Destacado

“En esta profesión se puede ser brutalmente competitivo, pero nunca un cínico”

El periodista Dicky del Hoyo (@zuloko) supura lecciones de periodismo por cada poro de su piel. Y ello lo da cada experiencia laboral, cada puerta cerrada y abierta (la siguiente), cada noticia cubierta, cada fuente entrevistada. Está especializado en comunicación corporativa, nuevas tecnologías de la información, redes sociales y relaciones públicas y fue uno de los pioneros en el mundo de la blogosfera, cuando abrió su propio espacio en la red allá por el pleistocénico año 2001, como él mismo recuerda.

¿Cuál es el atractivo que le encuentras a la profesión de periodista?

El atractivo que le encuentro a la profesión periodística es que, si quieres ser un buen periodista, cada día debes reinventarte, aprender elementos nuevos, estar muy atento a las novedades y, sobre todo, no me canso de repetir lo que dijo Kapuściński: “para ser buen periodista hay que ser buena persona”. En esta profesión se puede ser brutalmente competitivo, pero nunca un cínico o un mal compañero. La experiencia me ha enseñado que uno de los mejores activos que puede atesorar un periodista es tener buena reputación para el resto de sus compañeros.

¿Cuáles son las claves para realizar la comunicación corporativa de una empresa de forma eficaz y de calidad?

En primer lugar, creo que es importante conocer bien al cliente, definir su mensaje y establecer una relación de absoluta confianza. El dircom de una empresa es uno de los puestos más sensibles para la buena marcha de una organización. Aquellos que dejan, por ejemplo, su comunicación en redes en manos de aficionados (el primo, el cuñado, Peláez que, aunque trabaja en logística es muy listo con el ordenador, etc) deberían tener reservado un círculo del Infierno de Dante. Yo no concibo hacer comunicación de algo que no me creo, de una cuenta que vaya en contra de mis valores. Coincido en que todas las empresas, organizaciones y personajes públicos deben tener la posibilidad de que sus acciones, méritos, deméritos o situaciones de crisis sean comunicadas de la mejor manera posible. Y hacerlo bien supone tener una buena agenda de periodistas que sepan que cuando levantas el teléfono lo que le vas a “vender” no es mercancía averiada, que eres honesto con lo que cuentas y que si en algún momento las tornas cambian y la situación pasa a ser una comunicación de crisis también estás listo para contestar y dar explicaciones. Y saber contarlo, tener un mínimo de habilidad en la escritura, en la forma y el fondo. Y eso lo da la práctica y las muchas lecturas. Mis amigos, profesores de las facultades de periodismo, se quejan amargamente de estudiantes ágrafos que nunca han comprado, ni por supuesto leído, un periódico. Mal vamos. En mi trayectoria profesional he llevado la comunicación de cuentas pequeñas y grandes, de empresas y departamentos gubernamentales y si hay algo que los periodistas agradecen, y que siempre te lo hacen saber, es que estés dispuesto a coger el teléfono en cualquier momento, no sólo cuando sea conveniente a tus intereses. Y la honestidad en tu respuesta. No digo que todo se pueda ni se deba contar en cualquier momento, pero tu interlocutor debe saber que cuando puedas se lo explicarás y que no le estás engañando.

¿Qué han supuesto las redes sociales y las nuevas tecnologías para el aumento del alcance y de las posibilidades del periodismo de actualidad?

Soy nativo digital desde más de lo que me gustaría reconocer. Está claro que a nivel histórico la irrupción de las nuevas tecnologías supuso un enorme shock para el periodismo tradicional del que todavía nos estamos recuperando. Los primeros damnificados fueron los periodistas de mi quinta que no supieron reciclarse y que acabaron, y están acabando, como dinosaurios atascados en un pozo de brea. Y luego llegó el gran cataclismo de la monetización de los contenidos que hizo que cerraran decenas de cabeceras y medios. Eso en lo negativo. En el aspecto positivo creo que los medios digitales le han dado inmediatez al periodismo, cosa que es buena. Me imagino los grandes acontecimientos históricos retransmitidos con las herramientas actuales y hubiera sido asombroso haber estado en la Belle Alliance de Waterloo con un Smartphone con streaming en directo y lanzando tuits. Por otra parte todavía estamos buscando la fórmula que otorgue rigor a esa inmediatez y a esas nuevas plataformas digitales. Que el periodismo digital esté en la pelea del clickbait no dice mucho de su rigor. No obstante veo con esperanza iniciativas digitales que recuperan el reportaje largo y la investigación.

