No es un indulto, es un insulto

Hechos probados:

Un señor muy, muy, muy borracho decide conducir su automóvil: Los expertos dicen que con su  nivel de 2,49 gramos de alcohol en sangre (el límite es de 0,5) lo extraño es que no caiga desplomado inconsciente.

Es una lástima pero no se desmaya. Su pequeño cerebro reptil, ajeno a la razón, la lógica y a la humanidad hace que tome la peor de las decisiones: decide conducir su Nissan Almera.

Este individuo circula a 140 kilómetros por hora en una carretera comarcal con límite de 70. Hace eses, derrapa, se salta señales;  es la una menos diez de la madrugada. Y de  improviso en una curva de izquierdas y con cambio de rasante invade el carril contrario y embiste de manera brutal a un vehículo de una familia que, respetando las normas, circula hacia su hogar tras una reunión familiar.

Consecuencias (habla Josetxo, una de las víctimas):

“Tras la colisión mi suegro falleció poco después, nuestra hija de cuatro años, sufrió un traumatismo craneoencefálico muy grave que hizo temer por su vida, pasando 8 días inconsciente en la UVI, otros 12 días consciente, recuperando poco a poco el habla, motricidad y 7 días en planta; mi suegra ingresó grave en la UVI, con politraumatismos, fémur roto, brazos rotos, ha teniendo dos estancias en la UVI, y dos intervenciones quirúrgicas; mi mujer  sufrió  fractura de cabeza de fémur y fémur; yo, por mi  parte, tengo polialtralgia ósea y muscular…”

Hechos probados:

En el asfalto queda un cadáver y una familia rota. Los que han sobrevivido quieren lo imposible: que los muertos vivan, que los heridos curen sus secuelas físicas y síquicas. Pero eso no puede ocurrir.  Ya que no se puede lo imposible, la familia pide, como poco, lo justo. La Justicia y la reparación. Una petición sincera de disculpas del homicida, cierta empatía con los que sufren por parte del criminal que tanto daño les ha hecho. Cuando creen que nada puede ser más malo, sucede lo peor. 

Humillación de las víctimas: 

El criminal y sus abogados deciden que en este país, matar borracho en la carretera puede (y suele) salir gratis o casi. Así que se aplican a conseguir que así sea. Dilaciones, trampas legales, mentiras y ocultación de pruebas. Desprecio a las víctimas. Un Horror. Un calvario.

Lo inmoral, lo amoral y lo criminal todo unido en un cóctel siniestro. Cuando llega el juicio, muy tarde, la familia tiene que oír como el sujeto dice a la jueza que “no entiendo porque tengo  que estar aquí ya que lo paga todo el seguro”.

Eso es lo que ese tipo entiende por reparación y perdón, por culpa y por castigo. Pagar las costas y los daños y ya está todo arreglado. Puede seguir con su vida.

Y no es eso. No ha roto una cafetera ni ha estropeado un grifo. Ha matado personas y destrozado vidas. Y no lo ha hecho por accidente sino por negligencia criminal. Y no entera, ni quiere enterarse, ni se enterará, salvo que la pena sea ejemplar y tenga tiempo para pensar en un sitio tranquilo. Para que no se vaya de rositas y a otra cosa. Debe saber lo que ha hecho y sus consecuencias. Es un criminal, un delincuente que no ha mostrado una pizca de empatía con las personas cuyas vidas ha tirado por el desagüe.

 Hechos:

Joaquín B. es condenado a tres años, en sentencia firme. La familia suspira con alivio. Tres años no son nada comparados con sus vidas, pero al menos entienden que, ya que no les ha pedido perdón, ni ha entendido nada de lo que ha hecho, ni les ha puesto fácil conseguir la reparación,lo justo es que lo pague. Confían en las virtudes pedagógicas de esa, muy limitada, estancia en prisión. Lo repiten, no quieren venganza, sólo reparación.

