Taller de radio. ¡Vamos a hacer un informativo!

ga-web

 

 

 

 

Las Asociación Vasca de Periodistas AVP-EKE organiza en colaboración con la Alhóndiga de Bilbao un taller de radio para chavales de  entre 10 y 12 años. Queremos que este taller les divierta, les entretenga y, cómo no, les inocule el veneno de la radio. Mañana, a las diez de la mañana,  la presidenta de la asociación, Lucía Martínez Odriozola, presentará, en rueda de prensa, en la sala Bastida  de la Alhóndiga este taller que  ha tenido una excepcional acogida. Sus plazas están agotadas desde el primer día y son incontables las familias que han mostrado su interés en participar.

El objetivo de este taller es convertirnos, de una manera lúdica y práctica, en  redactores, editores y locutores de informativos para la radio. Los informativos son la parte fundamental de la programación de una radio. Para aprender todo el proceso de hacer un Informativo, en este taller de radio,  de cuatro días de duración, los y las participantes aprenderán a conseguir la noticia, a hacer entrevistas, a redactar las informaciones para la radio, a editar un informativo y finalmente, serán capaces de emitir un informativo para la radio. Todo ello con abundantes ejemplos de teoría y práctica y de una forma divertida y participativa. Seguir leyendo “Taller de radio. ¡Vamos a hacer un informativo!”

Bravo, Gorka

Hola Paula. Esto que te voy a contar no es tu aita. Es la visión particular y desenfocada sobre unos tiempos en los que se compartieron trabajo, mesa, alegrías y penas, esperanza y desánimo. Durante más una década.  No dejes que te digan  eso tan gastado de que, cuando seas mayor,  entenderás lo que ha pasado. Cuando pierdes a tu  padre da igual que seas mayor o, como es tu caso, una niña. Se arranca una parte de tu identidad,  y ni los recuerdos  podrán completar ese vacío tan grande.

Nos consolamos con la memoria porque  es mejor que la nada,  y por eso miramos al pasado,  y hacemos una selección de los momentos. Celebramos lo bueno y olvidamos lo regular. Porque toda vida se compone de claros y oscuros. No existe la excepción a esa regla.

En ese pasado hay  una oficina a medio montar, mesas y llaves allen. Un tipo  apresurado que fumaba y andaba y llamaba por teléfono y escribía como si no existiera un mañana. Qué ironía, era verdad,  su mañana se esfumó en un momento. Tan pronto. Y ese gol que se gritó en una oficina vacía, y que asustó  a los vecinos. Y la inmersión en el Abra, qué momentazo. Ese ok con la mano y las burbujas que subieron para arriba y se mezclaron  con los rayos de sol.  El resto de la tropa echando la papilla, mareados por unos simples  borreguitos,  y aquí los veteranos  impasible el ademán.

Y la comida. La humanidad está dividida en dos tipos de personas. Los que comen y los que se alimentan. Ese comer  la comida tres veces. La primera con los ojos,  cuando salían los platos, la segunda apresurado (siempre corriendo, ¡qué manía!) y la tercera paladeando y preparando la siguiente.

Se ha discutido y peleado en esas oficinas,  siempre esperando un cambio de moqueta,  y de  las mejores broncas surgieron las mejores complicidades. Algún inconsciente te metió por los senderos del Warcraft, y  seguro que más de un orco lo sintió en su piel y en sus huesos.

Hay una playa en esta historia. El sol ya cae y el Mediterráneo abraza  a un hombre  que, desnudo de ropas, agobios y tristezas, entra en el mar. Si es cierto que existe un lugar en el que los buenos momentos quedan congelados  ese lugar ya fue. Atrápalo, es tuyo. Para siempre.

Leonor

Se presenta Leonor. Ojos limpios. Una cadena de oro en el cuello con una alianza colgada. Era un encuentro esperado.  Un  abrazo. Y no se encuentran  las palabras. Torpemente cuento el asombro, la conmoción de ver  a su marido desvanecerse en una nube, en un fogonazo, en un ruido insoportable.  “No sufrió”  le aseguro convencido.  “Cuando la bomba explotó ellos ya estaban tranquilos, relajados, pensaban que todo había acabado y empezaron a sacar las bolsas llenas de explosivos del maletero  con tranquilidad, sin miedo”.