¿Es la blogosfera una buena plataforma para que los periodistas hagan llegar de forma más cercana y rápida la información periodística a los lectores?

Aposté por tener un blog profesional en el pleistocénico año, para los blogs, del 2001. Me ha proporcionado infinitas satisfacciones e incluso sirvió como plataforma para lanzar una exclusiva informativa de la que me siento muy orgulloso: la injusticia que se cometió con la familia del joven Enaitz Iriondo y que cambió la percepción social ante las víctimas de accidentes de tráfico. Creo que todo periodista debería tener un blog, y reitero un blog. Es bueno para un profesional de la información estar en Twitter o Facebook. Te da muchas pistas y visibilidad, pero las plataformas mutan y quizás no estén mañana. La bitácora es tu casa virtual, que has pagado y que nadie te puede arrebatar. Es bueno utilizarla para ampliar los contenidos que por su formato no caben en los medios tradicionales, para dar un punto de vista más personal a determinadas informaciones o para crear una identidad digital más elaborada. Para eso y para más.

En un mundo cada día más digital y audiovisual, ¿seguirán teniendo cabida medios tradicionales como la radio en un futuro periodístico a largo plazo?

La radio es un medio con mucho futuro. No sé en qué formato oirán radio los oyentes de dentro de un siglo. Quizás sea algo diferente a las actuales emisiones o a los podcast, pero siempre habrá una persona que necesite sentirse acompañada por una voz en la distancia, pero a la vez cercana, que le proporcione información y algo más.

¿Crees que tiene suficiente presencia el periodismo cultural en los medios generalistas o que es un ‘lujo’ de calidad más reservado a los medios especializados?

La presencia cada vez más exigua de la cultura en los medios es un reflejo de la importancia que a la misma se le da desde la sociedad o por nuestros políticos. Y creo que es un error. La buena información cultural es sexy y vende. Sólo tenemos que ver los medios anglosajones para comprobar que a la cultura allí se le da espacio y les proporciona prestigio y lectores. No obstante, reitero, estamos en un momento de cambio de modelo, los grandes grupos de comunicación de nuestro país no tienen claro cuál es modelo. Se optó en su día, de forma algo ingenua, por no decir que insensata, por no cobrar los contenidos en Internet.  Ahora dar la vuelta hacia la cultura del pago va a ser complicado. Si a eso unimos que las plataformas van a mutar, que están cambiando, es un momento de desconcierto general. Lo viejo está moribundo y lo nuevo no acaba de nacer.

¿Alguna cosa más que desees añadir?

El primer día de la carrera mi primer profesor nos dijo, a los casi 300 nuevos alumnos de periodismo que estrenamos aula: “de todos ustedes, unos cincuenta acabarán la carrera, de esos cincuenta diez encontrarán trabajo, y de esos diez, uno o dos, con suerte, trabajarán de periodista”. Quiero decir a los periodistas y a los futuros periodistas que el periodismo lleva siglos en crisis, pero que siempre serán necesarios periodistas. Los periodistas necesitamos hacernos valer como generadores e intermediarios de la información de calidad. Pero ahí está la clave, en la calidad, el rigor, y eso no se consigue sin trabajo, aprendizaje continuo, sentido común y mucho esfuerzo. El periodismo es vida porque, en ocasiones, cuenta la vida, otras nos cuesta la vida y, gaudeamus igitur, es más vida que la propia vida. ¡Viva el periodismo!

