Susana Lázaro y Josetxo Etxeberria

Este es el relato en primera persona de Josetxo Lázaro. El accidente que sufrió su familia supondrá para  Stop Accidentes del País Vasco su estreno como acusación particular en los juicios contra los presuntos homicidas que asolan nuestras carreteras.  Mis palabras sobran:

“En la madrugada del 2 de Enero del año en curso, sobre las 0:50 horas, Mi suegro Angel ( conductor), mi suegra Aurora ( plaza trasera central), mi mujer Susana ( plaza trasera tras copiloto), nuestra hija Haizea ( plaza trasera tras conductor) y yo, Josetxo ( copiloto) nos dirigíamos a Hendaia (nuestra casa). Tras haber cenado en casa de los suegros en Hernani, en una curva a izquierdas y con cambio de rasante nos embistió un Nissan Almera.

Tras la colisión mi suegro falleció poco después, nuestra hija de cuatro años, sufrió un traumatismo craneoencefálico muy grave que hizo temer por su vida, pasando 8 días inconsciente en la UVI, otros 12 días consciente, recuperando poco a poco el habla, motricidad, etc., en la uvi, y 7 días en planta, fue dada de alta del hospital el día 25 de Enero, recibiendo el alta médica el 22 de Marzo; mi suegra ingreso grave en la UVI, con politraumatismos, fémur roto, brazos rotos, ha teniendo dos estancias en la UVI, y dos intervenciones quirúrgicas, recibió el alta hospitalaria a finales de Abril, y continua de baja médica; mi mujer  sufrió  fractura de cabeza de fémur y fémur, permaneció ingresada hasta el 1 de febrero, todavía continúa de baja médica a la espera de otra intervención quirúrgica; yo, por mi  parte, tengo polialtralgia ósea y muscular, y me encuentro en tratamiento psiquiátrico por estrés postraumático en grado medio-alto, recibí el alta hospitalaria el día 25 de Enero, y continuo de baja médica.

Decir que ha sido muy duro, no refleja la realidad pasada, mientras nuestra hija se debatía en la uvi, en un primer momento a mí me inmovilizaron por una posible fractura de la L5, lo que me postraría en cama de por vida, con lo cual, y con la inestimable colaboración de todo el personal del hospital Donostia nos pusieron a mi mujer y a mí en una habitación y todos los días los celadores nos llevaban con nuestras camas a la uvi infantil ….

A día de hoy hay dos datos claros, el individuo que nos embistió arrojo una tasa de 2,49 gramos de alcohol en sangre y la velocidad a la que circulaba duplicaba la limitación de 70Km/h establecida en ese lugar.

Nada de lo que ocurra en los tribunales podrá compensar el año que hemos pasado, y los que quedan por venir. Nuestra única satisfacción es que la muerte de Ángel y nuestro sufrimiento sirva para un endurecimiento de las penas, que no todo se soluciona con dinero, y poner todos los medios a nuestro alcance, para que las tragedias en carretera, sean eso, tragedias, y no asesinatos.”

Anuncios

2 pensamientos en “Susana Lázaro y Josetxo Etxeberria

  1. Pingback: Bobos, muy bobos y bobos al volante « Dicky del Hoyo

  2. No sé si dar mi opinión porque el “No comments” que hay dice bastante claro lo que hay.

    Algo, que es una auténtica aberración. Me parece bien que no se considere este tipo de actos como faltas, o distracciones, sino como un delito en toda regla. Ir borracho y encima a esas velocidades es una auténtica bomba. Los hechos lo reafirman, desgraciadamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s