Violencia de Género: el guardagujas de la Alemania Nazi

¿Hubiesen sido posibles los campos de concentración nazis sin la complicidad de gran parte de la sociedad alemana? Hubiera podido construirse una maquinaria de exterminio si por ejemplo, el humilde guardagujas de una estación perdida, en la ruta de Auswicht, no hubiera accionado el cambio de vías al paso de un convoy lleno de seres humanos destinado al matadero?

¿Sería posible una estadística de mujeres muertas y heridas por la violencia doméstica o el terrorismo machista sin una sociedad que mirara para otro lado? Del número de ataques denunciados sólo un 3 por ciento lo hace la familia. En muchas casas las paredes de papel permiten a los vecinos saber con certeza que en la habitación de al lado le están partiendo la cara a una mujer.

Pero lo peor es la complicidad activa. Convertir esa violencia en un espectáculo morboso. Unir a víctima y a verdugo en un programa de testimonios de telebasura. Banalizar algo tan grave. Son guardagujas de la alemania nazi la audiencia de ese programa que busca una emoción alimenticia que les adormezca la conciencia, los anunciantes que se aprovechan del tirón de la mierda, los directores de la cadena que buscan subir sus puntos de share, las productoras que se pelean por ofrecer carnaza para seguir con el programa, los directores del espacio que llevan al límite a sus redactores para buscar ese testimonio que enganche a la audiencia. Y los redactores; periodistas que bucean en asociaciones, comisarías, grupos de apoyo para conseguir, casi siempre con engaños, que acuda la asustada víctima a un plató de televisión en la  que será un cebo preparado para los lobos.

Yo durante dos meses fui un monstruo, colaboré con los nazis y ayudé a accionar el cambio de vías en uno de esos programas. Fui redactor de la telebasura y busque testimonios. Sólo conseguí una media docena. No me siento nada orgulloso,  pese a que, hace diez años, esos programas eran la peli “Bambi” de Disney comparados con los de ahora. Me pude haber negado, pero necesitaba ese trabajo y durante dos meses me fui para casa sintiéndome sucio y miserable. Me salvó la campana. El programa duró muy poco porque tuvimos la suerte de tener una presentadora mala, mala, mala y ETB lo retiró de su parrilla para poner otra cosa parecida realizada por otra productora. ¿Y si hubiera seguido la cosa? ¿Hubiera sido capaz de plantarme un día, de no accionar la palanca del cambio de agujas?

relacionados:

16 días (contra la violencia de género)
Si eres hombre…
No es no

Hoy, 25 de noviembre es la Jornada Mundial contra la Violencia sobre la Mujer

Anuncios

3 pensamientos en “Violencia de Género: el guardagujas de la Alemania Nazi

  1. Muy gráfico el paralelismo, Javier, hay veces que conviene refrescar la memoria a la gente para que no minimice ciertos problemas. Puede que en esta entrada no pero en la siguiente pensaba poner un enlace a este post, si no te importa.

    Un cordial saludo,
    Joaquín

  2. Hola Javier!

    Lo de la presentadora me dijo mi abuelita (Q.E.P.D.) que se dice el pecado pero no el pecador. Sigo pensando que a la hora de repartir culpas gran parte de la responsabilidad está en la audiencia. No es cierto que un millón de moscas no se puedan equivocar.

    Y ¡que viva el eclecticismo! (suena bien, estoy pensado en registrar el dominio… viavaeleclecticismo.com )

  3. Aupa compañero!!
    No es para que te fustigues tanto. Si lo trasladas a otros géneros periodísticos, resulta que todos hacemos algo similar. Además, en cada redacción de telebasura hay tipos muy diferentes, desde el/la pardillo/a que está ahí porque no hay nada mejor o por inercia, a las hienas trepalaris a las que les importa un huevo la mierda que haya detrás de las historias que consiguen.
    (A todo esto, ya me contarás en petit comite quién era esa presentadora mala mala mala, porque le doy vueltas y no caigo)
    Ah, y que viva el eclecticismo, por supuesto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s