Entreviista para la publicación “Soma Comunicación”

Written by David Casas (@casas_castro)
Photo by Fede Merino

Destacado

Bob Dylan, Premio Nobel

Me veo y creo que me ven como un tipo mesurado y tolerante. Y cuanto más señor mayor soy, más. Pero estos días, con las absurdeces que he leído y oído sobre el Nobel a Bob Dylan, reconozco que he tenido momentos de santo mosqueo y de block que te crió a gente que seguía y que se me han revelado como salidos de las vainas de La Invasión de los Ultracuerpos. Entiendo la crítica, claro. El no estar de acuerdo, por supuesto. La comparación con otros autores, que para algunos reunieron más méritos. Pero qué menos que un mínimo de rigor intelectual, razonamiento. No el cuñadismo de decir que eso no es literatura porque está en un vinilo y no en un libro.

Estudiar Filología, además de periodismo, me ha abierto las puertas a grandes obras de la literatura universal. Los autores del Gilgamesh, Ramayana, Beowulf o el anónimo El Cantar del Mío Cid tienen algo en común: eran los Bob Dylan de sus respectivas épocas. La Odisea y la Iliada eran cantos de aedo. Los ἀοιδός cantaban epopeyas acompañados de instrumentos musicales. Los Bob Dylan de su época. Me gusta mucho Dylan, también Roth, también sé pronunciar Murakami (me he leído todo, hasta su libro más friki “De qué hablo cuando hablo de correr” que va de running y tal). Pero si yo hubiese estado en ese jurado hubiera dado el premio a Dylan. Aunque sólo fuera por estás líneas de Masters of Wars: You that build all the bombs/You that hide behind walls/You that hide behind desks/I just want you to know/I can see through your masks

Seguir leyendo “Bob Dylan, Premio Nobel”

Taller de radio. ¡Vamos a hacer un informativo!

ga-web

 

 

 

 

Las Asociación Vasca de Periodistas AVP-EKE organiza en colaboración con la Alhóndiga de Bilbao un taller de radio para chavales de  entre 10 y 12 años. Queremos que este taller les divierta, les entretenga y, cómo no, les inocule el veneno de la radio. Mañana, a las diez de la mañana,  la presidenta de la asociación, Lucía Martínez Odriozola, presentará, en rueda de prensa, en la sala Bastida  de la Alhóndiga este taller que  ha tenido una excepcional acogida. Sus plazas están agotadas desde el primer día y son incontables las familias que han mostrado su interés en participar.

El objetivo de este taller es convertirnos, de una manera lúdica y práctica, en  redactores, editores y locutores de informativos para la radio. Los informativos son la parte fundamental de la programación de una radio. Para aprender todo el proceso de hacer un Informativo, en este taller de radio,  de cuatro días de duración, los y las participantes aprenderán a conseguir la noticia, a hacer entrevistas, a redactar las informaciones para la radio, a editar un informativo y finalmente, serán capaces de emitir un informativo para la radio. Todo ello con abundantes ejemplos de teoría y práctica y de una forma divertida y participativa. Seguir leyendo “Taller de radio. ¡Vamos a hacer un informativo!”

LLanes, diez restaurantes y diez experiencias imprescindibles en el Oriente de Asturias

Hay una pregunta que a mi, “asturiano” oriental residente, me repiten hasta la saciedad los ocasionales de la zona: “Ahora que estamos en Llanes, ¿qué restaurantes nos recomiendas? Y no es una pregunta sencilla. No en vano, en el Oriente del Planeta Asturias, en el Conceyu de Llanes hay una gran concentración de lugares de restauración, desde los más popular a lo más distinguido. Desde los chigres a los restaurantes de nueva cocina. Hay mucho y bueno donde elegir así que procuraremos afinar. Se nos quedan muchos en el teclado pero nos limitamos al número mágico: 10. Y en este post, además, daremos un bonus. Restaurantes más experiencias, todo por el mismo precio, para nuestros lectores y amigos

No es un indulto, es un insulto

Hechos probados:

Un señor muy, muy, muy borracho decide conducir su automóvil: Los expertos dicen que con su  nivel de 2,49 gramos de alcohol en sangre (el límite es de 0,5) lo extraño es que no caiga desplomado inconsciente.

