Beowulf y Afterplay

Este fin de semana asistíamos a dos espectáculos. Por un lado, y en el marco del Festival de teatro de Santurtzi, que este año alcanza su XXVIII edición, acudimos a ver Afterplay. Esta obra que interpretan Blanca Portillo y Helio Pedregal habla de la soledad, de la necesidad del otro y también de las pequeñas mentiras que contamos para construir el personaje que nos gustaría que los demás contemplaran cuando nos observan.

Beowulf habla curiosamente de lo mismo, de un héroe que debe mentir para construir la leyenda que los demás necesitan desesperadamente. Por un lado,  el teatro cuenta la historia de una forma minimalista. Por otra parte, el cine, atacado por la decadencia y las descargas de Internet busca nuevas vías para contar lo mismo: una historia. Beowulf es una película rodada con el sistema de captura de imágenes que ya se empleara en Polar Express. También en alguna salas se exhibe en tres dimensiones. Si se puede es recomendable acudir a verla en este formato sorprendente. Esta cinta es el indicador de por dónde irán las tendencias de las grandes productoras a la hora de fidelizar al público y hacerle acudir al cine. Y es que, para ver lo mismo que horas más tarde está en la manta, muchos no se toman la molestia de acudir a salas que en muchas ocasiones resultan más incomodas que las ya grandes pantallas planas caseras.

Porque al fin y al cabo se trata, de contar una historia y eso, desde el chamán que al lado del fuego relataba las peripecias de la caza, hasta la lanza tridimensional que te alcanza desde la pantalla en esta historia épica, poco ha cambiado. Si Beowulf fuera una gran película, el 3D y los acartonados personajes que recuerdan a un videojuego, se hubieran diluido en la narración. Pese a Angelina Jolie saliendo de un lago bañada en oro, la cosa queda pobre y extraña. Y para eso el mejor 3D, hoy por hoy, sigue siendo una obra de teatro en la que el actor te mira a la cara y, si tiene una buena noche, te emociona.

relacionado
Brad Pitt, Angelina Jolie y el barrendero de Castrejana

Anuncios

2 pensamientos en “Beowulf y Afterplay

  1. Pues en este caso, yo creo que la peli no merece demasiado la pena (a nivel artístico) pero el asunto de verla en 3D es muy curioso. Lo de los cines coincido contigo, los aires acondcionados son matadores y hay determinadas sesiones (sabados, domingos, gentío y ruido a granel) que mejor ni tocarlas

  2. Ufff pues Pernan alias El Pesailla me quería llevar a verla y casi pico por hacerle un favor, pero la última vez que insistió ya me negué en rotundo.
    Por desgracia para mi ir al cine es una pesadez por el sonido y por el acondicionamiento de las salas (aire acondicionado o calefacción) así que intento ir sólo cuando pienso que realmente va a valer mucho la pena ver una pelicula en pantalla grande. Si no queda el video y el “interné”, porque la experiencia suprarrenal con las pelis del manta nos han quitado las ganas de to.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s