“Muere lentamente quien no viaja”

ciguenasCon esa frase (atribuida a) Neruda comienza un bello poema. Lo leo y lo recuerdo en el blog de una querida amiga. Y eso me hace pensar. Pienso en el hecho filosófico del viaje y del viajero. Estos días he recorrido, acompañado de Jone e Iban, mis compañeros, mi tercera feria de vacaciones y viajes. Seguimos presentando un proyecto (start up, que se dice ahora) realizado integramente desde la empresa en la que trabajo. En tres meses he estado en el monstruo de Fitur y en las pequeñas y asumibles Fire de Barcelona y Expovacaciones de Bilbao. Estas ferias son escaparates para el mayorista y para el pequeño viajero que quiere preparar su viaje.

Hablando con importantes responsables políticos, encargados en sus respectivas comunidades de la promoción turística, se me plantea idoneidad de estas ferias. De su oportunidad y de su futuro. De su cada vez más evidente decadencia. Cada vez más personas eligen su viaje por Internet.

Pero no es de eso de lo que quiero hablar, sino del viaje como concepto. Impulsados muchas veces por impulsos consumistas, almacenamos viajes y destinos en nuestra retina y, muchas veces, nos quedamos en la cáscara de lo que visitamos.

Un viaje apasionante puede ser a la vuelta de la esquina y también se puede ir al final del mundo y no viajar.

Viajar, es un estado mental. No creo en el viaje en “paquete organizado” que sólo sirve para acumular monumentos y ciudades y destinos. Un viaje debiera ser iniciático, a pie de calle. Vivir y hablar con aquellos a los que se visita. Un viaje es, por ejemplo, patear el Camino de Santiago e impregnarte de su mística y esencia, o mezclarte en una taberna con los viejos de un pueblo y escuchar su charla. Viajar, es, en definitiva, compartir y amar. En eso creo que pensaba el poeta cuando escribió sus versos.

post relacionado:

La poesía es una venta, recital de Héctor Alterio 

Anuncios

5 pensamientos en ““Muere lentamente quien no viaja”

  1. Aupa Xabier, zelan?;

    Me voy a enterar bien del origen de este poema pero te dejo con dos comentarios que he encontrado en Internet:

    1.- En el blog Pnafleto Negro: http://www.panfletonegro.com/volante/2007/05/23/reaccion-en-cadena/ dicen esto:

    * Ese texto se llama ” Muere lentamente “, es un mito urbano como tantos que circulan por el internet atribuido a la pluma de Pablo Neruda, así como “La Marioneta” fue endosado a Gabo, su verdadero autor es toda una incógnita, pero si dudan que ese poema de arriba no pertenece al poeta chileno y yo estoy en un error porque el Google lo afirma como uno de sus poemas, pues les dejo el email de la Fundación Neruda: info@fundacionneruda.org para que lo confirmen con sus propios ojos.

    2.- Este no es un poema de Neruda… sino un poema que alguien confeccionó a partir de una reflexión real de Neruda, que posteo al final del presente (fuente http://www.loquesomos.org/elpalabro/poesia/poesia.htm)

    Esa es una reflexión de un internauta apodado “El Arcangel Gabriel”

    REFLEXION ORIGINAL DE PABLO NERUDA

    Muere lentamente
    Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

    Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.

    Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

    Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

    Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

    Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

    Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

    Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

    Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

    Pablo Neruda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s