La última broma macabra:

Joaquín B. ahora ha pedido el indulto. No quiere pisar ni un solo día la cárcel. Y la familia herida llora de impotencia. Quieren impedir que ese indulto se materialice. Es la última broma macabra, la última herida, la última muerte para el fallecido. Piden tu apoyo, porque ahora  parece que los indultos a los homicidas viales se han puesto de moda. Porque parafraseando a Budd, “esa familia se merece justicia y el criminal se merece pasar una temporada en la cárcel”.

Que así sea.

SI CREES QUE ESTE INDULTO ES INJUSTO TE ESTAREMOS MUY AGRADECIDOS SI FIRMAS LA PETICIÓN EN CHANGE.ORG

Al Excmo Ministro de Justicia del Gobierno De España: No al Indulto en la causa 375/2012 de la APG

http://www.change.org/es/peticiones/al-excmo-ministro-de-justicia-del-gobierno-de-espa%C3%B1a-no-al-indulto-en-la-causa-375-2012-de-la-apg?

ps

 

Y si quieres más información sobre este asunto mándame un correo a dicky@delhoyo.com

Bravo, Gorka

Hola Paula. Esto que te voy a contar no es tu aita. Es la visión particular y desenfocada sobre unos tiempos en los que se compartieron trabajo, mesa, alegrías y penas, esperanza y desánimo. Durante más una década.  No dejes que te digan  eso tan gastado de que, cuando seas mayor,  entenderás lo que ha pasado. Cuando pierdes a tu  padre da igual que seas mayor o, como es tu caso, una niña. Se arranca una parte de tu identidad,  y ni los recuerdos  podrán completar ese vacío tan grande.

Nos consolamos con la memoria porque  es mejor que la nada,  y por eso miramos al pasado,  y hacemos una selección de los momentos. Celebramos lo bueno y olvidamos lo regular. Porque toda vida se compone de claros y oscuros. No existe la excepción a esa regla.

En ese pasado hay  una oficina a medio montar, mesas y llaves allen. Un tipo  apresurado que fumaba y andaba y llamaba por teléfono y escribía como si no existiera un mañana. Qué ironía, era verdad,  su mañana se esfumó en un momento. Tan pronto. Y ese gol que se gritó en una oficina vacía, y que asustó  a los vecinos. Y la inmersión en el Abra, qué momentazo. Ese ok con la mano y las burbujas que subieron para arriba y se mezclaron  con los rayos de sol.  El resto de la tropa echando la papilla, mareados por unos simples  borreguitos,  y aquí los veteranos  impasible el ademán.

Y la comida. La humanidad está dividida en dos tipos de personas. Los que comen y los que se alimentan. Ese comer  la comida tres veces. La primera con los ojos,  cuando salían los platos, la segunda apresurado (siempre corriendo, ¡qué manía!) y la tercera paladeando y preparando la siguiente.

Se ha discutido y peleado en esas oficinas,  siempre esperando un cambio de moqueta,  y de  las mejores broncas surgieron las mejores complicidades. Algún inconsciente te metió por los senderos del Warcraft, y  seguro que más de un orco lo sintió en su piel y en sus huesos.

Hay una playa en esta historia. El sol ya cae y el Mediterráneo abraza  a un hombre  que, desnudo de ropas, agobios y tristezas, entra en el mar. Si es cierto que existe un lugar en el que los buenos momentos quedan congelados  ese lugar ya fue. Atrápalo, es tuyo. Para siempre.

Mr. Nobody

Mr Nobody está en su lecho de muerte. Es muy, muy viejo y es una rareza. Será la última persona que muera en un mundo en el que todos los seres humanos son  inmortales. Su mente trata de recordar su pasado pero es complicado. Su memoria es frágil, está perdiendo el sentido de la realidad y ya no distingue lo real de lo inventado. Imagina cómo hubiera sido su vida si hubiera tomado decisiones diferentes. Se imagina feliz con otra mujer, se ve desgraciado, se intuye con malas compañías, se adivina con hijos y sin ellos. Es una película de posibilidades desperdiciadas, de realidades inventadas y en la que el destino está fabricado por nuestra determinación y también por el azar. Mr Nobody va a dejar de ser y no sabe si ha sido lo que piensa que ha sido, o si esas existencias posibles simplemente no fueron.

