Me alquilo para perder

Hoy me he llevado un shock. Es la primera vez que descubro,  al repasar un perfil de facebook,  que su propietaria ha muerto.

Ya sabía de la enfermedad de Marta, muy “larga” como dicen los titulares de los periódicos   llenos de eufemismos. Sus últimos dos años fueron una montaña rusa de  recaídas y recuperaciones, de maravillas y tristezas, de palabras y silencios.

Marta Sepúlveda ha muerto me cuentan  las palabras y yo recuerdo nuestros intercambios de correos y  conversaciones sobre la literatura y la vida. Pese a estar a más de diez mil kilómetros siempre tenía la palabra justa, el ánimo entregado y el calor.

Me niego a pensar que un día la cosa se acabe y  sólo seamos  un eco  cada vez más apagado. Una bitácora  decolorada, llena de palabra  que en el futuro  será  tan pintoresca como las películas de cine mudo.

Nuestros nietos, si dentro de unas décadas siguen en Internet, se reirán de nuestra ingenuidad y de nuestros miedos. Fuimos pioneros. Nos metimos en la redes sin estar preparados. En una selva llena de peligros. Y algunos encontramos Eldorados en forma de amigos que, un día,  dejaron de ser una realidad virtual y se convirtieron en parte de nuestras vidas.

Marta, la  Dama de las Palabras, deja una gran obra escrita, una bella familia y su recuerdo. Tuvo la generosidad de permitir que prologara uno de sus libros. Esto fue lo que conté y creo que le gustó:

“Mujer fuerte” es una figura literaria denominada antonomasia. ¿Qué mujer no es fuerte y brava? ¿Qué mujer no lucha por lo suyo en un mundo diseñado para hacer todo más difícil a su género”. Marta  es mujer y es fuerte, con su pluma arrebata argumentos a la espada. Nos vigila, y tolera,  a los hombres,  desde la altura olímpica de su empatía y de su llama. Y pese a todo lo que pasa; ama y habla. Por antonomasia… Marta”

Lloro por ti, amiga, me alegro por tu vida y tu ejemplo y tu poesía. Como decimos por estas tierras Ikusi Arte! Hasta la vista!.

Os dejo con una de sus reflexiones y os recomiendo su blog. Nunca pasará de moda…

“Hoy me siento enferma

Pero no importa. Estuve ayer patiperriando la feria del libro, echándome el sol a la espalda, entre los puestos de comida y los saludos.
Me divertí a mares con la charla de Laura Restrepo, con la lectura de Antonio Rodriguez y su Chiquita. Parecía una niña corriendo por los pasillos del Miami Dade, sube que baja, baja que sube.
Muerta de risa porque a cada paso encontré un amigo que me abrazó, un personaje a quién saludé, algún libro que me dejó maravillada.
Ví a Kike Santander tocar su guitarra como cualquier hijo de vecino en un puestito, con los ojos cerrados, a años luz del azote caluroso de la tarde.
Ahh la luna de Miami es mi mejor medicina, redonda y amarilla de lo vieja. Y esa magia que tengo cuando la miro.
Hoy no logro levantarme pero no hay problema. Ayer viví, anoche, hace un rato. Hoy los huesos me regañan, me castigan la osadía de ignorar mis circunstancias.
Eso pasa cuando a uno le dicen que tiene cáncer y no le importa.

Hoy no puedo, mañana si.

en el blog

Me alquilo para perder

Anuncios

2 pensamientos en “Me alquilo para perder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s