosa"
Gasesosa la Crus del Gorbea “Dios, que gaseosa”

Internet es una probeta perfecta para probar la teoría del caos

Es más que probable que, en alguna ocasión, a tu correo electrónico haya llegado una cuña de “Gaseosa Crus del Gorbea”. Este producto, inexistente en el mercado, es una feliz ocurrencia de un señor desconocido para la mayoría.

El inventor de esta campaña de cuñas radiofónicas es Txemi del Olmo. El autor, en la actualidad reconocido actor de doblaje, fue hace ya unos años animoso locutor de los “40 principales de Bilbao”. Esa vertiente creativa dejó huella en su carrera y por eso inventó la campaña de la gaseosa.

Supongamos que seas el único internauta que aún no conoce las cuñas. Le explicaremos lo que son. La “Gaseosa Crus del Gorbea” es un producto vasco, vasco, de esos que llevan chapela y todo. Como producto racial y con RH negativo, los responsables de la marca “encargaron” a Txemi una campaña pegada a la tierra. Tan pegada que suponemos que parece surgida de un bar en los que los contertulios, al estilo nuestro, dicen esa frase tan peculiar “gaseosa “Crus del Gorbea” ¡Diosss, que gaseosa”.

Lo mejor es oirlo

Y esta es la cuña de Marlboronos, el cigarrillo que  fuma el hombre más sexi de Euskadi en las laderas de Gernika

Porque al fin y al cabo de eso habla este comentario. De un éxito inesperado en Internet. Y lo que es más importante: de un éxito no buscado. Recordando el efecto mariposa, que dice que el movimiento de las alas de un lepidóptero en Vietnam provoca un tornado en Kansas, la teoría del caos y todo eso, podremos decir que Internet es una probeta perfecta para probar empíricamente este fenómeno