Nos inventamos vidas y cuanto más larga es nuestra trayectoria más tratamos de idealizar esos momentos del pasado. Somos autoindulgentes con nuestros errores pasados y muchas veces ni siquiera admitimos como reales las pertinaces realidades.

Mr. Nobody
Mr. Nobody

En un juego de PC del siglo pasado, llamado Heart of China, se podían tomar diferentes decisiones pero, cuando nuestra opción era relevante, aparecía un señalador de caminos que te indicaba que la senda que ibas a tomar era un camino de ida y no de  vuelta.

En nuestra vida hay múltiples decisiones que tomamos cada día. Si hemos de hacer caso a las más alocadas teorías científicas cada una de esas elecciones provocan un universo diferente en el que nuestros otros yoes, los que hemos generado simplemente al elegir otra marca de champú , tendrán una vida independiente. (Reconozco que me encanta usar el plural de yo, es tan poco habitual que merece la pena ser rescatado: yoes, yoes, yoes, yoes…).

En Beautiful Girls de Ted Demme,  hay un diálogo en una cabaña situada sobre un lago helado en el que la mujer, objeto de deseo, le dice a aquel que la desea que, muchos otros también se preguntan porqué él tienen la suerte de ser el compañero de otra mujer, la suya. Todo eso para enseñar(nos) que nuestras suertes son envidiadas por otros. Pese a que, en ocasiones, no nos sintamos afortunados.

Y en esa gran obra maestra de la filosofía moderna que es Babylon hay una frase que remata lo que muchos piensan y pocos se atreven a decir: “La vida es una mierda y luego te mueres.” O no.

El peor viaje del Mundo

sotresHace casi cien años tres individuos hicieron a pie, arrastrando trineos cargados de pertrechos, un viaje que, con el tiempo se catalogó como “el peor viaje del mundo”. Fueron 96 kilómetros que se hicieron en medio de las condiciones climatológicas mas adversas que nadie pudiera imaginar, en la más completa oscuridad. Fue el viaje que realizaron tres miembros de la expedición Terranova que organizó Scott en su intento de llegar a Polo Sur. Una empresa que finalmente le costó la vida a él y cuatro de sus hombres y que es trágicamente recordado porque Amundsen se les adelantó por unos pocos días en la llegada.

Los tres eran Cherry-Garrard, Bowers y Wilson. De los tres el que me provoca una especial admiración es Cherry-Garrard. Cuando Scott anunció que se disponía a conquistar el Polo Sur se presentron más de 1500 voluntarios a una empresa que se presumía cuando menos, arriesgada cuando no posiblemente mortal. El empeño de esos hombres no era conquistar la gloria o territorios para su país, Gran Bretaña. Los ojetivos eran científicos. Simplemente querían saber más sobre unos territorios vírgenes para la Humanidad y compartir lo que investigaran con el resto de los países. Cherry-Garrard se valió de todas sus influencias para ser elegido para esa expedición pero fue sistemáticamente rechazado. Era muy joven, no tenía experiencia científica ni de exploración y era, terriblemte miope. El uso de las gafas estaba completamente decartado en un lugar en el que iba a soportar temparturas de hasta cincuenta grados bajo cero. Finalmente cuando Scott le descartó, Cherry-Garrard ofreció de manera altruista una alta cantidad de dinero para patrocinar la aventura. Ese gesto le supuso ser elegido en última instancia.

Cuando se prepraró el que iba a ser un viaje secundario dentro de los ambiciosos objetivos de Scott, Cherry-Garrard ya había demostrado sobre el terreno polar sus magnifica actitud frente a las dificultades. Su incapacidad para el desaliento, su carácter aglutinador y positivo sobre el resto de los miembros del grupo. Así que Scott decidió que acompañaria a sus dos mejores hombres en el viaje que le les llevó desde el cabo Evans al cabo Crozier. Sobre esa experiencia y sobre el destino de la desgraciada empresa de Scott , Cherry-Garrad escribió el que se   considera unánimente el mejor libre de viajes jamás escrito. Un libro que lleva el título de este post.