Ella cuenta que Manuel   salió de casa contento. Era el 89, un año de plomo con víctimas y bombas cada semana. Habían hablado de como encarar una muerte probable porque, cada día,  los pocos desactivadores debían enfrentarse a desafíos mortales. Pero estaba contento. Pensaba -dice Leonor- que su trabajo era importante y que lo estaban haciendo muy bien. Esa bomba, la que mato a Manuel, Jose María y Luis, fue un prodigio de maldad sofisticada. Estaba pensada para matar al  máximo número de personas y sólo el arrojo y la valentía y el sacrificio de tres artificieros logró que no muriese más gente.

El profesional que consigue que una bomba no explote lucha contra la entropía. Una bomba es el caos absoluto. La destrucción total y la muerte. Cada día explotan bombas dejando personas mutiladas, muerte y destrucción. Cuando un explosivo te muestra lo que puede romper en un segundo,  la vida no vuelve a ser lo que era.  Es como una graduación siniestra.

Es una vida sin el otro. La vida que lleva Leonor, con su anillo en el cuello.  Añorando lo que perdió pero dando un ejemplo de dignidad, sin odio, sin revancha.  Con esperanza de que lo mucho que nos ha dado  sirva para construir una sociedad en paz. Así sea.

Euskadi Saboreala

Euskadi, saboréala es el lema de la nueva imagen de promoción turística del País Vasco que ha presentado hoy en Madrid el lehendakari, Patxi López, y que pretende poner en valor los principales atractivos turísticos de la comunidad  autónoma vasca. La nueva imagen ha sido presentada por el Gobierno vasco en un acto en la Bolsa de Madrid, que ha reunido a 600 representantes de distintas instituciones, políticos, empresarios, y personalidades de la cultura y el deporte.
Con una tipografía “moderna, universal y amable”, el lema pretende trasladar la idea de una nueva marca fuerte y poderosa, que transmita claramente los valores tradicionales, la modernidad y la personalidad del País Vasco, según han indicado hoy los responsables de Turismo de esta comunidad. Así, la palabra “Euskadi” aparece en mayúsculas, “para darle entidad”, pero con proporciones de letra minúscula, “para transmitir calidez”, y en verde mar, “un color diferencial”, “elegante” y “con cierta sofisticación”. El logotipo incorpora un símbolo que se inicia bajo la “A” de “Euskadi” en forma de ola, y que pretende representar el arte, la moda y la naturaleza.
Euskadi, saboréala es, en definitiva, una invitación a conocer una tierra y unas gentes.  Comprobar de primera mano la amabilidad de sus personas, la belleza de sus paisajes y alicientes como la cultura y la gastronomía. No permitas que nadie, ni tan siquiera yo, te lo cuente. Ven a Euskadi y saboréala. Buen provecho! On egin!
Más para saborear en Euskadi:


Despertad

A aquellos que consideran que una idea merece la pena que el otro muera.

A los tibios. A los tibios. A los tibios.

A los que miran para otro lado. “No es mi problema”. “¡Vivan las cocochas”. “En este país se vive muy bien!”

A los del “algo habrá hecho”.

A los que nunca mirarán en los bajos de su coche y a los que nunca supondrá un ejercicio de alto riesgo el pasear por la calles de su pueblo.

Al tipo que  pegó un puñetazo en la cara a un amigo cuando llevaba a su hija  de año y medio  a hombros por el paseo de la Concha,  porque “sesgaba la información y provocaba  sufrimiento al pueblo vasco”.

A los que ponen una bomba de 300 kg de explosivo al lado de 40 niños que duermen.

Despertad. Esta pesadilla ya dura demasiado.

El tío de la maza

Ya se le conoce popularmente al que majo a golpes la herriko de Lazkao  como el “tio de la maza”. Antes Jose Mota había  popularizado su  personaje del “tío de la vara”. Este super-héroe rural se encarga de bajar la tontería a mastuerzos recalcitrantes a base de “varazos”. No es mal método para aplicar en el caso de gobernantes que se pasan el tratado de Kioto por el forro o promotores de pelotazos urbanísticos que arrasan con el paisaje.