Es una lástima pero no se desmaya. Su pequeño cerebro reptil, ajeno a la razón, la lógica y a la humanidad hace que tome la peor de las decisiones: decide conducir su Nissan Almera.

Este individuo circula a 140 kilómetros por hora en una carretera comarcal con límite de 70. Hace eses, derrapa, se salta señales;  es la una menos diez de la madrugada. Y de  improviso en una curva de izquierdas y con cambio de rasante invade el carril contrario y embiste de manera brutal a un vehículo de una familia que, respetando las normas, circula hacia su hogar tras una reunión familiar.

Consecuencias (habla Josetxo, una de las víctimas):

“Tras la colisión mi suegro falleció poco después, nuestra hija de cuatro años, sufrió un traumatismo craneoencefálico muy grave que hizo temer por su vida, pasando 8 días inconsciente en la UVI, otros 12 días consciente, recuperando poco a poco el habla, motricidad y 7 días en planta; mi suegra ingresó grave en la UVI, con politraumatismos, fémur roto, brazos rotos, ha teniendo dos estancias en la UVI, y dos intervenciones quirúrgicas; mi mujer  sufrió  fractura de cabeza de fémur y fémur; yo, por mi  parte, tengo polialtralgia ósea y muscular…”

Hechos probados:

En el asfalto queda un cadáver y una familia rota. Los que han sobrevivido quieren lo imposible: que los muertos vivan, que los heridos curen sus secuelas físicas y síquicas. Pero eso no puede ocurrir.  Ya que no se puede lo imposible, la familia pide, como poco, lo justo. La Justicia y la reparación. Una petición sincera de disculpas del homicida, cierta empatía con los que sufren por parte del criminal que tanto daño les ha hecho. Cuando creen que nada puede ser más malo, sucede lo peor. 

Humillación de las víctimas: 

El criminal y sus abogados deciden que en este país, matar borracho en la carretera puede (y suele) salir gratis o casi. Así que se aplican a conseguir que así sea. Dilaciones, trampas legales, mentiras y ocultación de pruebas. Desprecio a las víctimas. Un Horror. Un calvario.

Lo inmoral, lo amoral y lo criminal todo unido en un cóctel siniestro. Cuando llega el juicio, muy tarde, la familia tiene que oír como el sujeto dice a la jueza que “no entiendo porque tengo  que estar aquí ya que lo paga todo el seguro”.

Eso es lo que ese tipo entiende por reparación y perdón, por culpa y por castigo. Pagar las costas y los daños y ya está todo arreglado. Puede seguir con su vida.

Y no es eso. No ha roto una cafetera ni ha estropeado un grifo. Ha matado personas y destrozado vidas. Y no lo ha hecho por accidente sino por negligencia criminal. Y no entera, ni quiere enterarse, ni se enterará, salvo que la pena sea ejemplar y tenga tiempo para pensar en un sitio tranquilo. Para que no se vaya de rositas y a otra cosa. Debe saber lo que ha hecho y sus consecuencias. Es un criminal, un delincuente que no ha mostrado una pizca de empatía con las personas cuyas vidas ha tirado por el desagüe.

 Hechos:

Joaquín B. es condenado a tres años, en sentencia firme. La familia suspira con alivio. Tres años no son nada comparados con sus vidas, pero al menos entienden que, ya que no les ha pedido perdón, ni ha entendido nada de lo que ha hecho, ni les ha puesto fácil conseguir la reparación,lo justo es que lo pague. Confían en las virtudes pedagógicas de esa, muy limitada, estancia en prisión. Lo repiten, no quieren venganza, sólo reparación.

La última broma macabra:

Joaquín B. ahora ha pedido el indulto. No quiere pisar ni un solo día la cárcel. Y la familia herida llora de impotencia. Quieren impedir que ese indulto se materialice. Es la última broma macabra, la última herida, la última muerte para el fallecido. Piden tu apoyo, porque ahora  parece que los indultos a los homicidas viales se han puesto de moda. Porque parafraseando a Budd, “esa familia se merece justicia y el criminal se merece pasar una temporada en la cárcel”.

Que así sea.

