Bazkaria. Consejos de Comunicación

El viernes es la tercera edición de la Bazkaria. Una cita de networking empresarial que siempre está marcada en rojo en mi calendario de eventos importantes. Si queréis saber algo más acudir a su página y enteraros. Y si no llegáis a tiempo para esta edición es recomendable que la apuntéis para la próxima ocasión.

Cuando vamos a una cita de este tipo siempre tenemos mucho que contar pero tan importante como el qué es el cómo. Os dejo una serie de consejos que en mi caso me han sido de bastante utilidad.

hablar en público

Llegó el momento y hay que hablar en público y eso que parece muy sencillo es, para muchos, algo equiparable a la visita al dentista o (en ellas) a abrirse de piernas en el potro del ginecólogo. ¡Que no panda el cúnico! Como para todo en esta vida, también hay trucos y atajos para hacerlo bien y, al menos, no pasar un mal rato.

Para empezar, y aunque es malo señalar, es de destacar el (pésimo) nivel de la oratoria en nuestro país. Los políticos, los periodistas, los docentes, que son en teoría los que debieran cuidar el verbo y la palabra, son asesinos de las mismas o torturadores en los casos más leves.

Es una utopía contemplar en nuestros colegios asignaturas anglosajonas como el debate y el nivel de la discusión académica en nuestros adolescentes rara vez va más allá del “eh tío, que me rayas!”. Por lo tanto, nada de partir con la desventaja de creer que no vamos a dar la talla. Cualquier frase en la que incluyamos sujeto, verbo y predicado será un 10.  Si además utilizamos el complemento directo, Cicerón llorará de emoción contemplando nuestros progresos.

En el caso de un networking empresarial como es la Bazkaria hay diversas fases de comunicación y en todas es bueno tener unas pautas expresivas. Para empezar es preciso aparcar el sentido del ridículo. No quiero decir que hagamos el ridículo, es cosa muy distinta, sino que tratemos que esos años de monosílabos y apoyo en barra fija y vete tu a hablar con esas chicas que yo no me atrevo, se queden atrás. Curiosamente nadie, y menos en una reunión de estas características, declinará el cruzar unas palabras. Es más, si intentamos la conversación veremos que existe un mundo de experiencias detrás de los rostros anónimos.

EN EL ESCENARIO

Pero es momento de subir al escenario y hablar. Para eso unos cuantos consejos prácticos ayudarán a pasar el trance. El primero, saber cuando empezar y lo más importante, cuándo acabar nuestro discurso. Debemos tener claro de lo que queremos hablar. Evitar las coletillas, los tacos, los eeeehhhhs..,. Nos ayudará hablar en un tono relajado. No tan relajado como para que no te oiga el cuello de tu camisa, claro. El tema del micrófono es punto aparte. Situarlo a un palmo de nuestra boca y evitar el molesto “se meoyemeseoye”. Una muleta es, a nivel sicológico, de gran ayuda. Nunca conviene leer, pero nos resultará conveniente una tarjeta de pequeño tamaño con las cuatro o cinco ideas fuerza que deseemos expresar. Y como nos están viendo no descuidemos la comunicación no verbal: nada de cabeceos, movimientos espasmódicos de piernas, arrascarse la nuca o mirar al suelo huyendo de cualquier mirada. Si no te sientes cómodo hablando a cien personas, habla cada vez con una de esas personas. Miara a alguien del público, conviértelo en tu interlocutor y la cosa comenzará a ser más asumible.

LOS CORRILLOS

Y llega el momento del networking, de los corrillos. Siempre digo que una de las grandes habilidades en una conversación es precisamente el permanecer callado. Pero no hacerlo de una manera pasiva sino escuchando activamente. Los mejores conversadores suelen ser los que más escuchan. Una conversación es un camino de ida y vuelta. Si sólo hablamos es posible que nos perdamos datos de interés que los otros conversadores no han tenido la oportunidad de expresar. A los tímidos es preciso involucrarlos en la conversación con preguntas pertinentes. En el tema de la comunicación no verbal hay un elemento en el que, el que escribe, siempre anda por el filo de la navaja. El tocar a un interlocutor de manera asertiva me parece de interés, pero en algunos lugares eso se considera de mala educación o incluso asusta al destinatario. Ni  que decir tiene que eso, en el caso de conversación hombre-mujer (o viceversa),  es particularmente resbaladizo por el l asunto de la corrección social. A mi, no obstante, siempre me ha dado buen resultado, pero es que, creo  ser una persona de natural cariñoso y, ya lo saben amig@s, el roce hace el cariño.

LA BAZKARIA

Y en la Bazkaria después de la exposición y de los corrillos de nteworking llega la comida. En nuestro País los mejores negocios se hacen en torno a una mesa. No es extraño. La comida (y la bebida, con moderación) bajan nuestra guardia frente a la vergüenza social pero en esto también es necesario seguir unos consejos de comunicación. Hay que intentar no hablar sólo con nuestros vecinos de mesa y, si por el ruido del local o por la disposición de las mesas, ha sido de esta manera, no estará mal aprovechar el momento de los cafés para dar una vuelta y terminar esas conversaciones que antes han quedado a medias.

Buen provecho, on egin

Anuncios

7 pensamientos en “Bazkaria. Consejos de Comunicación

  1. Hola Jorge,

    Para ti lo que necesites, ya lo sabes.

    Sigo pensando que los manuales y los consejos están hechos para saltárselos…

    salvo la parte del baile encima de la mesa que es de obligado cumplimiento, Abrazos agorante 😉

  2. Dicky, este manual de buenas prácticas hay que darle visibilidad como elemento descargable antes de la llegada de todo tipo de sarao. (Igual nos haces una versión para lo de los 119 segundos en Politika 2.0)

    De todas maneras, ya sabes que yo me saltaría todo el guión. Zorionak.

  3. Gracias a todos por vuestros comentarios nos vemos mañana en EITB

    Espero no haber puesto las expectativas muy altas respecto a mi participación en la bazkaria.

    Los que me conocen saben que uno de mis trucos secretos para reclamar la atención del respetable es subirme a bailar encima de las mesas de los bares pero en este caso trataré de conducir una exposición más tradicional 😉

    Respecto a ese evento que comentas, Fernan, me apetecería mucho ir, pero creo que ya tengo la agenda comprometida para esos días, veremos, no obstante, qué se puede hacer

  4. Un juego de malabares o un truco de magia siempre viene bien para deleitar al respetable 🙂

    Por cierto, el comentario que has dejado en mi blog me ha recordado un sarao que va a haber en Bilbo en Febrero que quizás de interese… Video Web 2009, Videocreadores en la red.

  5. vamos que me tengo que preparar un discursito para la ocasion….
    pues trabajo extra para esta semana,porque desde luego no lo pienso dejar a la improvisacion..

    gracias por los cnsejos de oratoria,siempre son bienvenidos..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s