Leones y Corderos

He salido del cine con una sensación extraña. Cuando vas al cine sueles pensar que el tiempo narrativo siempre es pasado, pero en esta ocasión, este guión, puede que este ocurriendo ahora o que ocurra mañana. De hecho, hoy 10 de noviembre de 2007, mientras escribo estas líneas, uno de los titulares que me sirve la agencia EFE es la muerte en un ataque en Afganistán de ocho soldados norteamericanos en lo que, describen,  es el mayor y mas sofisticado ataque talibán en muchos meses.

La nueva ruta del terrorismo wahabista

Leones por corderos está dirigida por Robert Redford y son tres historias narradas con un ritmo muy cercano al del teatro. Un profesor universitario que interpreta el propio Robert Redford que trata de alentar a un alumno brillante pero indolente y que pone sobre la mesa el asunto de la (falta) de implicación y responsabilidad en nuestras sociedades. La otra historia es el duelo interpretativo (merecedor de premio) de Meryl Streep, una cansada periodista política y Tom Cruise un halcón del partido republicano. Cruise le anticipa la nueva estrategia del pentágono en Afganistán y cuenta tantas cosas y tan bien expresadas que no puedes evitar sentirte algo molesto desde tu posición de europeo escéptico. Habla de cómo, los americanos están en primera línea de fuego, aceptando todas las pérdidas (humanas y económicas) frente a un terrorismo que pretende que nuestro primer mundo retroceda  a una  Edad Media Fundamentalista. Casi nos convence porque Redford no expone a un personaje repulsivo sino que, Cruise,  es un encantador de serpientes (que me recuerda al rol que interpretó en Magnolia) que además de contar algunas verdades y reconocer errores neocons evita exponer las, muchas, intenciones bastardas de esa presunta lucha contra el eje del mal. También en esta conversación se pone a la prensa como colaboradora, cómplice o en ocasiones alentadora (por motivos de ingresos publicitarios o de afinidad ideológica) de muchas de las guerras.

La tercera historia es la de dos ex-alumnos del profesor universitario, que alistados en las fuerzas especiales, interpretan la petición de implicación que les hizo su maestro y entran como piezas en la nueva estrategia que plantea el congresista.

Es una película que plantea hipótesis que, ahora mismo, se están manejando en los despachos de Washington y que, probablemente acaben provocando  otra guerra. Es inquietante la idea expuesta de que Irán, posibilite el paso de luchadores wahabistas (pese a que son lo más opuesto al chiismo)  a través de sus territorio para atacar a las fuerzas desplegadas en Afganistán. No debemos olvidar que en ese territorio están desplegadas fuerzas españolas. En las  palabras de uno de los alumnos de Redford está otra de las verdades ocultas de la política exterior norteamericana. “Decimos que luchamos contra el terrorismo, pero uno de sus principales patrocinadores, que es el régimen de Arabia Saudí es nuestro aliado”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s