Importantes novedades en el caso Enaitz Iriondo

Enaitz IriondoNuestro amigo, el bravo e incisivo periodista Karim Asry, publica hoy en EL PAÍS un interesante artículo que aporta importantes novedades en el caso de Enaitz Iriondo. Las conclusiones del nuevo peritaje establecen que el conductor que atropelló a Enaitz circulaba a más de 140 km por hora lo que definitivamente establece que el primer peritaje de la Guardia Civil fue erroneo.

Reproduzco por su interés el artículo:

Los agentes de la Guardia Civil se equivocaron al realizar el primer atestado sobre el accidente que costó la vida a Enaitz Iriondo en La Rioja una noche de agosto de 2004. Cuando el conductor Tomás Delgado Bartolomé se llevó por delante el cuerpo y la vida de este joven de 17 años, su Audi A8 circulaba a entre 140 y 160 kilómetros por hora en una carretera comarcal donde la velocidad está limitada a 90, según fuentes conocedoras del caso. El atestado inicial levantado por los agentes indicó que el turismo iba a 113 km/h. (más…)

Anuncios

Enaitz Iriondo, la familia se prepara para afrontar el juicio

La familia de Enaitz Iriondo presentará en el juicio que se celebra pasado mañana en Haro (La Rioja) los informes de tres peritos, dos ingenieros y un médico, para demostrar que la responsabilidad del accidente fue del conductor y que por tanto no tiene derecho a reclamar los 20.000 euros por daños sufridos en su vehículo, según ha podido saber este periódico.

Uno de los expertos, Pedro Gutiérrez, ex ertzaina bilbaíno de la Unidad de Tráfico de Álava y máster en investigación de accidentes, observa «errores de bulto» en el atestado que elaboró la Guardia Civil y que libraba de culpa a Tomás Delgado Bartolomé. Según Gutiérrez, los agentes realizaron los cálculos de velocidad «sin tener en cuenta las deformaciones del coche y la bici». El atropello se produjo en una carretera secundaria cercana al camping de Castañares, en Haro, en verano de 2004.

«Tanto mi informe como el del perito de Maphre, que es totalmente ajeno, presentan un tipo de accidente totalmente diferente al de la Guardia Civil», asegura. Según Gutiérrez, el ‘Audi A8’, «uno de los utilitarios más caros del mercado y con mejores frenos», circulaba a «mucha más velocidad» de los 113’11 kilómetros por hora que apuntan los cálculos «erróneos» de los guardias civiles. El tramo está limitado a 90.

El perito de parte se basa en «la huella de frenada», de 170 metros de longitud, y en el estado en que quedaron tanto la bicicleta BH como el propio coche. «Si un vehículo se estrella contra una pared, la velocidad que lleva se transforma en abolladura; cuanto más rápido, más bollo», explica de forma gráfica el especialista, que también ha sufrido en carne propia la imprudencia de un conductor y es miembro de la asociación de víctimas y familiares Stop-accidentes.

Respecto al alcohol, la prueba realizada al conductor en el lugar del accidente por los miembros del instituto armado arrojó una tasa de 0,15 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuando el límite permitido es de 0,25. Sin embargo, Gutiérrez advierte de que Delgado sopló en el alcoholímetro 93 minutos después del siniestro, lo que a su entender es «técnicamente un positivo», ya que «el cuerpo elimina algo más de un 0,1 miligramos de alcohol cada media hora». Además, según se refleja en el atestado policial, el automovilista utiliza gafas para conducir y en ese momento «no las llevaba».

En opinión del profesional, el conductor circulaba de noche «influenciado por el alcohol, muy deprisa y encima sin gafas», por lo que su capacidad de visión y de reacción estaban afectadas, y por eso «embistió por detrás» al ciclista. A consecuencia del brutal impacto, el cuerpo de Enaitz fue lanzado «a 108 metros de distancia y por encima de unos cables».

«Mirar hacia otro lado»

El factor más importante de un accidente es el «humano» y las principales causas «la velocidad, la ingesta de alcohol y las capacidades psicofísicas: no veía bien».

En el juicio del miércoles «no se le va a condenar (al automovilista), porque no es eso de lo que se trata ahora», recuerda el perito de parte, pero para recibir la indemnización por daños que reclama «tendría que acreditar que la culpa del atropello fue exclusivamente del chaval». «Nuestra intención es probar cómo creemos que fue el accidente y que la responsabilidad no sólo es de Enaitz. Después, seguiremos luchando por que se reabra la causa penal para volver a la fase de instrucción», resume.

Como casi todos, Pedro Gutiérrez se indignó al escuchar el caso y pensó que «no podía mirar hacia otro lado. Ha matado a un niño y reclama dinero, pero ¿Dios mío! Con mi formación y habiendo sido también víctima de gente que hace barbaridades al volante, decidí que tenía que ayudarles».

fuente: EL CORREO, Ainhoa de las Heras

More about Enaitz Iriondo – Beaucoup plus de Enaitz Iriondo

Sigue la conmoción causada por el juicio que el miércoles sentará en el banquillo, en Haro, a los padres de Enaitz Iriondo.