La primera expedición estaba destinada a conseguir unos huevos de pingüino emperador, un pájaro que en esa época era un total misterio para la ciencia. El pingüino sólo tiene huevos en el terrible invierno austral, una época en la que temperatura más “calida” es de 36 grados bajo cero. El viaje fue efectivamente terrible, en ese invierno de ventiscas, de oscuridad y de enormes grietas en las que cayeron en más de una ocasión. Unas caídas a las que sobrevivieron, porque iban atados por arneses a sus trineos que les servían de ancla frente a los abismos. Esos hombres anduvieron en sus jornadas peores un kilometro y medio al día y cuando llegaron, agotados al cabo Crozier se enfrentaron a lo peor. Tras conseguir tres huevos de pingüino, de los que dos se le rompieron a Cherry-Garrard porque se tropezó, se prepararón a pasar la noche en una improvisada cabaña creada con sus lonas y con nieve.

Esa terrible noche se abatió sobre ellos un temporal de fuerza descomunal que destrozó su refugio y se llevó por los aires su tienda. Hay que entender lo que eso suponía. Sin tienda, simplemente no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir al viaje de vuelta. Esa noche con el el viento aullando sobre sus cabezas, sepultados por la nieve, metidos en sus sacos de dormir, la pasaron cantando himnos y canciones de taberna hasta que quedaron dormidos por el cansancio y la angustia.

Quiso la fortuna que al día siguiente encontraran la tienda incomprensiblemente cerca y emprendieron el viaje de vuelta. El frío, las privaciones, el cansancio les hizo en ocasiones desear la muerte como una alternativa dulce. El sudor que producían sus cuerpos se congelaba y hacía que sus ropas y sus sacos de dormir estuvieran congelados y duros como piedras. Cherry-Garrard contaba que una noche tiritó tan fuerte que pensó que su columna vertebral estaba a punto de romperse. Hicieron turnos en el viaje para que alguién no se durmiera andando porque el cansancio era tan extremo que se dormían durante la marcha mientras tiraban de sus trineos. Frente a todo, frente a las condiciones infames, frente a unas equipaciones que hoy no llevaríamos ni a una excursión de media montaña,  fente a una dieta inadecuada y escasa, esos hombres lo lograron. Fue un triunfo de la voluntad y al final no importó que el objetivo fuera un huevo de pingüino. Simplemente ellos dieron un paso más en su viaje hacia la meta.

Estos días he andado por la nieve, por las montañas,he seguido rutas, he pasado frío. ¿Por qué he elegido hacer eso y no me he quedado a gusto en el calor de mi casa? No lo se. Mientras caminaba pensaba en Apsley Cherry-Garrard, en Robert Falcon Scott y en un huevo de pingüino emperador.

Una sentencia para recordar a Helena Castillo Zapata

Helena Castillo ZapataMe escribe Flor. La Madre de Helena Castillo Zapata. Me cuenta que ya hay sentencia. Leo la sentencia que será recurrida por las dos partes y le contesto unas líneas. Las comparto con vosotros:

Querida Flor

Espero y deseo que la sentencia sea efectiva. Que tenga un carácter ejemplarizante.

Que haga reflexionar al homicida y evite que provoque más muertes y que otros como el, escarmentando en cabeza ajena, no comentan las mismas irresponsabilidades criminales.

Espero y deseo que para vosotros sea el comienzo de una reparación moral que, a mi, se me antoja imposible.

Espero y deseo que en un mundo mejor no exista el lugar para muertes tan injustas como la de Helena.

Pero sobre todo, lo que más deseo es que Helena pudiera estar, con vosotros, disfrutando de este bello día de primavera.

Eso ninguna sentencia jamás podrá reparar, ni ningún juez podrá juzgar.

