Taller de radio. ¡Vamos a hacer un informativo!

ga-web

 

 

 

 

Las Asociación Vasca de Periodistas AVP-EKE organiza en colaboración con la Alhóndiga de Bilbao un taller de radio para chavales de  entre 10 y 12 años. Queremos que este taller les divierta, les entretenga y, cómo no, les inocule el veneno de la radio. Mañana, a las diez de la mañana,  la presidenta de la asociación, Lucía Martínez Odriozola, presentará, en rueda de prensa, en la sala Bastida  de la Alhóndiga este taller que  ha tenido una excepcional acogida. Sus plazas están agotadas desde el primer día y son incontables las familias que han mostrado su interés en participar.

El objetivo de este taller es convertirnos, de una manera lúdica y práctica, en  redactores, editores y locutores de informativos para la radio. Los informativos son la parte fundamental de la programación de una radio. Para aprender todo el proceso de hacer un Informativo, en este taller de radio,  de cuatro días de duración, los y las participantes aprenderán a conseguir la noticia, a hacer entrevistas, a redactar las informaciones para la radio, a editar un informativo y finalmente, serán capaces de emitir un informativo para la radio. Todo ello con abundantes ejemplos de teoría y práctica y de una forma divertida y participativa. Seguir leyendo “Taller de radio. ¡Vamos a hacer un informativo!”

30 años de las Inundaciones de Bilbao

Hay cosas que te marcan.  Que las recuerdas como si fuera ayer. Estuvimos allí, vimos como, para la naturaleza, el ser humano es algo muy pequeño  y que su única grandeza, la nuestra, consiste en levantarse, en superar las adversidades y volver a empezar. Y en la solidaridad, que no conoce fronteras, ni patrias, ni grupos, ni clanes.   (Entrevista en EL CORREO, Ainhoa de las Heras, especial 24 de agosto)

Brigadas de voluntarios de limpieza

“Todo el mundo echó una mano»

 ‘Dicky’, tenía 18  «añitos», iba a empezar a estudiar Periodismo y bogaba en el equipo cadete de remo Kaiku. Su cuadrilla de Zorroza bajó aquel viernes 26 de agostode 1983 a fiestas de Bilbao. Iban a demostrar que eran un bote (equipo de remo) muy bien coordinado.
«Era un día raro, llovía muchísimo y teníamos que andar esquivando balsas de agua», recuerda 25 años después. Les sorprendió que en el Arriaga sólo hubiera un puñado de personas. El Arenal era «el caos»: los puentes sobrepasados de agua, coches de la Policía Municipal haciendo barrera…
Su particular ruta por la catástrofe continuó hacia La Ribera. Allí
se toparon con «la imagen más fuerte de las inundaciones: el barco ‘El
Consulado de Bilbao’ se puso de pie empujado por la fuerza de la riada».
Propiedad de la Asociación de Capitanes de la Marina Mercante, se
había reconvertido en txoko. ‘Dicky’ y sus colegas escucharon de repente desde un megáfono: «¡Echaros para atrás!». ‘El Consulado’ navegaba a la deriva arrastrado por la marea, quedó trabado y se hundió.
«Llovió sin parar durante docehoras, unos goterones como yo no
había visto en mi vida». Los dos días siguientes vivió «una situación extrema». Su padre fue un ‘niño de la guerra’ y la mujer que le acogió en Francia les visitaba, así que la llevaron a conocer Gernika.
«Los tres quedaron atrapados en un caserío. No había teléfonos móviles, no sabíamos dónde estaban. Fue horrible», rememora. Cuando «bajó
el agua», aparecieron en casa. Lo más positivo fue la ola de solidaridad contagiosa. Los cuatro amigos de Zorrotza se presentaron como voluntarios en el Ayuntamiento y trabajaron casi un mes.
«Nos tocó la calle Correo y la entrada a la Plaza Nueva. Cada vez
que paso por allí, me siento orgullosísimo. Le digo a mi mujer: ‘Estas escaleras las limpié yo’. Encontramos maniquíes y hasta monedas de oro de una tienda de numismática entre los escombros. Las recogíamos con un cedazo, les dábamos un manguerazo y se las devolvíamos al dueño, no nos quedamos con nada».