El viernes hablaba con Rosa, la madre de Enaitz, desbordada de llamadas de medios de comunicación. Me comentaba su asombro ante la fuerza de la Comunidad de Internet. Os manda a todos los que le estáis apoyando un abrazo y os da las gracias. Desde mi experiencia como periodista le daba un par de consejos para que se enfrente a esta situación, de ser el centro de atención de medios de todo el mundo.

Lo importante en este caso, es que este brote de indignación popular y el ser primera plana en no caiga en el olvido en unos días. Que sirva para tomar medidas reales. Que se reabra el caso penal del conductor que mató a Enaitz. Y sobre todo para que no salga gratis en el futuro matar a alguien en la carretera y además humillar a la familia.

Esta semana es muy importante para la buena resolución del caso.

La noticia ha sido recogida incluso por la Agencia Associated Press (english):

Driver who killed teen sues for damage

By HAROLD HECKLE Associated Press Writer

MADRID, Spain—A speeding motorist who killed a teenage cyclist is suing the boy’s parents over damage to his luxury car, the government says.Enaitz Iriondo, 17, died instantly in August 2004 when businessman Tomas Delgado’s Audi A8 crashed into him at 100 mph near Haro in northern Spain, an Interior Ministry traffic report said. The speed limit was 55 mph.

Iriondo was not wearing reflective clothing or a helmet, the ministry report said. As the sun had set when he crossed the path of Delgado’s car from a side road, a regional court found both parties at fault and closed the case, the report said.

Delgado, whose insurance company paid Iriondo’s parents $48,500 in compensation for their son’s life, filed a suit in late 2006 to recover $29,400 in damages to his car and car rental costs, the ministry traffic report said.

“It’s the only way I have to claim my money back,” Delgado was quoted as saying by the newspaper El Pais, which first reported the story on Friday. El Pais said a ruling was expected next week.

Iriondo’s parents were shocked.

“It’s the final straw, a stab in the back,” Iriondo’s mother, Rosa Trinidad said, according to El Pais. “Before the lawsuit we thought the poor guy would find it hard to live the rest of his life with the thought of having caused our son’s death.

The European Union’s statistics office says Spain recorded 113 traffic fatalities per million inhabitants in 2004. The average for the 25-nation bloc was 95. In 2006, 3,016 people died on Spain’s roads.

También la redacción de Le Post ha reflejado la noticia (FRANÇAIS)

Il réclame 20.000 euros aux parents du garçon qu’il a tué
Par La rédaction du Post , le 25/01/2008

Un automobiliste espagnol estime qu’il doit être payé pour les réparations de sa voiture avec laquelle il a renversé un cycliste.

“Avant, nous pensions que le pauvre aurait à supporter la mort de notre fils toute sa vie. Mais là, les masques tombent…” Rosa Trinidad et Antonio Iriondo n’en reviennent pas.

26 août 2004. En vacances dans un camping de la région de la Rioja (nord-ouest de l’Espagne) avec ses parents et sa soeur, Enaitz Iriondo, jeune Basque de 17 ans, rentrait d’une fête entre copains. Sur son vélo, sans gilet réfléchissant ni casque lorsqu’il a été renversé sur la route, par Tomas Delgado Bartolomé, au volant de son Audi A8.

Le procès. Le juge d’instruction en charge du dossier n’a pas retenu d’infraction pénale dans cette affaire. Les parents du jeune homme n’ont eu que trois jours pour faire appel de cette décision. Sur les conseils de leur avocat, ils ont préféré demander une indemnisation devant un tribunal civil duquel ils ont obtenu 33.000 euros.

Janvier 2008. Le conducteur de la voiture demande aux parents d’Enaitz 14.000 euros pour les dommages causés à sa voiture et 6.000 pour le remplacement de celle-ci pendant les réparations parce qu’il “en avait besoin pour le travail”. “Moi aussi, je suis une victime”, explique l’homme dans le quotidien espagnol El Pais. “Pour le jeune homme, on ne peut plus rien faire. Pour moi, si.”

Outre ce coup de massue, la famille d’Enaitz se bat désormais pour la réouverture du dossier pénal parce que l’automobiliste a reconnu dans un reportage qu’il avait de l’alcool dans le sang au moment de l’accident. Trois experts ont également montré depuis l’accident que le conducteur roulait à 160km/h sur une route limitée à 90km/h.

La comunidad de Internet se vuelca con los padres de Enaitz

Varios medios de comunicación se han hecho eco de la reacción de los amigos de Internet, de todos vosotros, ante el juicio injusto que van a sufrir el próximo 30 de enero los padres de Enaitz. Os doy las gracias por vuestro apoyo.

