Las ovejas de Cannavacciuolo

Ovejas napolitanasEn la facultad de periodismo nos dijeron que la manera más gráfica para contar una noticia consistía en ilustrarla con una anécdota. Ahora que en Napoles hay un problema de orden público y de sanidad a cuenta de la gestión de las basuras me viene a la memoria la historia de Vincenzo Cannavacciuolo. Este hombre era pastor en Nápoles, llevaba años manteniendo las ovejas en libertad en su tierra. De ellas sacaba leche y lana, pero en 2002 empezó a notar rarezas en sus animales: presentaban malformaciones en la cabeza, a menudo andaban con dificultad, algunas de ellas no tenían lana y muchas abortaban al tercer mes de embarazo. Un día empezaron a morir una tras otra. Murieron más de 1.500 en poco tiempo. Justo después murió Cannavacciuolo de un cáncer en la columna vertebral.

Las ovejas de Cannavacciuolo murieron “con toda probabilidad”, según los expertos, por causa de la dioxina y otras sustancias tóxicas presentes en el aire y en el terreno de esta zona. La dioxina es una sustancia que se libera cuando se queman residuos de forma incorrecta. Según los datos proporcionados por Giovanni Jannuzzi, director del Comité Nacional de Investigación (CNR) de Nápoles, el nivel de dioxina detectado en la leche de estas ovejas resultó ser 13 veces superior al máximo tolerable. Cannavacciuolo tenía en la sangre 20 veces más la cantidad de dioxina tolerable, pero hasta ahora no está demostrada la causa de su muerte.

Así que cuando me dicen que las incineradoras de basuras cumplen rigurosamente lay ley, que tienen filtros, que el nivel de contaminación que emiten es mínimo y que son seguras no puedo dejar de pensar eso tan castizo de “p’a tu culo pirulo”. Nosotros en Bilbao ya tenemos una hermosa incineradora instalada a menos de 800 metros de un barrio de 15.000 personas. También me acuerdo de un accidente industrial ocurrido en Seveso, Italia, en el que las dioxinas tuvieron mucho que ver. Yo, por si acaso, a los amigos de Gipuzkoa que están luchando por evitar que les instalen una incineradora les advertiría para que, ahora que todavía están a tiempo, lo eviten.

Y para los políticos que dicen que no existen alternativas para la basura les diré que existen tres. Reducción, reutilización y reciclaje. Tambien el compostaje. No son disyuntivas caras, la salud y el medio ambiente no tienen precio. Las basura no es sólo un residuo, es una materia prima que, como todas, puede ser utilizada. Un bien que, asimismo, es finito como todos los recursos. La basura no es sólo un desperdicio.

post relacionado:

Piensa en global, actúa en local

Anuncios

2 pensamientos en “Las ovejas de Cannavacciuolo

  1. En ocasiones me consta que el contenido de los diferentes contenedores han ido a parar al mismo lugar. No obstante mi lado optimista quiere creer que eso sólo pasa pocas veces.

    Si hay un partido que habla de la basura en su programa electoral: IU, que son los que, por sistema, se oponen a la incineración. Del resto de los partidos y sus posiciones ante ese problema me imagino que su retrato global, al margen de posturas es la actitud que han tomado en las votaciones para apoyar las Incineradoras.

  2. Nos hablarán de basura los políticos en las próximas elecciones? Me temo que sólo se toma como un problema local.
    Y a donde van a parar nuestras basuras recicladas? Parece que no cuesta nada separar pero cuando hay que buscar un contenedor de color que queda lejos siempre nos hacemos esa gran pregunta, porque es sólo un rumor o será verdad que al final las vuelven a juntar todas en el mismo sitio y que la separación es sólo para concienciarnos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s