Pirámide truncada


Hay un lugar en Bilbao, cerca de la sede de la televisión vasca en el que se unen una curva cerrada, una carretera y dos vías de tranvía. En ese punto pasaban esta tarde sorteando a un autobús, a dos coches y, curiosa coincidencia a un tranvía,  una pareja de ancianos. Todos los que estábamos en el lugar soltamos un suspiro de alivio cuando finalmente llegaron a la otra acera. Mientras les veiamos, ajenos a lo que pasaba a su lado, al peligro,  a los bocinazos  y a los desesperados conductores haciendo maniobras suicidas para no atropellarlos,  hubo un momento de ternura. Dos abuelos autistas, encerrados en su discusión cotidiana, en su rutina de décadas. Dos viejos como pronto seremos. El tiempo pasa rápido.

Por primera vez en la historia vivirán en la misma época muchos más provectos que jóvenes. Pronto esto será una piramide truncada, una legión de carcamales plagados de enfermedades y de egoísmos. Esos que hoy sortearon al destino son  un reflejo de nuestro hoy de mañana.

Cuando pasaron al lado del grupo una chica exclamó sin resuello “eso que han hecho es una locura”. La señora sonrío, nos dijo que sí con la cabeza y terminó con un “así vamos”. Cierto, así vamos.

Bilbao, llévalo dónde quieras (sí, ahí también)

Los chistes de bilbaínos hacen alusión a nuestra  peculiar idiosincrasia. Los de Bilbao nacemos dónde queremos y sentimos lástima por los que han tenido la desgracia de no ser de nuestra Villa. Nuestras amatxos ya tuvieron especial cuidado en aleccionarnos sobre que,  a la gente de fuera,  no se le pregunta dónde ha nacido. “No te preocupes hijo, si es de Bilbao ya te lo dirá él y si no, para qué le vas a a hacer pasar un mal rato”.

También hay otro tipo de chistes de bilbaínos, los  que hacen alusión a los “atributos” de los botxeros y es muy significativo el chiste de los dos de Santutxu que deciden ir nadando, en estilo espalda, por la ría hasta Londres y desisten de su hazaña al darse cuenta que, por “problemas logísticos” no podrán superar el obstáculo del Puente Colgante.

Preservativos de Bilbao
Preservativos de Bilbao

Es por eso que,  ante la iniciativa del Ayuntamiento de Bilbao de repartir 30.000 preservativos para su uso y disfrute en la Aste Nagusia,  nos hacemos dos preguntas. ¿Habrán hecho el tamaño estándar y el tamaño “Bilbao XXXL”? y ¿porqué sólo han hecho 30.000 si está claro que esa es la cifra que consume un tipo de, por ejemplo,  Zorrotza, en una sola noche?.

Bromas aparte, creo que es una buena iniciativa y deseo suerte a los que acudan al reparto. La goma es para usarla de forma divertida. Es un ejercicio sano (si se toman las debidas precauciones) y además con la práctica del sexo se incrementa tu círculo de amistades. Recomiendo a la hora de la ejecución del acto  no estar demasiado perjudicado por el alcohol y así la cosa funciona mucho mejor, el placer es todo tuyo,  y se evitan accidentes o momentos ridículos  de bajón. Recordad, usad preservativos;  el paquete de pipas nunca es una opción.

Y sobre todo un consejo para aquellos/as  que empiezan a arrimar cebolleta. El estilo cavernícola del Oeeeeeehh!! como aproximación se dejó de llevar hace unas cuantas temporadas. Vuestro objetivo, sea del sexo que sea: chicas, chicos, mediopensionistas, programadores informáticos, clero progresista o elementos mixtos, espera algo más que un gruñido a la hora de ligar. Sed chistosos, sed ocurrentes, sed amables, sed cariñosos, sed vosotros mismos, comportaros. Y sobre todo recordad que un “NO” no es un “tal vez”. Un “no”, es siempre un “NO”. ¿Entendido? pues  ahora a disfrutar y no quiero ver ni uno sólo de esos preservativos en la cartera dentro de quince días.

Gora Bilboko Aste Nagusia!

Un grito en la pared

pintada en Zorrotza

Por fin una pintada en mi barrio que no habla del derecho a decidir, de los presos, de la independentzia y otras especies similares. Aquí, en este País, percibo en la gente que me rodea  una indiferencia o un  hartazago definitivo hacia la política y los partidos políticos institucionalizados. También existe un elemento que distorsiona defitivamente el paisaje y que rompe las reglas del juego con su estrategia camorrista. Ya lo saben,  me refiero a los chicos del hacha y la culebra.