Ayer me cuenta Galder que el tema se trató en la tertulia de Bloguers de RADIO EUSKADI. Fernan ha puesto el mp3 en fernan.com.es

En EL PAÍS este es el suelto que dentro de un artículo en el que parecen los padres de Enaitz se dedica al tema de la fuerza de Internet:


Internet se moviliza en favor de la familia

Internet se ha volcado en defensa de la familia del joven Enaitz Iriondo. Cientos de internautas han dejado sus mensajes en diversos foros, apoyando a sus padres y mostrando su incomprensión por la demanda del conductor. “Todo empezó con un vídeo que colgó nuestra hija en Internet”, relatan a EL PAÍS los padres de Enaitz. Un reportaje elaborado por Canal Sur puso rostro a todos los protagonistas del drama. Superó las 11.000 visitas en Youtube.En el documental se puede ver al conductor explicar por qué presentaba una tasa de alcohol en sangre (0,15) cuando la Guardia Civil le realizó el correspondiente control tras el accidente: “Estaba nervioso y le dije a alguien que me trajera un whisky con coca cola”.En la página meneame.net, una web construida por los propios usuarios, que votan las noticias, la información sobre la causa y el próximo juicio contra los padres del joven colgada en un blog alcanzó ayer la inusual cifra de 1.700 votos y superó los 123 comentarios. Casi todos iban en el mismo sentido: “No me lo puedo creer. Hay jueces que no tienen el más mínimo juicio”, se quejaba uno de ellos.”Recibimos 40 mensajes de gente de toda España desde que salió la noticia en el meneame”, cuenta la madre de Eraintz Iriondo. “Nos escribe gente que nos manda mensajes de ánimo, abogados que piden que luchemos por cambiar las leyes; incluso jueces nos escriben a veces. Todos están indignados”, detalla Rosa Trinidad, quien recibe la mayoría de los mensajes a través de la web stopaccidentes.com de la asociación homónima. Varios blogsblogosfera.En un foro sobre actuaciones policiales, la conversación se convirtió en un debate tipo CSI sobre las diligencias: “Tardaron más de hora y media en hacer la prueba de alcoholemia”.Los informes de tres peritos encargados por la familia concluyen que el conductor circulaba a más de 160 km/h en lugar de los 113 que indica el atestado del instituto armado. En el tramo en que se produjo el accidente la velocidad está limitada a 90 km/h. Estos peritos concluyen también que si la prueba de alcoholemia se le hubiera realizado a Tomás Delgado en el acto hubiese superado el límite.También se han hecho eco de la noticia y la difundieron en en el sitio web de Telecinco Esta es la información completa.

Los internautas se vuelcan con unos padres demandados por el conductor que atropelló a su hijo

Enaitz Iriondo tenía 17 años cuando murió atropellado por un coche en la localidad riojana de Haro en 2004. Iba en bicicleta cuando un Audi que circulaba a 173,90 kilómetros por hora en una carretera con límite de velocidad en 90 se lo llevó por delante. Enaitz murió, y el conductor pide ahora a sus padres 20.000 euros por los daños sufridos en su vehículo. El juicio será el 30 de enero. Los internautas se han volcado con la familia del joven a partir de la noticia publicada en http://www.turanzas.wordpress.com y recogida en Menéname.net.
Enaitz y su familia estaban de vacaciones en un camping en Haro en el verano de 2004. Según su madre, Enaitz solía ir en bicicleta. El 26 de agosto el joven regresaba al camping en bici cuando Tomás Delgado, al volante de su coche y circulando a gran velocidad, lo arrolló y lo mató.En un documental realizado por Canal Sur, el conductor explica por qué tenía una tasa de alcohol de 0,15 cuando la Guardia Civil le realizó el control de alcoholemia. Según él, tras el accidente, estaba tan nervioso que le pidió a alguien que le llevara un whisky con coca cola.El juzgado de instrucción que llevó el caso desestimó la denuncia penal, al valorar que no hubo “infracción criminal” en el comportamiento del conductor. “Nos dieron tres días de plazo para recurrir”, explicó la madre. Los padres estaban destrozados y el abogado les aconsejó que fueran por la vía civil y se olvidaran de la penal. Recibieron una indemnización de 33.000 euros de la aseguradora del coche, Winterthur Seguros, que reconoció “la existencia de un exceso de velocidad en la conducción del Sr. Delgado”, según la documentación del Tribunal.Años después del accidente, el conductor, que asegura ser un empresario industrial, ha interpuesto una demanda civil por el que solicita el pago de los desperfectos producidos en su coche por el atropello (valorados en 14.000 euros) y además pide otros 6.000 por el tiempo que ha tenido que utilizar otro coche sustituto para trabajar.Según han relatado los padres de Enaitz a http://www.turanzas.wordpress.com, al conductor le ha resultado difícil encontrar abogado para interponer la demanda y consideran “indignante que no se le haya impuesto ninguna multa, ni sanción, ni ningún tipo de castigo por lo ocurrido”. Ellos luchan por reabrir la causa penal.