SI CREES QUE ESTE INDULTO ES INJUSTO TE ESTAREMOS MUY AGRADECIDOS SI FIRMAS LA PETICIÓN EN CHANGE.ORG

Al Excmo Ministro de Justicia del Gobierno De España: No al Indulto en la causa 375/2012 de la APG

http://www.change.org/es/peticiones/al-excmo-ministro-de-justicia-del-gobierno-de-espa%C3%B1a-no-al-indulto-en-la-causa-375-2012-de-la-apg?

ps

 

Y si quieres más información sobre este asunto mándame un correo a dicky@delhoyo.com

Mañana es el fin del Mundo y, si me apuran, incluso puede ser hoy

That’s great, it starts with an earthquake, birds and snakes, an aeroplane
And Lenny Bruce is not afraid…
Cuando de verdad se acabe el mundo, es decir, cuando nos toque morirnos será muy divertido. Será gracioso, entre otras cosas, porque no nos enterraremos (sic) de que el mundo, nuestro personal orbe, se ha acabado y con ese final, nos llevaremos todo lo nuestro: pensamientos, experiencias, amores y odios, como las lágrimas que se mezclaban con la lluvia de los replicantes. En concreto, en un resumen apresurado,  podemos decir que en el 2012 se ha acabado el mundo para las víctimas de los siguientes guerras y conflictos armados

Los afganos en una guerra civil que se remonta al 2001, con una esperanza de vida al nacer de 43 años

La gente de Chad, en guerra desde el 2006

Irak, con un conflicto que se remonta al 2003

Israel y Palestina

República del Congo, más de cuatro millones de muertos en la guerra que se libra desde 1998

Somalia, 300.000 muertos con combates activos desde el año 98 del pasado siglo.

y así, en un conteo apresurado, 23 países en guerra que albergan 27 conflictos regionales.

feliz fin del mundo, lo de la crisis, comparado con esto es un anuncio

 El séptimo ángel tocó la trompeta, y se levantaron grandes voces en el cielo

El séptimo ángel tocó la trompeta, y se levantaron grandes voces en el cielo

Mineros

Roque tiene un par de días libres. Quedamos y compartimos un culete de sidra. Roque es mi primo. Le gustan el rock, Juan Perro y sobre todo su chica y su niño. Roque me cuenta que cuando acciona el mando de su jaula muchos compañeros cierran los ojos y casi no respiran. El es encargado del ascensor que baja por la caña hasta la décima planta a 485 metros de profundidad, medio kilómetro por debajo de la tierra. Un lugar donde, si te quedas atrapado, es muy complicado del que salgas. La jaula baja muy deprisa, el ruido es profundo, un aullido, la tierra se cierra a tu alrededor y todo es negro salvo el pequeño círculo de luz que lanza la bombilla del casco. Así todo, lo dicho, muchos prefieren cerrar los ojos o apagar la luz y tragar saliva. Aunque luego se arrastren por galerías que miden 40 cm de altura y tiren de perforadora mecánica,  un esfuerzo del infierno, los pulmones se les queden negros y todo en unas posturas inhumanas, durante turnos más que largos y que para la cara no haya agua que quite tanta suciedad mezclada con sudor.

Son mineros y las canciones hablan de su esfuerzo y de su sacrificio. Y su trabajo no es sólo suyo. Lo que hacen, su esfuerzo, inyecta dinero en regiones enteras y la alternativa al cierre de las minas es la despoblación y la nada. Merecen respeto. Luego, claro cómo no, están los sinvergüenzas que les ponen de parapeto para especular en negocios millonarios, los grandes aprovechados que han puesto lo social como escusa del pelotazo particular. Esos.

Pero ahí está Roque, que tiene los arrestos de bajar y subir todos los días la jaula, algo que muchos no podríamos hacer ni una sola vez en toda una vida. Son superhombres, son de otra pasta y otra raza. Son mineros, y sólo por el hecho de serlo ya merecen un respeto. Una solución y un buen trato. Gente honesta y cabal, trabajadora y que cumple. Paisanos de los que hacen falta, no sobran. Ejemplares.