Por lo que si ayer, en mi barrio salimos mil personas a la calle, en un barrio de quince mil, para pedir infraestructuras básicas como el soterramiento de las vías del tren de la FEVE, es una buena noticia.  Los vecinos estamos hartos de que con el tema de la contaminación se nos maree con informes contradictorios. El mejor informe son nuestros ojos que lloran, nuestras gargantas que tosen y nuestras nauseas ante los  olores.

Y lo que desde luego no esta en nuestra agenda es que se nos coloque otra incineradora de basuras ante  nuestras narices. Es el viejo agravio entre barrios pobres y barrios ricos. Entre los que se llevan las inversiones residenciales y los que nos quedamos con la basura.  Zorrotza ha decidido por fin moverse por algo que importa. El “derecho a decidir”  en lo global y en la abstracción  me parece muy bien dejarlo para los debates de alta política,  pero aquí, quince mil vecinos de Bilbao nos limitamos a exigir el derecho a respirar y no enfermar por ello.

LLueve sobre mojado

Hay cosas en las que la memoria te traiciona. Yo estuve en las Inundaciones del 83 y las recuerdo como un sueño apresurado. la noche que la Ría de Bilbao se fue de madre y se tragó el Casco Viejo de Bilbao yo estaba con mis amigos dispuesto a bajar a las Fiestas en el Arenal y a eso de las diez de la noche, el Puente del Arenal ya estaba sobrepasado y todo lo que rodeaba al teatro Arriaga era una inmensa laguna de agua embravecida.

Digo que lo recuerdo como un sueño porque lo que vi aquella noche fue, en experiencia, lo que puedes vivir en varios años de una vida normal. Luego estuvimos más de un mes una situación de catástrofe. Con el agua racionada, formando parte de cuadrillas de voluntarios que cada día eramos distribuidos por las zonas más perjudicadas vestidos con buzo y provistos de palas para acarrear toneladas de lodo.

El domingo a las cuatro de la mañana sentí algo parecido. Llovía, el cielo abierto sobre nuestras cabezas. Pero afortunadamente una serie de hechos afortunados impidió que la catástrofe se repitiera. Y una vez más nos confiamos a la fortuna. Porque nuestras autoridades estaban desavisadas, el servicio meteorológico no previó unas precipitaciones de esa magnitud, los voluntarios una vez más salvaron la situación y, gracias al cielo (nunca mejor dicho) no murió nadie. No se trató del recurrente aguaduchu que tantas veces en la historia de Bilbao ha destruido nuestra Villa. Fue sólo un aviso.

Un aviso de que 25 años después no se han hecho los deberes. Está por terminar el macro – colector La Peña Zorrotza que desagüe las crecidas de la Ría. El canal de Deusto sigue sin abrir para que sirva de salida alternativa a las crecidas. Y lo peor de todo, seguimos empeñados en construir en zonas inundables, espacios que el agua, que es muy tenaz y tiene mucha memoria, seguirá reclamando como suyos por mucho muro y mucho cauce que hagamos.

“por más que llueva y valga la redundancia,
llueve sobre mojado.
Bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
uno y uno son demasiados,
bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla,
llueve sobre mojado.
Y, al final, sale un sol
incapaz de curar
las heridas de la ciudad,
Y se acostumbra el corazón
a olvidar.”

(Joaquín Sabina y Fito Páez)

Ayer lunes la Ría volvía a mostrar su fondo marrón. Los cientos de toneladas de sustrato arrastrado y que se perderá, erosionando inevitablemente nuestros campos y vegas. Ahora, se ve cieno, pero si hay alguién lea este post dentro de mil años les mando un consejo para hacerse millonarios. Que excaven esa pasta endurecida. En el estrato correspondiente a la segunda mitad del siglo XX encontrarán una capa de roca negra compuesta por cientos metales pesados, que para entonces seguro que valen una pasta.

Ya lo decía el poeta bilbaíno

Sobre el ría, un telar.
la marea baja enseña
una mezcla de arena y lodo.
Son ya cien años untándonos de grasa
para que nos resbale todo.

