Cómo escribir una felicitación de Navidad

Nos pide un cliente que le escribamos una felicitación de Navidad genérica. Uno de esos parrafitos en los que se desea lo mejor a todo el mundo en general. Creo que, como dirían mis compañeros del grupo: la agencia de publicidad Rúbrica, el target es demasiado amplio.

Lo primero que me parece que debiera hacerse es   personalizar mínimamente la felicitación . Cada unos de los destinatarios tendría que  reconocer el mínimo esfuerzo que ha supuesto pensar  en esa persona concreta.

Tampoco es muy apropiado  para desear buenos deseos con los textos  que otros hayan creado.  Sabemos que nunca, por mucho que lo intentemos, podremos llegar a escribir como Cormac McCarthy. Pero nuestra escritura será nuestra,  para lo bueno y lo malo. Será nuestra voz y no el eco de otras voces. Si se usan esas frases  empaquetadas no estaría mal hacer una reflexión sobre lo que nos impulsó a usar esa frase concreta.

Robert falcon Scott

Y una tercera y última pista que no es de obligado cumplimiento. Ya que nos vamos a meter en un  terreno que normalmente no pisamos, que es el de los sentimientos, creo que lo mejor sería mostrar nuestras sensibilidades aunque sea de manera somera. Hablar de nuestra visión de la vida, hacer una reflexión sobre lo que ocurre y lo que pensamos , cre que  será algo más cálido que una frase tomada de un libro,  por más que, quien la haya escrito,  sea un buen juntador de palabras.

Y dicho esto,  este es el texto que dedicaba a una amiga. Ya se que me contradigo,  porque al ponerl0 en blog, os lo envío a  todos,  pero sabed que también pensaba en vosotros cuando escribí esto….

La fotografía recoge  a mi bota acompañando a su dueño haciendo un trekking hace un mes en los Picos de Europa. La acompaña una frase de Scott que, como sabrás, fue el segundo hombre que llegó al Polo Sur y se dejó la vida en el camino de vuelta. Siempre me ha gustado la estética del perdedor, del segundo. Un poco por llevar la contraria a nuestra sociedad que sólo valora al primero.

Yo creo que somos necesarios los segundos y los terceros (y hasta los cuartos, quintos y sextos …)  para hacer que esto funcione. En tiempos de crisis es cuando más necesarios vamos a ser los seres humanos que, de manera anónima y silenciosa, hacemos que los mecanismos funcionen, que la rueda siga girando, que demos un paso más en el camino de la vida.

Porque, como dijo Scott: “cada hombre haciendo su ruta es un tesoro”.

Anuncios

Un pensamiento en “Cómo escribir una felicitación de Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s