No te mando flores, Marta

Pensé en mandarte un ramo de flores,
pero me dijeron que son malas viajeras…
Que, en los vuelos transatlánticos, molestan a las azafatas;
se acatarran, estornudan,
y el resto del pasaje protesta
por el trato de favor a las muy descaradas.

En ocasiones, la policía del aeropuerto,
si la flor aparenta ser extranjera,
digamos un rosa, un clavel,
o un ramo de azahar
(¡que bella palabra!)
la retienen y no la dejan traspasar
esa línea imaginaria.

Por eso llegué a la conclusión de que,
nada de flores.
Te envío los mejores viajeros:
un pensamiento,
La luz que se cuela por la balconada,
un olor a comida recién hecha,
el ruido de las olas en la playa.

Pero sobre todo te mando poesía,
“porque la poesía es una ventana”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s