Con todo mi afecto

dicky del hoyo

Sentencia para un conductor ebrio

Sentencia 71/08

“El juzgado de lo penal nº 9 ha dictado sentencia el pasado 21 de Febrero de 2008, contra el implicado en la muerte de HELENA CASTILLO ZAPATA, acusado de un delito de HOMICIDIO IMPRUDENTE, en concurso ideal con otro delito de LESIONES IMPRUDENTES al acompañante de la misma, ALVARO MARTÍN HERNÁNDEZ, a la pena de 2 años y 9 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, privación de derecho de conducir vehículos a motor y ciclomotores por 4 años y al pago de las costas procesales, incluídas las causadas por la acusación particular.

Se consideran hechos probados que el acusado C.T.R., conducía el 17 de abril de 2005, por la carretera M-607, sentido Madrid, bajo la influencia de bebidas alcohólicas, debido a lo cual, tenía sus facultades físicas y psíquicas de percepción y concentración disminuidas para la conducción de vehículos a motor, circulando a gran velocidad y realizando cambios continuos de carril…

En el punto Kilométrico 31,750 de la citada carretera, pretendió hacer un nuevo adelantamiento, no calculando debidamente las distancias real de separación con el vehículo que le precedía, vehículo que conducía Helena Castillo. Golpeó fuertemente la parte trasera del mismo haciendo que se saliera de la vía…

Requerido el acusado para la práctica de la prueba de alcoholemia con un etilómetro debidamente homologados marca DRAGER 7110 ARJK-0043, arrojó en la primera prueba, el resultado positivo de 1,07 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y la segunda, 1,08.

Como consecuencia de la colisión, Helena Castillo Zapata, conductora del Renaul Clío, de 20 años de edad, sufrió un intenso politraumatismo que le causó la muerte.

Asimismo, Álvaro Martín Hernández, de 21 años de edad, el cual viajaba como ocupante sufrió traumatismo craneoencefálico, fractura esternón, fractura abierta peroné izquierdo, fractura dedos del pie izquierdo y policontusiones …

El ilustrísimo juez D. Ignacio Bigeriego González Camino ha tenido en cuenta para la determinación de la pena, el elevado índice de alcoholemia que presentaba el acusado, unido a la velocidad excesiva a que circulaba (superior a 120 Km/h) Así como las continuas maniobras de adelantamiento, lo que provocó el accidente y el fatal desenlace”.

—————————————-

Esta condena ha sido recurrida por el condenado, argumentando la no homologación de los etilómetros utilizados por la Guardia Civil de tráfico, las declaraciones parciales de los Agentes de tráfico y testigo (persona que le acompañaba) y por considerar excesiva la pena impuesta. Dicha persona no ha tenido durante estos 3 años, prisión preventiva, ni le ha sido retirado, aún, el carnet de conducir.

Los padres de Helena Castillo Zapata, han recurrido la misma por considerar que los hechos son suficientemente graves como para reafirmarse en su petición inicial. El Ministerio Fiscal junto con la acusación particular (padres de Helena) han coincidido durante todo el proceso, en la acusación y en la petición máxima de 4 años de privación de libertad y 6 años de privación de derecho a conducir.

La comunidad de Internet se vuelca con los padres de Enaitz

Varios medios de comunicación se han hecho eco de la reacción de los amigos de Internet, de todos vosotros, ante el juicio injusto que van a sufrir el próximo 30 de enero los padres de Enaitz. Os doy las gracias por vuestro apoyo.

Ayer me cuenta Galder que el tema se trató en la tertulia de Bloguers de RADIO EUSKADI. Fernan ha puesto el mp3 en fernan.com.es

En EL PAÍS este es el suelto que dentro de un artículo en el que parecen los padres de Enaitz se dedica al tema de la fuerza de Internet:


