Somos la generación que está gastando la herencia de sus hijos. (Tonucci)

Francesco Tonucci & Dicky del HoyoComo os contaba la semana pasada, tuve la fortuna de conocer en persona en Roma a Francesco Tonucci, del que ya os hablé en un post anterior. Francesco trabaja en el Instituto de Psicología del Consejo Nacional de Investigaciones (CNR) de Roma, y ha dedicado su actividad profesional al estudio del pensamiento y del comportamiento infantiles en el ámbito de la familia, la escuela y la ciudad.
En 1991 promovió y dirigió el proyecto “La ciudad de los niños” en el Ayuntamiento de la ciudad italiana de Fano y desde 1997 está a cargo del proyecto internacional del CNR que lleva el mismo nombre. Desde 2001 es responsable científico del proyecto “Roma, la ciudad de los niños” del Ayuntamiento romano.

Fue un auténtico lujo conocer de primera manos sus opiniones que luego trasladará en un Congreso sobre Movilidad Urbana a expertos en esa materia. He realizado un pequeño resumen de sus palabras y os lo dejo para podáis conocer algo más de lo que piensa este ser humano afable, inteligente y sabio.

Grace Francesco!

“Si los niños pierden el derecho a usar la ciudad, la ciudad pierde, a su vez, a los niños. Es importante en el desarrollo de los niños que sus cimientos como seres humanos se construyan solos, el niño debe aprender a jugar sólo, sin la constante tutela de un adulto que dinamice su ocio.

Ahora los niños no tienen a su disposición un espacio urbano que les permita el juego y esto se compensa comprándoles muchos objetos. Antes los niños estaban sujetos a la hora de estar en la calle a unas serie de normas espaciales, temporales y sociales, pero esas normas sustituían a la contante supervisión de los adultos. La ciudad contemporánea ofrece a los niños espacios especializados para su juego pero estos lugares no permiten el desarrollo de habilidades sociales que antes el niño conseguía por su cuenta. Cuando se cumplen los 14 años a muchos niños, en Italia, se les premia con el regalo de una moto. La consecuencia de dar esta motocicleta a niños que no han desarrollado sus habilidades sociales es un elevadísimo número de accidentes y muertes en este segmento edad.

Otro aspectos igualmente es importante es cuánto cuesta a una ciudad perder a los niños. Nosotros hemos dejado a los niños en un rincón para que no molesten. Y esto provoca algunas reflexiones amargas. Esta, la nuestra, es probablemente la primera generación en la Historia que no se está haciendo cargo del bienestar de las generaciones que vendrán tras ella. Los italianos y españoles somos nietos de abuelos que emigraron a países como Alemania o Suiza. Allí llevaron vidas de bestias. Sufriendo prácticamente toda su vida en minas, construcción y factorías. Dedicaron su vida a un bienestar futuro, esperaban que sus hijos y nietos vivieran mejor. Y lo consiguieron y nosotros tenemos que agradecérselo. Su herencia fue casi diez años más de expectativa de vida y bienes de consumo y bienestar. Nosotros estamos, hoy, tirando conscientemente esta riqueza. Una reciente investigación afirma que todos los ciudadanos europeos estamos perdiendo nueve meses de esperanza de vida a causa de la contaminación. Otro estudio más reciente dice que nuestra generación esta invirtiendo la constante histórica que hasta ahora señalaba que cada nueva generación mejoraba en calidad de vida a la anterior. Esto es una vergüenza y frente a estos datos debiéramos parar, reflexionar y hacer algo …”

post relacionado

el vídeo completo de la entrevista 

Anuncios

4 pensamientos en “Somos la generación que está gastando la herencia de sus hijos. (Tonucci)

  1. Pingback: Movilidad, las mismas calles para tod@s « Dicky del Hoyo

  2. Pingback: Francesco Tonucci, La Ciudad de los Niños « Dicky del Hoyo

  3. Hola Pernan!

    De acuerdo, lo reconozco. No me apellido “del hoyo” sino Mgawe Molongo :-).

    Yo no tengo hijos, pero veo a algunos de mis conocidos con niños muy, muy desorientados. Me recuerdan a un episodio de la película de Nanni Moretti, “Caro Diario”, en el que, cuanto más intelectuales eran los progenitores y más teorías tenían sobre educación, más se les subían a la chepa los hijos.

    Venga ese café, ¿cuando quedamos para ponernos al día?

  4. Dicky, pero si eres negro! Las cosas que dice ese señor son lo más. He cursado el CAP recientemente, y preparando una unidad didáctica, me venía a la cabeza la idea de que tal vez por primera vez en la historia, los padres no tiene ni idea de qué van los juegos de sus hijos (cartas Magic, Rol, consolas). La fractura generacional es brutal, mayor que con los punkies, por lo menos, ellos escupían a las viejas. Ahora, simplemente viven en otra dimensión.

    Tengo el comic que pusiste el otro día en un libro! “Manual de evaluación educativa” de Maria Antonia Casanova.

    Un saludo! A ver cuando tomamos una birra o un té o algo así.
    Tampoco eres tan carroza!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s