En Euskadi somos menos sutiles, más honestamente brutales. Así que, para una parte de la ciudadanía, el héroe del momento es “el tío de la maza”. Un justiciero no anónimo  (gracias a los  vídeos de diferentes televisiones  que, sin distorsionar, han mostrado su cara a admiradores y a ojeadores de ETA). Este hombre, que acababa de estrenar su pisito,  ha visto como una bomba que iba dirigida contra la sede socialista de Lazkao ha reducido a escombros su vivienda. Su reacción ha sido emprenderla a golpes con  la sede de D3M en su  pueblo. (D3M ¿siglas quizás de “dale tres mazazos”?). La respuesta de los agredidos ha sido encartelar Lazkao con carteles que le etiquetan de “faxista” y de paso le señalan como objetivo para próximas “visitas” no demasiado amistosas. Francamente, no me gustaría estar en el pellejo del tío de la maza. Seguir leyendo “El tío de la maza”

Grissom, CSI, los vascos y vascas, Goiko mendian

Este es el vídeo con el que la gente de la lehendakaritza sorprendió a los asistentes a la recepción que ofreció el lehendakari el pasado viernes. Nos lo envían desde la presidencia del Gobierno Vasco y aprovecho para saludar a su gente y en especial a la simpática y siempre amable Edurne Domingorena que es la que encabeza los correos en los que se nos explica la agenda del lehendakari. Les esperan unos meses duros hasta las elecciones  a todo el equipo. También el año que viene será muy exigente para la persona que sea máximo dirigente de nuestro País. Aquí, como en el resto del mundo la crisis se notará, se esta notando, bastante. En salvarnos de la quema no habrá “hecho diferencial” y es que estamos metidos en una economía global y cuando estornudan en Wisconsin nos acatarramos en Mondragón.   Como bien sabemos los que somos montañeros de corazón, y como canta con mucha gracia   el actor William Petersen, Grissom en CSI, desde la cima de la  montaña siempre se ve una mejor perspectiva del camino a recorrer…

TRADUCCIÓN

(en euskera) Lehendakari, señoras y señores, buenas noches. Euskadi es muy fría, pero los vascos tienen el corazón caliente.

(en inglés) Quería enviarles, a todos ustedes en el País Vasco, un mensaje y un saludo. Pasé un tiempo precioso allí, en 1974 y 1975. Estudiando, conociendo a gente, subiendo los montes, Arantzazu. Mi hija nació allí: Maite Nerea. Nació en 1975, en Mondragón.

El País Vasco ocupa un lugar especial en mi corazón. Espero volver pronto a visitarlo de nuevo. Estuve allí hace 11 años y había cambiado mucho.

Cuando estuve allí en 1975, no se permitía el euskera en las señalizaciones ni en ninguna otra parte. Cuando estuve allí hace once años, todo estaba en euskera. Fue un cambio sorprendente. Me pareció esperanzador para la gente de Euskadi haber recuperado su lengua. Estoy contentísimo con el progreso y me alegré por la paz que había. Tengo ganas de volver pronto.

Había una canción que aprendí cuando estaba allí, una canción que resume lo que siento por el País Vasco:

(Canción: Goiko Mendian)
En la cima del monte hay nieve
En el río, hielo
Estoy libre de ti y
Tengo feliz el corazón
Cuando empiece el verano, al sol,
Cuando la nieve se derrita,
Tú también sentirás
La cosecha del arrepentimiento

Franco tenía razón

Hoy diez de octubre es el Día dedicado a la salud mental.

Y dicho esto establezcamos baremos, amigos. ¿Quién padece de enfermedad mental en una sociedad loca?. En una sociedad cuya economía se está yendo (ahora mismito)  al cuerno porque, definitivamente, la hemos basado en el valor de la especulación más excrementicia en lugar de crear una economía que premie el trabajo productivo, la excelencia y la solidaridad.

Una sociedad del derroche cuya riqueza, no conviene olvidar,  se basa en la pobreza absoluta del más de la otra mitad de la población mundial. Una sociedad que, como me decía ayer Manuel Carballo, director del centro internacional para las MIgraciones y la Salud , es incapaz de tomar decisiones estratégicas a diez o quince años vista. Una miopía generalizada  que dentro de cincuenta años provocará que, aplicando una simple regla de cálculo,  no exista una sociedad vasca,  porque hace mucho tiempo que dejamos de generar los vasquitos/as necesarios para asegurar el reemplazo generacional.

Y visto esto, pregunta:  ¿quién es aquí el que no se libra de padecer, aunque sea de forma vicaria, una enfermedad mental?