Internet se moviliza en favor de la familia

Internet se ha volcado en defensa de la familia del joven Enaitz Iriondo. Cientos de internautas han dejado sus mensajes en diversos foros, apoyando a sus padres y mostrando su incomprensión por la demanda del conductor. “Todo empezó con un vídeo que colgó nuestra hija en Internet”, relatan a EL PAÍS los padres de Enaitz. Un reportaje elaborado por Canal Sur puso rostro a todos los protagonistas del drama. Superó las 11.000 visitas en Youtube.En el documental se puede ver al conductor explicar por qué presentaba una tasa de alcohol en sangre (0,15) cuando la Guardia Civil le realizó el correspondiente control tras el accidente: “Estaba nervioso y le dije a alguien que me trajera un whisky con coca cola”.En la página meneame.net, una web construida por los propios usuarios, que votan las noticias, la información sobre la causa y el próximo juicio contra los padres del joven colgada en un blog alcanzó ayer la inusual cifra de 1.700 votos y superó los 123 comentarios. Casi todos iban en el mismo sentido: “No me lo puedo creer. Hay jueces que no tienen el más mínimo juicio”, se quejaba uno de ellos.”Recibimos 40 mensajes de gente de toda España desde que salió la noticia en el meneame”, cuenta la madre de Eraintz Iriondo. “Nos escribe gente que nos manda mensajes de ánimo, abogados que piden que luchemos por cambiar las leyes; incluso jueces nos escriben a veces. Todos están indignados”, detalla Rosa Trinidad, quien recibe la mayoría de los mensajes a través de la web stopaccidentes.com de la asociación homónima. Varios blogsblogosfera.En un foro sobre actuaciones policiales, la conversación se convirtió en un debate tipo CSI sobre las diligencias: “Tardaron más de hora y media en hacer la prueba de alcoholemia”.Los informes de tres peritos encargados por la familia concluyen que el conductor circulaba a más de 160 km/h en lugar de los 113 que indica el atestado del instituto armado. En el tramo en que se produjo el accidente la velocidad está limitada a 90 km/h. Estos peritos concluyen también que si la prueba de alcoholemia se le hubiera realizado a Tomás Delgado en el acto hubiese superado el límite.También se han hecho eco de la noticia y la difundieron en en el sitio web de Telecinco Esta es la información completa.

Los internautas se vuelcan con unos padres demandados por el conductor que atropelló a su hijo

Enaitz Iriondo tenía 17 años cuando murió atropellado por un coche en la localidad riojana de Haro en 2004. Iba en bicicleta cuando un Audi que circulaba a 173,90 kilómetros por hora en una carretera con límite de velocidad en 90 se lo llevó por delante. Enaitz murió, y el conductor pide ahora a sus padres 20.000 euros por los daños sufridos en su vehículo. El juicio será el 30 de enero. Los internautas se han volcado con la familia del joven a partir de la noticia publicada en http://www.turanzas.wordpress.com y recogida en Menéname.net.
Enaitz y su familia estaban de vacaciones en un camping en Haro en el verano de 2004. Según su madre, Enaitz solía ir en bicicleta. El 26 de agosto el joven regresaba al camping en bici cuando Tomás Delgado, al volante de su coche y circulando a gran velocidad, lo arrolló y lo mató.En un documental realizado por Canal Sur, el conductor explica por qué tenía una tasa de alcohol de 0,15 cuando la Guardia Civil le realizó el control de alcoholemia. Según él, tras el accidente, estaba tan nervioso que le pidió a alguien que le llevara un whisky con coca cola.El juzgado de instrucción que llevó el caso desestimó la denuncia penal, al valorar que no hubo “infracción criminal” en el comportamiento del conductor. “Nos dieron tres días de plazo para recurrir”, explicó la madre. Los padres estaban destrozados y el abogado les aconsejó que fueran por la vía civil y se olvidaran de la penal. Recibieron una indemnización de 33.000 euros de la aseguradora del coche, Winterthur Seguros, que reconoció “la existencia de un exceso de velocidad en la conducción del Sr. Delgado”, según la documentación del Tribunal.Años después del accidente, el conductor, que asegura ser un empresario industrial, ha interpuesto una demanda civil por el que solicita el pago de los desperfectos producidos en su coche por el atropello (valorados en 14.000 euros) y además pide otros 6.000 por el tiempo que ha tenido que utilizar otro coche sustituto para trabajar.Según han relatado los padres de Enaitz a http://www.turanzas.wordpress.com, al conductor le ha resultado difícil encontrar abogado para interponer la demanda y consideran “indignante que no se le haya impuesto ninguna multa, ni sanción, ni ningún tipo de castigo por lo ocurrido”. Ellos luchan por reabrir la causa penal.