El conductor asegura que “también soy una víctima en todo esto, lo del chaval no se puede arreglar, pero lo mío, sí”. Y añade que “no es que los 20.000 euros me hagan falta, pero no tengo por qué renunciar a ellos”, explica Tomás Delgado en El País, antes de culpar a “las aseguradoras” de lo ocurrido. KOD

posts relacionados:

Juicio a los padres de Enaitz

Ante la muerte de Enaitz Iriondo: carretera, inhumanidad y asco

Más sobre el caso Enaitz (actualización lunes 28 de enero de 2008)

ENGLISH: The story of Enaitz Iriondo

(más…)

Más Crónicas sobre la maldad y lo repugnante, Juicio a los padres de Enaitz Iriondo

Enaitz IriondoEsta semana leíamos en prensa el caso de dos conductores que, realizando una carrera ilegal mataron a un matrimonio ajeno a su absurda competición, también nos espeluznaba el suceso ocurrido en Bizkaia en el que el conductor de una hormigonera, que circulaba por la autopista drogado y dando bandazos, acabó con la vida de un trabajador, o la tragedia de una mujer de 57 años que murió, mientras esperaba el autobús, tras ser embestida por un Golf GTI conducido por un niñato bravucón.

Pero hoy me acuerdo de Enaitz Iriondo, porque los padres de este chaval de 17 años que en 2004 falleció en Haro atropellado cuando iba en bicicleta por un turismo, que según unos informes periciales, circulaba a 173,90 kilómetros por hora en una carretera donde la velocidad máxima permitida es de 90 Km/h y que, si el atestado se hubiera realizado de forma correcta hubiera dado una tasa de alcohol superior a la establecida, van a ser juzgados el próximo miércoles día 30 en Haro.

Habéis leído bien, van a ser juzgados sus padres. Y en la vista se verá la reclamación del conductor implicado en ese siniestro que pide a la familia de Enaitz nada menos que 20.000 euros por los daños sufridos en su vehículo siniestrado y por la sustitución del citado vehículo durante el tiempo que ha trascurrido desde la fecha del accidente. Me resulta imposible encontrar algo más inhumano y los calificativos que se me vienen a la cabeza para describir al individuo que reclama los daños que provocó en su AUDI 8 el cuerpo roto de Enaitz serían probablemente merecedores de una denuncia por injurias.

Ayer hablaba con Rosa, la madre de Enaitz, y me contaba lo mucho que están sufriendo y lo mucho que le han reconfortado las muestras de cariño que está recibiendo de personas anónimas que escriben en Internet sobre Enaitz. Ante este juicio que va contra el sentido común y la Humanidad os pido que difundáis en la medida de vuestras posibilidades esta información, También, que si os es posible, acompañéis en Haro a estas personas vencidas por la injusticia y la Inhumanidad pero nunca derrotadas. Enaitz no se merece esto.

EL DIA 30 DE ENERO A LAS 9:30 HORAS EN EL JUZGADO DE HARO TIENE LUGAR EL JUICIO POR LA DENUNCIA INTERPUESTA POR EL RESPONSABLE DE LA MUERTE DE ENAITZ.

OS PEDIMOS AYUDA A QUIENES PUEDAN ACOMPAÑAR A LA FAMILIA
TAMBIÉN AYUDARÁ QUE ESTA INFORMACIÓN SE DIFUNDA POR INTERNET

GRACIAS POR VUESTRO APOYO

actualización jueves 31 de enero de 2008:

El conductor que atropelló, causándole la muerte, a Enaitz Iriondo no se presentó a la vista celebrada ayer en el Juzgado de Haro por la demanda que interpuso contra los padres del joven de Durango. La jueza le obligo al pago de las costas del juicio lo que se interpreta como una inequívoca victoria moral para Rosa y Antonio.

Ahora el caso puede que se reabra por la vía penal pero con el condcutor en el banquillo. Seguiré informando.


GRACIAS A TOD@S

Si queréis saber más sobre este tema:

Ante la muerte de Enaitz Iriondo: carretera, inhumanidad y asco

Todo Internet se vuelca con los padres de Enaitz

Más sobre el caso Enaitz (actualización lunes 28 de enero de 2008)

La familia de Enaitz se prepara para afrontar el juicio (lunes 28 de nero de 2008)

ENGLISH: The story of Enaitz Iriondo

FRANÇAIS: Il réclame 20.000 euros aux parents du garçon qu’il a tué

Ante la muerte de Enaitz Iriondo: carretera, inhumanidad y asco

Enaitz IriondoHace algunos meses escribía en otro lugar sobre la muerte de Enaitz Iriondo. Para los que no sepáis nada de este asunto recordaros lo ocurrido en palabras de Rosa María Trinidad, la madre de Enaitz:

“Disfrutábamos de nuestras vacaciones en un camping situado en el pueblo de Castañares (Haro – Rioja). Dado que por esa zona no hay mucha circulación, mi hijo solía desplazarse por allí con sus amigos en su bicicleta. Tenía 17 años. El 26 de agosto de 2004, Enaitz regresaba al camping en bici después de haber estado en el pueblo, situado a dos kilómetros. Fue tan cauto que volvía al camping utilizando un camino vecinal que discurre paralelo a la carretera secundaria LR-111. Sin embargo Enaitz al salir a la carretera LR-111, el conductor de un Audi A8 que circulaba a gran velocidad lo arrolló y lo mató.