Franco tenía razón…

… Franco Battiato por supuesto:

“Somos hijos de la estrella
Y biznientos de su majestad el dinero.

Aunque llevéis perfumes y desodorantes
Sois arenas movedizas, siempre hacia abajo.

Cuànta escuàlida figura que atraviesa el paìs
Y qué mìsera es la vida con abusos de poder.
En el puerto ondea la bandera blanca,
..
Yo prefiero la ensalada a Beethoven y Sinatra, a Vivaldi,
Uvas pasas que me dan màs calorìas.
Que dificil es quedarse quieto, indiferente
Mientras todo en torno hace ruido.
En esta época de locos nos faltaban
Los idiotas del horror.”

Viva la novia!!

En días como hoy, con la que está cayendo en el lugar que me ha tocado vivir, con un poco de asco y con ganas de bronca, lo mejor será permanecer callado.

Que luego te arrepientes de escribir en caliente. Por eso haré un canto a la libertad, a la alegría de vivir, a la chufla, al no preocuparse por lo que digan los demás

Porque todo vale, en la política y en la vida,  si no se daña al otro.

Por eso, desde aquí grito ¡Viva la novia! y ¡viva el modisto que hizo el traje a esta novia!

ps

esta foto no es montaje. Es una fotografía tomada con teléfono móvil apresuradamente en una ciudad muy conocida. Los rotros están velados para defender la intimidad de los que participan en ella.

A-normal

Hoy me apetecería hablar sobre el precio del petróleo, que el año pasado estaba a 70 dólares el barril y que hoy cotiza a más de 130$. De cómo se prevé un horizonte con el crudo a 200 dólares el barril. Un futuro en el que deberemos, por pelotas, cambiar nuestros hábitos de consumo y en que miles de puestos de trabajo estarán en el aire.

También me gustaría hablar de los transportistas que se han echado a las carreteras porque, con los precios del gasóleo, no les da ni para llenar el depósito de sus camiones.

También querría hablar de la fantástica entrevista que Vicente Romero hizo a Jean Ziegler, que además de ser filósofo y escritor, ocupa un cargo importante en la ONU, el de Relator para el Derecho a la Alimentación. Este funcionario, calificaba como “crimen contra la humanidad” que miles de toneladas de alimentos se estén convirtiendo en agrocombustibles y cómo, ocho grandes multinacionales alimentarias, (de las que no dijo el nombre) especulan con el precio de los alimentos, provocando una escasez INTENCIONADA de alimentos para influir en los precios, en los mercados . El resultado de estas prácticas criminales es que, cada cinco segundos muera un niño en nuestro planeta por culpa de la falta de alimentos.

para ver el vídeo desde la página de RTVE pulsar AQUÍ

También me hubiera gustado hablar del Día del Medio Ambiente. Este año centrado en un asunto cotidiano que deja una pesada herencia a los que nos sucedan: las bolsas de plástico. El residuo que más años tardará en degradarse.

Pero este fin de semana han puesto una bomba de cinco kilos de explosivo a un periódico en el trabajan amigos y ex-compañeros de carrera. En el que cada día publican su visión de las noticias colegas de profesión. Un diario que se edita en la ciudad en la que vivo. Una ciudad, en la que al haber un grupo mafioso que intenta acabar con los testigos de la noticia, se equipara a las peores zonas de conflicto (Irak, Chechenia, Palestina, Darfur, los estados en los que campa el narcotráfico en México). Esos lugares en los que el periodista es un estorbo, una pieza a cazar. Y ante eso, hoy no puedo hablar de otra cosa. Es que para mi eso es terriblemente incomprensible y a-normal.

Juan Carlos Eguillor, Cartel Aste Nagusia de Bilbao 1978

Ser Vasco

Estos días (mayo 2008) ha existido cierta polémica entre blogueros vascos relacionados con el ambiente artístico, sobre la obra de Juan Carlos Eguillor. Se han cruzado opiniones para todos los gustos sobre su evolución artística y la vigencia de su obra. Recuerdo con cariño a personajes míticos como Mari Aguirre o Miss Martiartu, o a ese cártel de la primera Aste Nagusia, la de  de 1978 , que se ha convertido  en un icono . Mi memoria conserva divertidas ironías como esta viñeta que  acompaña al post. No tengo certeza de su fecha de publicación,  pero creo que será aproximadamente de finales de los años 80.