El conductor asegura que “también soy una víctima en todo esto, lo del chaval no se puede arreglar, pero lo mío, sí”. Y añade que “no es que los 20.000 euros me hagan falta, pero no tengo por qué renunciar a ellos”, explica Tomás Delgado en El País, antes de culpar a “las aseguradoras” de lo ocurrido. KOD

posts relacionados:

Juicio a los padres de Enaitz

Ante la muerte de Enaitz Iriondo: carretera, inhumanidad y asco

Más sobre el caso Enaitz (actualización lunes 28 de enero de 2008)

ENGLISH: The story of Enaitz Iriondo

Seguir leyendo “La comunidad de Internet se vuelca con los padres de Enaitz”

Más Crónicas sobre la maldad y lo repugnante, Juicio a los padres de Enaitz Iriondo

Enaitz IriondoEsta semana leíamos en prensa el caso de dos conductores que, realizando una carrera ilegal mataron a un matrimonio ajeno a su absurda competición, también nos espeluznaba el suceso ocurrido en Bizkaia en el que el conductor de una hormigonera, que circulaba por la autopista drogado y dando bandazos, acabó con la vida de un trabajador, o la tragedia de una mujer de 57 años que murió, mientras esperaba el autobús, tras ser embestida por un Golf GTI conducido por un niñato bravucón.

Pero hoy me acuerdo de Enaitz Iriondo, porque los padres de este chaval de 17 años que en 2004 falleció en Haro atropellado cuando iba en bicicleta por un turismo, que según unos informes periciales, circulaba a 173,90 kilómetros por hora en una carretera donde la velocidad máxima permitida es de 90 Km/h y que, si el atestado se hubiera realizado de forma correcta hubiera dado una tasa de alcohol superior a la establecida, van a ser juzgados el próximo miércoles día 30 en Haro.

Habéis leído bien, van a ser juzgados sus padres. Y en la vista se verá la reclamación del conductor implicado en ese siniestro que pide a la familia de Enaitz nada menos que 20.000 euros por los daños sufridos en su vehículo siniestrado y por la sustitución del citado vehículo durante el tiempo que ha trascurrido desde la fecha del accidente. Me resulta imposible encontrar algo más inhumano y los calificativos que se me vienen a la cabeza para describir al individuo que reclama los daños que provocó en su AUDI 8 el cuerpo roto de Enaitz serían probablemente merecedores de una denuncia por injurias.

Ayer hablaba con Rosa, la madre de Enaitz, y me contaba lo mucho que están sufriendo y lo mucho que le han reconfortado las muestras de cariño que está recibiendo de personas anónimas que escriben en Internet sobre Enaitz. Ante este juicio que va contra el sentido común y la Humanidad os pido que difundáis en la medida de vuestras posibilidades esta información, También, que si os es posible, acompañéis en Haro a estas personas vencidas por la injusticia y la Inhumanidad pero nunca derrotadas. Enaitz no se merece esto.

EL DIA 30 DE ENERO A LAS 9:30 HORAS EN EL JUZGADO DE HARO TIENE LUGAR EL JUICIO POR LA DENUNCIA INTERPUESTA POR EL RESPONSABLE DE LA MUERTE DE ENAITZ.

OS PEDIMOS AYUDA A QUIENES PUEDAN ACOMPAÑAR A LA FAMILIA
TAMBIÉN AYUDARÁ QUE ESTA INFORMACIÓN SE DIFUNDA POR INTERNET

GRACIAS POR VUESTRO APOYO

actualización jueves 31 de enero de 2008:

El conductor que atropelló, causándole la muerte, a Enaitz Iriondo no se presentó a la vista celebrada ayer en el Juzgado de Haro por la demanda que interpuso contra los padres del joven de Durango. La jueza le obligo al pago de las costas del juicio lo que se interpreta como una inequívoca victoria moral para Rosa y Antonio.