Un “Informe Técnico” elaborado por un perito establece que la velocidad instantes previos al impacto del turismo, tomó un valor de 160 km/h, habiéndose realizado los cálculos con coeficientes de rozamiento conservadores. El límite de velocidad máximo permitido en esa carretera era de 90 km/h. La frenada fue tan fuerte que las huellas de la frenada estuvieron allí durante casi un año…

Sin embargo, más de un año después (3 de marzo de 2006), cuando intentábamos rehacer nuestras vidas para nuestro asombro e indignación se nos notifico que el conductor que atropelló a mi hijo nos ha interpuesto una denuncia por vía civil. En la demanda, nos solicita el pago de los desperfectos de producidos en su coche por el atropello (valorados en 14.000 Euros) y además nos pide otros 6.000 Euros por el tiempo en que ha tenido que utilizar otro coche sustituto para trabajar. Aunque si bien es verdad que con posterioridad a la demanda, nos hemos informado de que no se le conoce trabajo conocido y no se sabe muy bien en qué trabaja. También nos hemos informado de que la denuncia ha sido interpuesta por voluntad única y exclusiva del conductor, y que ha tenido que acudir a un gran número de abogados porque ninguno de los colegiados quería hacerse cargo del caso, dada la poca ética y moral que demostraba el demandante en su denuncia. Y más indignante es aún que no tengamos noticias de que se le haya impuesto ninguna multa, ni sanción, ni ningún tipo de castigo por lo ocurrido. “

Ahora conozco más del caso. me han enviado un vídeo de un programa de canal Sur y os recomiendo que veáis a qué nivel de bajeza moral se puede llegar. Mirar con detenimiento las declaraciones de la persona que atropello a Enaitz…

Si deseáis solidarizaros con los padres de Enaitz acudir a

http://www.stopaccidentes.org/index.php?nivel=2&claveant=194&cselecc=194

Si deseáis ver el reportaje completo de Canal Sur introducir en youtube “Enaitz Iriondo”. Me gustaría que este tema se comentara y que, algún día, llegara la justicia a reparar de alguna manera este asunto.

Vada a bordo, cazzo

Este singular blog, medio abandonado, renqueante,  tiene sus cosas curiosas. De puertas afuera mencionaré las satisfacciones que me sigue dando para el poco tiempo que le dedico. En sus once años de existencia y por su actividad, he conocido a personas a los que ahora puedo llamar amigos, me he enriquecido con centenares de aportaciones respetuosas, sensatas y divertidas. Ha puesto en contacto a decenas de personas de todo el mundo que llevan mi apellido y gracias a eso se han reencontrado familiares lejanos. También uno de los post sirvió de ayuda para que se reparará un flagrante injusticia.  Sólo por eso ya ha merecido la pena. Ahora que leo que mucha gente se queja de los trolls que asaltan sus bitácoras, puedo decir (lo diré bajito por si acaso)  que sólo he tenido un troll (persistente, como todos los de su especie, pero  que como dejé de alimentarlo se murió de inanición, pobrecito).

De puertas adentro, repaso las sorprendentes estadísticas  y me doy cuenta que  aquí  se ha  debido de hablar de temas que son atemporales y que interesan a un gran número de personas de todo orden y condición. Uno de esos temas, por el que siempre he tenido una especial fijación, es el del naufragio del Titánic. Un símbolo de la condición humana, una parábola de nuestra sociedad occidental ensimismada, siempre repartiendo culpas a la diestra y a la siniestra, pero que en el momento de enfrentarse a los problemas globales se centra en la solución individual y grita sálvese quién pueda y mirmidón el último.

Me resulta, de pura caricatura,   entrañable  el Titánic de opereta del crucero Costa Concordia.  Con un malo tan risible como el comandante Schettino. Casi igual en su meridional apostura  que Edward John Smith, comandante del Titanic que aguantó en la cabina hasta que lo engulló el mar. El kilo de héroe es ahora mucho más caro, debe ser cosa de la inflación. Y el kilo de responsabilidad y de orgullo torero se cotiza muy alto. Lo dicho, nadie es culpable de nada. Estamos en un continente que se hunde placidamente mientras la nave asiática, repleta de remeros jóvenes y hambrientos, ya alcanza una velocidad (valga la contradicción) de crucero y contempla a nuestro transatlántico que se ladea peligrosamente.