Furor de Bilbao. Editorial Gerion. G. Yanke

Juan Carlos Eguillor, Cartel Aste Nagusia de Bilbao 1978

Ser Vasco

Estos días (mayo 2008) ha existido cierta polémica entre blogueros vascos relacionados con el ambiente artístico, sobre la obra de Juan Carlos Eguillor. Se han cruzado opiniones para todos los gustos sobre su evolución artística y la vigencia de su obra. Recuerdo con cariño a personajes míticos como Mari Aguirre o Miss Martiartu, o a ese cártel de la primera Aste Nagusia, la de  de 1978 , que se ha convertido  en un icono . Mi memoria conserva divertidas ironías como esta viñeta que  acompaña al post. No tengo certeza de su fecha de publicación,  pero creo que será aproximadamente de finales de los años 80.

 

Juan Carlos Eguillor, Cartel Aste Nagusia de Bilbao 1978
Juan Carlos Eguillor, Cartel Aste Nagusia de Bilbao 1978

Y es que creo que a los vascos nos falta una mirada descreída sobre el hecho diferencial. Quizás debiéramos pensar que no somos tan diferentes a un sueco o un chipriota. Que tenemos los mismos problemas a la hora de pagar una hipoteca, que vemos la misma película de Hollywood o comemos las mismas hamburguesas del Burger King. Quizás sea el momento de dejar de hacernos tantas preguntas y empezar a tamizar con humor destroyer nuestra realidad para dejar de vernos desde tan cerca de nuestros ombligos. Y es que, salvo las veces que algunos descerebrados nos dan miedo, el resto, hasta nosotros mismos con nuestra pompa y circunstancia,  podemos provocar  un poco de risa.

Transcripción de la viñeta:

– A ustedes se les acusa de convertir el ser vasco en una visión partidista del hecho …mmm… ontológico

– En términos menos intelectuales ¿Qué es ser vasco para ustedes?

– Vasco es todo aquel que es buen vasco…

-¡Te compro la idea!

Actualización: hoy, 23 de abril  de 2011 cuentan los periódicos que Juan Carlos ha fallecido.

Gracias por tu obra, formas parte de la  memoria sentimental de este pequeño país.

La Karola de Olabeaga, Jessica Llorente

Aquellos que buscan la luz siempre tienen que estar preparados para luchar con la oscuridad. Una mirada clara y optimista no siempre nos descubre lo bello, lo inmaculado, lo intachable. En el mundo existen los blancos y los negros, es muy dificil enfrentarse a los grises de la indefinición.

Me asusta que una persona como Jessika Llorente se haya atrevido a mostrarnos, con su visión de las gentes de Olabeaga, grandes partes de ella misma. Es tan joven que, al hacer ese viaje, al conseguir esas miradas, seguro que ha dejado muchos jirones de su piel en el camino.

No obstante de la valentía surgen las grandes cosas. Nadie que mire por de un objetivo dejará de verse a si mismo reflejado. Y de eso precisamente habla esta serie de retratos premiados, de la empatía, del ponerse al lado de los demás, de mostrar rostros que han sabido por un instante quitarse la máscara gracias a que han sido tratados con respeto y cariño por el artista. Un creador que ha logrado lo más complicado: mostrar la persona. Sólo, repito, me asusta una cosa, el peaje emocional que hay que pagar para conseguir esta obra. Yo no estaría dispuesto a pagarlo, pero claro, yo no soy tan valiente.

Seguir leyendo “La Karola de Olabeaga, Jessica Llorente”

Democracia participativa e indice de progreso

Me escribe un activo defensor de los derechos de su barrio y me pide, que le guarde el anonimato, pero que ha decidido usar esta plataforma que es el blog para denunciar determinados asuntos que afectan a Olabega. Desde la misma margen de la Ría y a escasa distancia,  veo muchos de sus aspiraciones reflejadas en el movimiento vecinal de mi barrio Zorroza. Creo que es bueno que se articulen respuestas sociales a problemas concretos y que no todo deba canalizarse a través de los tradicionales partidos políticos. Es innegable también el poder amplificador de reivindicaciones que tiene la web 2.0. Encuentras a personas que comparten tus inquietudes y sirve como plataforma para unir esfuerzos en una misma dirección. Seguir leyendo “Democracia participativa e indice de progreso”

Carnavales de Bilbao, Farolín y Zarambolas

Todavía no nos hemos recuperado de las Navidades y ya tenemos, al menos aquí en Bilbao, los carnavales encima. Cuando era joven y estaba desavisado acostumbraba a disfrazarme con temas que, en el febrero bilbaíno eran de los más heladores. No tengo para olvidar, todavía tengo el frío metido en los huesos, el año que la cuadrilla decidió emular la serie “Yo Claudio” y a mi te tocó el papel de Calígula con toga y piernas al aire.

