Camden’s burning

Sales por el metro de Camden, aunque los sábados y domingos es posible que esté cerrado, para evitar aglomeraciones, y que te envíe a la siguiente parada. No hay problema, las estaciones están cercanas y el paseo es relajante. Desde el minuto 1 empiezas a ver a gente interesante, a tiendas con reclamos insólitos y curiosos adornos en las fachadas.

En Camden veras, en el norte, el canal que navegando te acercaría hasta el Zoo de Londres. También lo puedes recorrer por sus márgenes en un paseo en el que, si acompaña el buen tiempo, puedes descubrir zonas alejadas del turisteo. Muy cockney.

Camden Lock es un doble canal tradicional , por esta zona han surgido multitud de calles desde los años 70.

Hay muchas tiendas, bares restaurantes y cafés. El área del sur de la estación del metro es la típica calle de Londres, hacia el norte encontramos los mercados y atracciones típicas del lugar. En los Stables hay, en el mercado muchos tipos de comidas. Me encanta un puesto de comida tailandesa y otro de burritos vegetarianos con una salsa de chile que quita el sentido. Si esperas a la hora de cierre, sobre las seis de la tarde, es posible que encuentres gangas en la comida.

Luego en la parte de los pubs y música puedes encontrar el muy casta “The Camden Palace”, en Camden High Street cerca de la estación de metro Mornington Crescent. También me gusta como ponen las pintas y el ambiente no demasiado guiri de The Hawley Arms, junto al puente de Camden Lock. Las noticias que me llegan de amigos dicen que ha sido uno de los afectados por el incendio. Me temo que Amy Winehouse, una de las parroquianas habituales, va a tener que buscar otro garito para trasegar las ingentes cantidades de alcohol que le mete a su, diminuto, cuerpecito. también se suele dejar caer por ahí el novio de la Moss, Pete Doherty. Lo de caer lo digo en sentido literal.

(actualizado 2011, ya sabéis donde está la pobre Amy , D.E.P.)

Resulta curioso tambien el pub gótico, conocido entre los del barrio como “The Dev”. En la puerta pone “The Devonshire Arms”.

Hay que tener en cuenta que un fin de semana en Camden se juntan unas 300.000 personas por lo que no es un sitio muy recomendable para aquellos que sufran de agorafobia.

Esperanza Medina Santamaria y Edurne Koch

El primer recuerdo que tengo de Camden es en los 90, cerca de los 80, cuando aquello era lo más parecido a un mercadillo de barrio. Pocos puestos, muchos chamarileros, ropa de segunda mano y mucha cerveza y risas. Aquí, en la foto, se ve a Edurne y Esperanza probándose unas camperas. Fue una odisea ponerlas pero muy divertido quitarlas. Eramos unos cuantos años jóvenes, pero lo que importa no es la edad sino el espíritu. Espero que Camden, como el ave fénix renazca de sus cenizas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s