Y todos en la cubierta oyendo la orquesta y repartiendo culpas. A los que mandan, a los bajíos que nos impiden navegar. A la mar que antes nos impulsaba y ahora  con la marea en nuestra contra, nos saca de la plácida ruta que indolentemente seguíamos.

Y debiéramos de mirar a esa barquita llena de gente flaca, que reman sin descanso. Y empezar a bogar con fuerza, porque sólo una persona no mueve un barco,  pero si todos nos aplicamos la cosa mejora. Nuestros padres, al menos los míos,  pasaron hambre, exilio  y una guerra,  y no se quejaron. Yo nunca les oí quejarse. Tomaron el rumbo de sus vidas y las cambiaron. Con pequeños gestos, con actitudes y sobre todo con trabajo.

A todos los que se quejan, sin hacer nada, dan ganas de que llegue el Comandante  Falco de turno y que les diga voz tronante “¿estás cansado, no? ¿tienes y miedo quieres irte a tu casa? Pues, no. Vada a bordo, Cazzo!

Bobos, muy bobos y bobos al volante

Esto va sobre  la estupidez, sobre la arrogancia, sobre las desgracias que no ocurren porque sí. Del efecto perverso y destructivo de los mal llamados “accidentes de tráfico”. He conocido demasiadas personas a los que sujetos  sin corazón ni cerebro,  al volante de vehículos,  han privado de sus seres queridos. A estas alturas creo  que “accidentes de trafico” hay muy pocos. Para que algo ocurra como accidente, es decir,  que sea un suceso eventual del que involuntariamente resulta un daño  tienen que darse muchas   circunstancias. Pero la estadística y la piel me han hecho observar que la suma de automóvil más  soberbia da como resultado  la desgracia. Y eso es debido a la causalidad no a la casualidad.

Odio al moralina y espero que no les parezca mal a los que lo sufren que lo diga en alto,   pero a Enaitz no lo mató un accidente. Su madre Rosa lleva años empeñada, con suerte desigual, en tratar de que el que la hizo la pague.  O Flor, la madre de Helena, que ha hecho  del recuerdo de su hija un motivo para levantarse cada día. O el terrible caso que me contaba la gente de Stop Accidentes, una tragedia  que padecieron en su carne y en su sangre Josetxo y su familia. Y otros, algunos tan cercanos en el tiempo, tan absurdos, tan crueles que duelen y seguirán en nuestra memoria aunque pasen los años.

Y decía que esto va sobre la estupidez. Y estos días vemos un anuncio del Gobierno Vasco que incide en eso. En tono humorístico habla de esos hombres (porque, qué curioso, son hombres casi todos) que sacan de la carretera a los demás conductores. Que te dicen “yo controlo” aunque hayan bebidos dos patxaranes. Que van a 90 km por hora donde marca a 50 y se indignan porque el  coche que les precede respeta los límites y además se lo toman como algo personal.  De aquellos a los que el automóvil  saca lo peor de si mismos. De esos a los que un psicólogo debiera prohibir por su bien y por el del resto de la humanidad que se subieran a un automóvil.

Me parece muy bien este anuncio. Son bobos y punto. Pero conozco a esa gente y de algo estoy seguro. No sólo no les importa que se piense que son bobos. Se ufanan de su estupidez y hacen gala de ello. Machos alfa o, todo lo contrario, individuos apocados a los que la chatarra que les rodea les da la potencia testicular de la que carecen. El anuncio,   bueno y pertinente, podría  acabar con esta frase: “si en la carretera eres un bobo la gente pierde la vida por tu culpa” y además acabarás en la cárcel. Eso es algo tan claro que hasta los bobos lo entienden. (más…)

Error 404

Escribir está muy bien pero con  el wordpress, además, conoces gente.

(Cita propia basada en un chiste popular)

Este post y un par de ellos de las próximas semanas  son posts programados, escritos con antelación. Con esto lo que os  quiero decir es que estoy de vacaciones. Nada más y nada menos que tres semanas. Ya casi no recuerdo la última vez que estuve tanto tiempo sin acudir al trabajo. Mi idea es no leer el correo electrónico ni conectarme a twitter ni a facebook en estas tres semanas. Es una especie de experimento sociológico en el que la cobaya soy yo mismo. Veremos si puedo aguantar y veremos qué resulta de todo esto.

Repasando este curso de Internetes, trabajos y varios no puedo evitar recordar a Enaitz Iriondo y el revuelo mediático que se montó a raiz de un pequeño post de esta bitácora. Me siento orgulloso de los resultados conseguidos pero lo que más me ha satisfecho ha sido la amistad y el agradecimiento de la familia de Enaitz y en especial de Rosa, su ama. Desde aquí te digo, Rosa, que todavía hay camino que recorrer y que me encontrarás a tu lado en esa senda.