Como preludio de las Fiestas os ofrezco en primicia absoluta la elección de la Comisión de Fiestas para los personajes de Farolín y Zarambola. Los patronos de nuestros carnavales que, si bien no son los de Río de Janeiro, sirven para pasarlo bien y para criticar al poder y al clero, como deben hacer todas las carnestolendas. Ya llegará, no os quepa duda el tiempo de Cuaresma. A disfrutar, pero este año me disfrazo de Chewbacca.

Farolín y Zarambolas estarán encarnados este año por el popular periodista Iñaki Astigarraga y por la bilbaína actriz y diseñadora de vestuario, Nati Ortiz de Zarate.

Farolín es un bilbaíno – no hace falta que haya nacido en el mismo Bilbao, pues es bien sabido que los de Bilbao nacemos donde queremos -, que se haya distinguido notablemente en su actividad profesional o pública, alardeando además de su condición de botxera, y cuyo principal lema podría ser Semper Plus Ultra (Siempre Más Allá). Zarambolas es un pancho, ese individuo de Bilbao al que nada le afecta ni le cambia la vida. El adalid del buen vivir cuyo modo de vida se sintetiza en el Carpe Diem.

El juicio entre Farolín y Zarambolas surgió en 1984 para instituir en nuestros carnavales uno de los elementos más representativos de las Carnestolendas tradicionales y rurales, donde se juzgaba y condenaba a los malos de cada año. En el caso de nuestra villa se optó por dar al tema un tratamiento txirene, evitando la ecuación bueno-malo y optando por un galardón en tono humorístico con el propósito de poner en solfa la dualidad de la personalidad arquetípica de los bilbaínos.

El tradicional juicio entre Farolín y Zarambolas, único símbolo original y distintivo de los carnavales de Bilbao, tendrá lugar el viernes 1 de febrero, a las siete y media de la tarde, en la biblioteca de Bidebarrieta.

Blasfemando en el vórtice del Universo

Alex de la Iglesia, peazo director de cineDiez razones por las que me gusta Álex de la Iglesia:

1.- Porque es de Bilbao (y de mi quinta)

2.- Porque es brutalmente sincero en su trabajo

3.- Por la chapa promocional que nos regaló de Acción Mutante con el logo del grupo.

4.- Por “Acción Mutante”

5.- Por ser el diretor que realmente descubrió a Javier Bardem en “Perdita Durango”, y para qué vamos a hablar de Rosie Pérez

6.- Por retratar con una precisión quirúrgica a las comunidades de vecinos (y al ser humano) en la Comunidad.

7.- Por tener el cuajo de rodar un spaguetti western crepúscular en Almería en “800 balas”

8.- Por los “Los Crímenes de Oxford” que nos regalará a Leonor Watling en su mejor momento, a un Elijah Wood que es mucho más que Frodo Baggins y por recuperar al maravilloso John Hurt

9.- Porque su próximo proyecto es llevar al cine uno de mis cómics favoritos “La Marca Amarilla” con Kenneth Charles Branagh como prota

10.- Por estar escribiendo el mejor, más realista y surrealista blog basado en el rodaje de una película: “Blasfemando en el vórtice del Universo”

y bonus 11.- (imitando la voz de ‘Alex): “Porque aunque soy gordo y sudo, hago cine nenaaa!!”

ah y se me olvidaba, bonus 12: Porque es la voz del “Socavador” en la película “Los Increíbles”

Bil Bang

Bil Bang: interesante teoría enunciada por el cosmólogo Txemi del Olmo según la cual el Universo se habría creado tras la expansión irrefrenable de Bilbao.

Mapamundi de BIlbao

Más sobre Bilbao en la Inciclopedia:

Sabías que:

  • Donosti es el barrio pijo de Bilbao?
  • Los océanos atlántico y Pacífico desembocan en el Nervión?
  • Bilbao consta de cinco barrios, a saber, Europa, África, Asia, América y Oceanía
  • Un inglés vino a bilbao?
  • Que Nueva York es un suburbio de bilbao?
  • Bilbao es la capital del mundo ?
  • “Es una potencia mundial que me causa quebraderos de cabeza pues…

    George Bush sobre la economia bilbaína
  • De hecho, Chuck Norris y Dios son de Bilbao ¿o no?… Es más, Chuck Norris solo respeta a los Bilbainos como iguales.