Las ruedas de prensa, porqué, cuándo y cómo

Acudo a una rueda de prensa como Medio invitado y veo cosas que me hacen, como periodista reflexionar. En mi caso tengo la suerte de trabajar en una de las grandes empresas de comunicación del País Vasco. Este grupo, además de editar medios on-line, es también consultora de comunicación y por lo tanto podemos observar este tipo de actos desde el punto de vista del cliente que convoca y del periodista de un medio que acude a recoger los datos.

Basándome en la, mala, experiencia de la rueda de prensa a la que acabo de asistir (que obviamente era convocada por otra empresa) dejo unos consejos para aquellos que decidan convocar a los periodistas.

El primero, y más obvio, es que sólo se debe convocar una rueda de prensa cuando el tema lo merezca. Debe ser importante, que a los periodistas les merezca la pena desplazarse para lo nuestro. Debemos pensar antes de convocar una rueda de prensa: ¿lo podemos hacer de otra manera?. Hay alternativas, que pueden ser las notas de prensa remitidas, quedar con los periodistas individualmente para charlas informales o entrevistas, etc.

Supongamos que este es el caso; nuestra rueda va a hablar de algo importante y este formato es el que le conviene. No obstante el tema, en la rueda de prensa aludida, el titular de la noticia, ha quedado diluido en un torrente de datos que hará que los que han pagado el sarao no queden (o no debieran de quedar si son listos) muy satisfechos de lo que digan los periodistas después.

Es importante que la persona o personas que intervengan lleven un guión de la intervención y se atengan al mismo. Brevedad, concisión y claridad.

Modo ironía ON: “Los periodistas son muy ceporretes, van con mucha prisa y seguramente les importará lo que vas a contar poco menos que una mierda. Tipos cultos como yo son la excepción del gremio”. Modo ironía OFF. Por eso el tema hay que dárselo muy masticado. Cuatro grandes fases y poquito más. Es importante también que el material de apoyo: dossier, vídeos… esté bien preparado. Será un refuerzo de nuestro mensaje.

Hay que dejarles (a los periodistas) tiempo para que pregunten, pero las preguntas deben ser, como el toro picado antes de la faena, conducidas con arte hasta el terreno de lidia que nos convenga.

Y llegado a este punto hablemos de tiempo. La rueda de prensa citada ha durado 56 minutos. Sobran, obviamente, cuarenta minutos de ese cómputo general.

El que convoca una rueda de prensa debe saber que, desde el minuto que entra el primer periodista ya está en rueda de prensa. No existe off the record, aquí no se lleva, y el periodista por jovencito, lleno de granos y chupa vaquera que gaste es un periodista. Que no se le trate como al mensajero que viene a entregar una pizza (dicho sea con todos mis respetos a los pizzeros). Los temas informales de los que se hable con ellos deben tener relación con las necesidades informativas. No podemos quedar como unos auténticos gilipollas hablando de fútbol, chicas y el sursum corda con los informadores y luego pretender que nuestro posterior discurso sea creíble. Somos nosotros, la persona, el vehículo de ese discurso y debemos dar y darnos la categoría que nuestra información merece.

Puntualidad muy importante. Hay que empezar con un máximo de cinco minutos de retraso. Los periodistas que han acudido tienen horas de cierre y probablemente otro acto que cubrir en localizaciones a media hora de recorrido. También es importante saber que si convocas a una rueda de prensa muy pronto, muy tarde por la mañana, muy tarde por la tarde o en fin de semana, es casi seguro que te enfrentes al “tierra trágame” de (upps) no ha venido nadie. No estaría de más consultar las previsiones de la competencia acudiendo a las que elaboran, por ejemplo, las agencias de noticias.

Y los señores que recepcionan al periodista no sólo tienen que recoger sus datos como si un funcionario de aduanas se tratara. Deben estar atentos de las necesidades. Colocar a los periodistas, saber si estos necesitan algo más de información aparte del dossier.

Anuncios

Un pensamiento en “Las ruedas de prensa, porqué, cuándo y cómo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s