Este blog se ha convertido también en una referencia sobre el pedagogo Francesco Tonucci desde que incluí la entrevista que le realicé en Roma. Varias universidades y centros de estudios se han puesto en contacto conmigo para pedirme datos sobre este estudioso y copias de la entrevista.

También, el blog, ha sido punto de encuentro para gente a la que ya considero mis amigos. Están Blonde, Galder, Fernan, Ashet, Alicia, Amagoia y gente como Martuki que, de ser realidades intangibles, se han convertido en presencias físicas y amistosas.  Jone también anda haciendo sus pinitos con el wordpress pero todavía está tomándo la medida a la escritura ¡ánimo!. Entre las actividades de este año, además de las visitas a Asturias de diverso paisanaje, familias y amigos, estuvo muy bien juntarse para ver obras de teatro como la de Yllana, gracias a Ana.

Los blogs me sirvieron para conocer a Pernan y para que nos estuviera echando una mano en nuestra empresa. Fue una forma maravillosa de encontrar a un compañero de trabajo y a una excelente persona.

También este año he comenzado a escribir como corresponsal de vida urbana de Bilbao para soitu.es. Es un microhobby que añadir a mi trabajo cotidiano en la agencia donde estoy con la pata amarrada a la silla.

En el trabajo ha sido un año de transición. La famosa crisis no nos ha afectado y tocamos madera. Una empresa como la nuestra, en la que damos servicio a clientes,  exige una gran dedicación pero también da bastantes satisfacciones. He podido acceder, gracias a mi trabajo a personas excelentes como el filósofo Andrés Ortiz Osés o el maestro de periodistas Iñaki Gabilondo.  Ha sido un privilegio conocer de primera mano sus impresiones. He trabajado con clientes con los que he compartido filosofía y objetivos. Me he sentido reconocido y apreciado por ellos. En el trabajo también he tenido, y hay que decirlo, mis desencuentros y mis conflictos. Hago autocrítica yaunque  espero haber tomado las decisiones correctas en cada caso. De una cosa estoy seguro, me he dejado cada átomo de mis energías, y en ocasiones de mi salud, en hacerlo lo mejor posible. Si no ha sido así,  prometo intentar hacerlo mejor el curso que viene…

Y dicho esto, pues nada, que probablemente cuando alguien, no se quién,  lea estas lineas, estaré bebiendo sidra, buceando, tomando olas o simplemente no haciendo nada.

Salud  a tod@s y hasta la vuelta. (más…)

Doña Marta Iciar Fernández-Hierro Martínez, Jueza titular

La jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Haro (La Rioja), Doña Marta Iciar Fernández-Hierro Martínez, ha rechazado la reapertura de las diligencias previas derivadas del “caso Enaitz”, pedida por el Fiscal Superior riojano, Juan Calparsoro.

El auto alude al atropello mortal, el 26 de agosto de 2004, del joven Enaitz Iriondo, por un vehículo conducido por Tomás Delgado, quien, en marzo de 2006, reclamó a los padres del fallecido 20.000 euros por los daños ocasionados en el accidente en su coche, un Audi A-8, así como los gastos de alquiler de otro vehículo.

La jueza dice que el Ministerio Fiscal, en febrero de 2007, consideró que debía confirmarse el auto de septiembre de 2006, en el que se apreciaba la existencia de cosa juzgada y se decretaba el archivo de las diligencias previas, tras la denuncia penal presentada por los padres del menor contra Delgado por un presunto delito de conducción temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

“No ha sido hasta el año 2008 cuando este asunto ha despertado un inusitado interés en los medios de comunicación, cuando el Ministerio Fiscal ha considerado incorrecta la resolución de 22 de septiembre de 2004, y se ha molestado en instruir unas completísimas diligencias informativas, algo totalmente inusual en la práctica diaria de los tribunales”, señala el auto.

También cree que “atenta contra la más mínima y esencial seguridad jurídica (…) pretender convertir un auto de sobreseimiento libre en uno de sobreseimiento provisional después de haber consentido durante cuatro años” y “resulta inquietante pensar que pueda haber sido la trascendencia mediática del asunto la que haya motivado este cambio de criterio jurídico”.

Y ante esta resolución me hago dos preguntas de profano en temas jurídicos: si esas completísimas diligencias fiscales de ahora, consiguen destapar nuevos datos relevantes, por qué no aceptarlas; si resulta inquietante para la señora Jueza que sea la trascendencia mediática la que ha conseguido que el fiscal opte por la reapertura, no será porque, precisamente la naturaleza del atropello es tan moralmente indignate y tan jurídicamente defectuosa que requiere otro juicio justo. Un juicio que en su día no se dio.