Ahora el caso puede que se reabra por la vía penal pero con el condcutor en el banquillo. Seguiré informando.


GRACIAS A TOD@S

Si queréis saber más sobre este tema:

Ante la muerte de Enaitz Iriondo: carretera, inhumanidad y asco

Todo Internet se vuelca con los padres de Enaitz

Más sobre el caso Enaitz (actualización lunes 28 de enero de 2008)

La familia de Enaitz se prepara para afrontar el juicio (lunes 28 de nero de 2008)

ENGLISH: The story of Enaitz Iriondo

FRANÇAIS: Il réclame 20.000 euros aux parents du garçon qu’il a tué

Homicidas con volante y ruedas

Hoy es el Día Contra La Violencia Vial. El tráfico ya se ha convertido en la principal causa de muerte violenta en Europa. En lo que llevamos de año, y a pesar del descenso provocado por medidas como el carnet por puntos, en España han muerto en la carretera más de 3000 personas. La perdida de vidas humanas que se produce en la circulación es equiparable a una pandemia y en este día yo recuerdo a Enaitz Iriondo y a Helena Castillo Zapata. También mando un abrazo a esas mujeres, sus madres, que han tomado la decisión de luchar para que no vuelva a ocurrir lo que les pasó a sus hijos. Mi cariño para Rosa María Trinidad y Flor Zapata y para todos aquellos que han perdido a seres queridos por la Violencia Vial.

Porque, dejemos las cosas claras. No debiera tener la misma valoración penal para el infractor causar un accidente (y recalco la palabra accidente) que matar por una conducción temeraria, agresiva o simple y llanamente homicida. Me comentaba un amigo jurista que, en España, matar con la ayuda de un automóvil sale prácticamente gratis a efectos penales. Las leyes deben cambiar y deben ser más duras para aquellos que ponen en peligro y matan a otros con sus vehículos.


“Ese día yo circulaba bastante rápido
Y el otro rodaba sólo un poco rápido
Respetemos siempre las limitaciones de velocidad”
Seguir leyendo “Homicidas con volante y ruedas”

Fotoperiodismo e Hibris

La hibris, hybris o húbris es un concepto griego que puede traducirse como ‘desmesura’ y que en la actualidad alude a un orgullo o confianza en uno mismo exagerados. Ese orgullo suele provocar, tanto en las historias del Mundo Clásico como ahora, un merecido castigo. En la Antigua Grecia aludía a un desprecio temerario hacia el espacio personal ajeno unido a la falta de control sobre los propios impulsos, siendo un sentimiento violento inspirado por las pasiones exageradas, consideradas enfermedades por su carácter irracional y desequilibrado, y más concretamente por Ate (la furia o el orgullo). Como dijo Eurípides:

Aquél a quien los dioses quieren destruir,
primero lo vuelven loco
.

En los últimos años hibris podría aplicarse a la entrada en Guerra en Irak, algo que, a estas alturas, se reconoce como un grave error. Orgullosa fue la actitud de su principal promotor, George W. Bush que amparado en su fe de cristiano renacido confió a su circulo más cercano que el propio Dios le había impulsado a esa tarea. Orgullosa fue la actitud del tercer mariachi del Trío de las Azores que pese a reconocer que, en su país, sólo le apoyaba un cuatro por ciento de la población (el porcentaje de personas que actualmente sigue creyendo que Elvis está vivo) nos metió en una guerra ilegal e inmoral. Tony Blair a la hora de tomar su decisión dudó pero acabo respaldando la invasión.

Ahora ya se están preprarando los planes para abandonar un país abocado a un incierta Guerra Civil, pero de momento todos los días la gente sufre. Todavía hay testigos que nos lo cuentan. Para eso nada como el fotoperiodismo.
Zaina Husein

Zaina Hussein llora mientras es curada de sus heridas. la explosión de un camión bomba destruyo su barrio y mato a cien personas, entre ellas varias de su familia.
Chambers
Los Chambers, padres de un joven soldado muerto en Irak, lloran en el funeral de su hijo mientras sostienen la bandera de las barras y las estrellas.