 

Juan Carlos Eguillor, Cartel Aste Nagusia de Bilbao 1978
Juan Carlos Eguillor, Cartel Aste Nagusia de Bilbao 1978

Y es que creo que a los vascos nos falta una mirada descreída sobre el hecho diferencial. Quizás debiéramos pensar que no somos tan diferentes a un sueco o un chipriota. Que tenemos los mismos problemas a la hora de pagar una hipoteca, que vemos la misma película de Hollywood o comemos las mismas hamburguesas del Burger King. Quizás sea el momento de dejar de hacernos tantas preguntas y empezar a tamizar con humor destroyer nuestra realidad para dejar de vernos desde tan cerca de nuestros ombligos. Y es que, salvo las veces que algunos descerebrados nos dan miedo, el resto, hasta nosotros mismos con nuestra pompa y circunstancia,  podemos provocar  un poco de risa.

Transcripción de la viñeta:

– A ustedes se les acusa de convertir el ser vasco en una visión partidista del hecho …mmm… ontológico

– En términos menos intelectuales ¿Qué es ser vasco para ustedes?

– Vasco es todo aquel que es buen vasco…

-¡Te compro la idea!

Actualización: hoy, 23 de abril  de 2011 cuentan los periódicos que Juan Carlos ha fallecido.

Gracias por tu obra, formas parte de la  memoria sentimental de este pequeño país.

Decálogo moral de una radiotelevisión pública

Leo un magnífico artículo de Jose Antonio del Moral en su blog y eso me hace ponerme a fantasear sobre cómo, en un mundo utópico, serían mi radio y televisión pública ideal.

Hay que tener en cuenta que quien escribe esto trabajó casi 8 años en los medios públicos de su país, ahora está en el sector privado, y aunque la situación actual la veo con un pesimismo infinitamente mayor que hace diez años, hago una reflexión sobre lo que para mi sería un medio público ideal.

– Mis informativos serán independientes. Fomentaré el reportaje de investigación y en especial investigaré las estructuras de poder político de mi área de influencia, convirtiendo mis programas en un contrapoder que refuerce la democracia y la salud de sus instituciones. Mi línea editorial estrá siempre del lado de los sectores más desfavorecidos de mi sociedad y seré beligerante contra de cualquier forma de violencia. Habrá vías horizontales para que cualquiera con una noticia relevante pueda vehiculizarla gracia a mi estructura.

– Tendré una estructura de personal ligera. No crearé un funcionariado. No hay nada más pernicioso para una gran mayoría de periodistas que la rutina de un trabajo fijo y estable. Vincularé contratos con resultados tangibles, no necesariamente de audiencia sino de excelencia. Trataré de que mi estructura laboral sea lo más parecida a la de la empresa privada sujeta a una evaluación continua.

– No trataré de competir con los Medios de comunicación privados en ámbitos de actuación que sean onerosos para el erario público. Si ellos deciden apostar por la televisión basura, por deportes cuyos derechos son estratosféricos, o por los concursos chabacanos será su problema, no el mío.

– Como corolario del anterior punto mi meta será la calidad en mis programas, el servicio público, no la audiencia.

– No competiré por una porción del mercado publicitario porque eso me obligaría ineludiblemente a entrar en la producción de realities, famoseo y telebasura en general.

– Al optar por una financiación publica me someteré al escrutinio de organismos independientes que auditen el destino de esos fondos.

– No competiré con las pequeñas productoras. Al contrario, aligeraré mi estructura de producción para abaratar mis gastos fijos y, de rebote, fomentar el mercado audiovisual local. No tiraré los precios de ese mercado gracias a que, al estar subvencionado con dinero público puedo hacerlo.

– Fomentaré la producción audiovisual de ficción de mi área de actuación. En especial el trabajo de nuevos realizadores.

– Fomentaré la Cultura de mi país, y al decir esto quiero decir la pequeña cultura, la creación en mayúculas, y no, por ejemplo, el fútbol.

– No gastaré en mi financiación el cincuenta por ciento de los presupuestos de la consejeria o ministerio de Cultura de mi país.

Quizás para los que conozcan desde dónde hablo esto les suene un poco local pero, creo que esos puntos se pueden aplicar en cualquier parte del mundo .