Estoy en contra de la vendettas, de las ejecuciones en plaza pública, de los linchamientos morales o físicos pero creo que el caso Enaitz requiere justicia, y eso, sólo eso, es lo que se niega a Antonio, a Rosa y sobre todo a Enaitz. “Tengas pleitos y los ganes”, dicen los gitanos. Esto no se acaba aquí. Enaitz tiene detrás a mucha, mucha gente que no está dispuesta a arrojar la toalla. Él no se merece que una señora jueza desde la tranquilidad de su despacho esté por encima del Bien y de Mal, sobre todo del Mal. Con estos folios asepticos la justicia despacha un drama humano provocado por un señor que, lo mires como lo mires, no merece seguir en la calle poniendo en peligro a otros seres humanos.

LEER LA SENTENCIA COMPLETA (más…)

Doña Marta Iciar Fernández-Hierro Martínez, Jueza titular

La jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Haro (La Rioja), Doña Marta Iciar Fernández-Hierro Martínez, ha rechazado la reapertura de las diligencias previas derivadas del “caso Enaitz”, pedida por el Fiscal Superior riojano, Juan Calparsoro.

El auto alude al atropello mortal, el 26 de agosto de 2004, del joven Enaitz Iriondo, por un vehículo conducido por Tomás Delgado, quien, en marzo de 2006, reclamó a los padres del fallecido 20.000 euros por los daños ocasionados en el accidente en su coche, un Audi A-8, así como los gastos de alquiler de otro vehículo.

La jueza dice que el Ministerio Fiscal, en febrero de 2007, consideró que debía confirmarse el auto de septiembre de 2006, en el que se apreciaba la existencia de cosa juzgada y se decretaba el archivo de las diligencias previas, tras la denuncia penal presentada por los padres del menor contra Delgado por un presunto delito de conducción temeraria y bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

“No ha sido hasta el año 2008 cuando este asunto ha despertado un inusitado interés en los medios de comunicación, cuando el Ministerio Fiscal ha considerado incorrecta la resolución de 22 de septiembre de 2004, y se ha molestado en instruir unas completísimas diligencias informativas, algo totalmente inusual en la práctica diaria de los tribunales”, señala el auto.

También cree que “atenta contra la más mínima y esencial seguridad jurídica (…) pretender convertir un auto de sobreseimiento libre en uno de sobreseimiento provisional después de haber consentido durante cuatro años” y “resulta inquietante pensar que pueda haber sido la trascendencia mediática del asunto la que haya motivado este cambio de criterio jurídico”.

Y ante esta resolución me hago dos preguntas de profano en temas jurídicos: si esas completísimas diligencias fiscales de ahora, consiguen destapar nuevos datos relevantes, por qué no aceptarlas; si resulta inquietante para la señora Jueza que sea la trascendencia mediática la que ha conseguido que el fiscal opte por la reapertura, no será porque, precisamente la naturaleza del atropello es tan moralmente indignate y tan jurídicamente defectuosa que requiere otro juicio justo. Un juicio que en su día no se dio.

Estoy en contra de la vendettas, de las ejecuciones en plaza pública, de los linchamientos morales o físicos pero creo que el caso Enaitz requiere justicia, y eso, sólo eso, es lo que se niega a Antonio, a Rosa y sobre todo a Enaitz. “Tengas pleitos y los ganes”, dicen los gitanos. Esto no se acaba aquí. Enaitz tiene detrás a mucha, mucha gente que no está dispuesta a arrojar la toalla. Él no se merece que una señora jueza desde la tranquilidad de su despacho esté por encima del Bien y de Mal, sobre todo del Mal. Con estos folios asepticos la justicia despacha un drama humano provocado por un señor que, lo mires como lo mires, no merece seguir en la calle poniendo en peligro a otros seres humanos.

LEER LA SENTENCIA COMPLETA (más…)

Tomas Delgado: “¿te gusta la noche?

“¿Te gusta la noche?”, le pregunta Tomás Delgado al periodista, como si buscara su complicidad. El hombre que atropelló y mató a Enaitz Iriondo en 2004 se mostró así de confiado y depreocupado tras enterarse de que el nuevo atestado de la Guardia Civil de Tráfico certifica que su Audi A8 iba a entre 140 y 160 km/h en un tramo limitado a 90 (el atestado inicial marcaba 113) en el momento del accidente.

Tomas Delagado, el conductor de Caso Enaitz by Davila

El conductor mantuvo ayer una conversación telefónica con EL PAÍS en la que afirmó: “Estoy bien, todo va bien, gracias. La razón y la justicia están de mi lado y no estoy preocupado”.

Delgado no quiere entrar en detalles sobre el nuevo atestado. Tampoco aclara el episodio del cubata de whisky que dijo haber tomado tras atropellar a Enaitz para calmarse. Ni explica si, echando la vista atrás, volvería a poner la demanda exigiendo 20.000 euros a los padres de Enaitz por los daños a su coche y el alquiler de un vehículo de sustitución. Ni confirma lo anunciado por su abogado, una supuesta demanda contra los Iriondo y varios medios de comunicación. Sigue convencido de tener razón. Su voz no suena alterada. Al contrario, incluso se ríe. (más…)